25.8 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Presa Milpillas sigue como solución al desabasto de agua; las negociaciones continúan

■ Hay acercamientos con los ejidatarios de la región, mediante Secampo, para crear conciencia, afirmó el gobernador David Monreal

■ Es un proyecto que se puede retomar; estuvo el director de FIRA y se le planteó un plan para el aprovechamiento de agua

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CLAUDIA BELMONTES •

El gobernador David Monreal Ávila aseguró que la presa Milpillas sigue siendo una opción para el estado, debido a que cada vez más son menos los mantos acuíferos, por lo que hay acercamientos con los ejidatarios de la región para concientizarlos, esto mediante la Secretaría del Campo (Secampo).

- Publicidad -

El mandatario señaló que anteriormente se le metió mucha anarquía al asunto de la construcción de la presa en el que hubo mal y sólo se le dio al traste a un buen proyecto “entre las cosas que considero como mal manejo están el valor que le dieron de indemnización en una primera etapa a las hectáreas de superficie, les estaban pagando según información de los propios ejidatarios la cantidad de 6, 8 y 10 mil pesos, la verdad muy barato y luego terminaron pagando 50 o 60 mil pesos y todas esas cosas contaminaron el proceso”, puntualizó.

En ese tenor dijo que ahora los ejidatarios están más sensibles a la propuesta y la verdad es que es un proyecto que tiene mucho avance, es viable, pero que lamentablemente ese cochinero y hasta en un inicio se corrompió, pero es un proyecto que se puede retomar y es una de las alternativas para Zacatecas en materia de captación de agua.

“Milpillas es una opción y la otra opción es la sustentabilidad. Hoy estuvo aquí el director de FIRA y le plantee que hagamos un plan para el aprovechamiento de agua, para que de ser necesario se privilegió el destino de gasto de agua, y la prioridad tiene que ser el uso humano, todavía no estamos a niveles de no contar con el vital líquido, pero con el cambio climático en los últimos tiempos se ha bajado los niveles de los mantos freáticos”, enfatizó.

Antecedentes

Desde el inicio de la administración de Alejandro Tello se anunció la construcción de la Presa Milpillas como la obra que no solamente dotaría de agua a la zona metropolitana que abarca los municipios de Fresnillo, Calera, Zacatecas y Guadalupe, al construir, además de la presa, un acueducto de 167 kilómetros, sino que sería también el sello y la que marcaría el sexenio tellista y daría continuidad a lo planeado por su antecesor y copartidario Miguel Alonso Reyes.

Sin embargo, desde el origen el proyecto, tanto ambientalistas, investigadores y académicos criticaron que la construcción se hiciera en Asociación Pública-Privada.

El costo total de la obra, se informó en su momento, superaría los 4 mil 200 millones de pesos y se preveía que fuera inaugurada en 2021. Contaría con el acueducto, que a su vez tendría una planta potabilizadora. A un costado de la presa, se colocarían dos sistemas de rebombeo de agua, así como una línea de conducción de un ducto de acero de 1.20 metros de diámetro y 167 kilómetros de longitud que llegaría hasta Fresnillo, donde se construiría un acuaférico de 84 kilómetros que pasaría por Calera, Zacatecas y terminaría en el municipio de Guadalupe.

Rechazo y conflicto con ejidatarios

Luego de que se anunciara que el proyecto se realizaría en Asociación Pública-Privada, además del desconcierto y la desconfianza entre los habitantes de la zona, comenzó a asomarse también el rechazo, porque consideraban que dichos ejidos eran víctimas de un olvido histórico y urgía infraestructura, obra pública y mejores servicios para la comunidad y no para otros municipios como se estaba proyectando.

El 17 de julio de 2019 la Comisión Nacional del Agua (Conagua) canceló la licitación para la construcción de la presa Milpillas, debido a que no había certeza jurídica sobre los terrenos ejidales del río Atenco, donde se pretendía erigir el embalse, por lo que fueron diferidos los más de 500 millones de pesos que el presidente Andrés Manuel López Obrador autorizó en enero de ese año para la obra.

Mediante un comunicado, Conagua explicó que el gobierno de Zacatecas debió resolver sobre la propiedad de las tierras de acuerdo con un convenio de coordinación suscrito en 2018, además de que no se entregaron los permisos ni la liberación de tierras de los ejidos Atotonilco, Estancia de Guadalupe y El Potrero, donde además se planeaba instalar un acueducto.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias