14.8 C
Zacatecas
domingo, 27 noviembre, 2022
spot_img
[balazo_top]

Autoridades ambientales privilegian la minería sobre cuidado de la naturaleza

[ljz_balazos]

Más Leídas

- Publicidad -

■ Piden a empresarios no preocuparse sobre una declaratoria de Área Natural Protegida

■ El caso genera incertidumbre jurídica a sus inversiones en la entidad, según desplegado

- Publicidad -

■ ANP pondría en riesgo actividades productivas como la ganadería y agricultura: Armas

El secretario de Agua y Medio Ambiente (SAMA) de Zacatecas, Víctor Armas, manifestó a los canadienses que organizados en la Cámara de Comercio de aquel país, que no deben preocuparse por la intención de establecer una declaratoria de Área Natural Protegida para el Semidesierto Árido Zacatecano.

Lo anterior, con relación al desplegado publicado este lunes en un medio nacional, entre otras cosas manifestando que la declaratoria de Área Natural Protegida para el Semidesierto Árido Zacatecano les genera incertidumbre jurídica a sus inversiones en la entidad, que “no deben preocuparse (…) el gobierno -de Alejandro Tello Cristerna- ha externado su negativa de manera formal prácticamente desde el pasado 16 de octubre”.

El mensaje del titular de la dependencia fue dirigido de manera específica a Michael Harvey, “uno de los firmantes”, (que se ha difundido, es representante para asuntos Latinoamericanos de Goldcorp).

Mientras utilizó los medios de comunicación para informar a Harvey de la decisión del Gobierno de Zacatecas, para dirigirse al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Armas, refirió que en la reunión en la que participó junto con el titular del Ejecutivo estatal, Alejandro Tello Cristerna, “querían decirle” a Alejandro Pacchiano Alamán “viéndolo a los ojos (…) que no estamos de acuerdo” con la citada declaratoria.

El gobernador y los seis presidentes municipales cuyas demarcaciones estaban involucradas en el proyecto de declaratoria de la ANP, de Melchor Ocampo, Villa de Cos, Mazapil, Concepción del Oro, Francisco R. Murguía y El Salvador, “extendieron un oficio al secretario de Medio Ambiente Pacchiano para decirle que están en contra de la declaración”, sustentándolo dijo, en el artículo 58 de la Ley de Protección Ambiental.

Precisó que el mandatario estatal ha sido “muy claro, hay en este caso un equilibrio y un gran compromiso de Alejandro Tello de participar con acciones, con políticas públicas tendientes a evitar el Cambio Climático, la preservación del ambiente, pero también estamos señalando que antes que cualquier cosa está el bienestar general, el bienestar de las mayorías y ésta es una razón de Estado para Zacatecas”.

De una población de poco más de un millón y medio de habitantes en la entidad, “la actividad minera genera 5 mil empleos directos, 10 indirectos, y aproximadamente hay inversiones superiores a los 8 mil millones de dólares y a 30 años, prácticamente superiores a los 5 mil millones de dólares”, dijo en sustento de su argumentación.

En contradicción con lo que apenas minutos antes había manifestado el gobernador del estado, sostuvo ante los medios de comunicación que el mandatario objetó la totalidad de las poco más de 2 mil millones 270 mil hectáreas que se pretendían proteger con el decreto citado.

Antes Tello Cristerna había precisado que su propuesta para el Desierto Semiárido de Zacatecas hecha ante el titular federal de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán, en reunión celebrada fue que “tampoco nos estamos cerrando un cien por ciento, se está proponiendo un porcentaje que no sea la totalidad de los 2 millones de hectáreas” y que otros estados participen.

En esta última hipótesis, ni Tello Cristerna ni el que llamó experto en el tema, Víctor Armas, pudieron aclarar dónde se ubican dentro de la zona semidesértica de la entidad, las 2 mil hectáreas que el pasado 20 de octubre manifestó el gobernante que quería “permutar” por zonas de las sierras de Monte Escobedo y Valparaíso.

El discurso posterior se centró en el caso de ambos, en asegurar que su decisión es cualitativa más que cuantitativa, respecto de optar por las zonas serranas de la entidad para proponerle a Semarnat otras ANP que contribuyan al acuerdo de la COP que se celebrará en México y en cuyo contexto se había anunciado que Enrique Peña Nieto anunciaría la declaratoria de la Reserva de la Biosfera para el Desierto Semiárido de Zacatecas.

Tal como se difundió mediante un boletín de prensa el pasado 25 de octubre, donde se informa que la decisión sobre este tema “será basada en privilegiar el desarrollo económico del estado”, Víctor Armas precisó que “porque la Semarnat dice que no afecta la actividad minera –el Área Natural Protegida-, les voy a poner un dato, la Ley de Equilibrio Ecológico federal dice por ejemplo, que no puede haber minería si afecta el paisaje. Yo de verdad les digo, muy respetuosamente que ustedes me puedan decir exactamente ¿Cuál es una actividad, o en qué sistema de producción minera no se afecta el paisaje? Pues no se puede hacer minería, simplemente no se puede hacer minería”.

De esta manera el titular de la dependencia normativa para la protección del medio ambiente y el agua de Zacatecas litigó a favor de las mineras ante la Semarnat, pues precisó también, “yo les debatí esa parte con ellos”.

Dijo no ser un experto en el tema minero pero que sí lo ha estudiado, porque “para eso el gobernador me generó su confianza” (Víctor Armas asumió el cargo de secretario de Agua y Medio Ambiente hace poco menos de dos meses).

Según Víctor Armas la declaratoria de la ANP también ponía en riesgo la realización de actividades productivas como la ganadería y la agricultura.

En respuesta a la observación respecto de la función que cumple y que debiera implicar el cuidado de las áreas naturales de la entidad “y no tomar postura como un secretario de Economía”, contestó a la prensa, “yo creo que estás mal porque mi trabajo si tu revisas la Ley Orgánica de la Administración Publica, precisamente me señala una responsabilidad y como entidad normativa ambiental yo no puedo avalar algo que está mal hecho”.

Al respecto sostuvo que es mentira que el Desierto Semiárido de Zacatecas que pertenece al Gran Desierto de Chihuahua, constituya la zona en su tipo con mayor biodiversidad en el mundo como había argumentado por varios años el actual delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en la entidad, Julio César Nava de la Riva, para sustentar la creación de la ANP bajo la figura de la Reserva de la Biósfera.

Dijo en general que el Estudio Previo Justificativo de la ANP tiene omisiones y deficiencias, y que el área propuesta no forma parte de las prioridades de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio) ni de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

“Prácticamente el 70 por ciento del área ni siquiera está dentro de las prioridades de la Conabio, esto no está sustentado, esto no estuvo bien hecho (…) éstas son las prioridades de conservación que maneja la propia Conabio y de Conanp, y le explicábamos a Pacchiano y al Comisionado”, dijo señalando un documento que presuntamente sustentó los argumentos en contra de la ANP que esgrimieron ante Pacchiano Alamán, tanto Tello Cristerna como Armas en la citada reunión, y que dijo facilitará a este medio de comunicación en copia.

Víctor Armas también informó que está en estudio en su parte jurídica y técnica el impuesto que la entidad pretende cobrar el próximo año y al que se refirió como “impuesto ambiental” o “impuesto contaminante”, tanto a las mineras como a los ganaderos, basado en la medición de la contaminación en el aire por sus actividades.

“Y estamos prácticamente inmersos en la ruta de entrar a este sistema de información de calidad del aire nacional y esto nos va a permitir también medir las emisiones contaminantes prácticamente, de todas las empresas de Zacatecas”.

Dijo que no ha habido reuniones con las empresas mineras para hablar de él y negó que fuera una contraprestación por darle el “no” a la declaratoria de la ANP.

“Nuestro interés es el estado y evidentemente quizá en la ANP pueda parecer que nuestro interés esté visto de manera económica, pero también cuando vayamos al impuesto ambiental ustedes van a decir, el secretario tenía razón porque el interés es Zacatecas, les vamos también a cobrar a ellos”.

Dijo sobre el tema que comentó “puede ser nuestra fuente de recaudación”, que tendrá mayor información sobre la base gravable en una semana.

Por otra parte, sostuvo que las mineras no provocan contaminación de agua en la entidad porque tienen plantas tratadoras del líquido con tecnología de punta, y sobre el asunto del agotamiento de los mantos freáticos y por tanto de pozos en el Desierto Semiárido de Zacatecas como han señalado ejidatarios de Mazapil, objetó “eso es otra cosa, no tiene nada que ver”.

Según Armas, el tema del agua es uno de los que tienen mayor vigilancia tanto por la Federación como por autoridades estatales y manifestó que el gobierno local ha firmado un convenio con la Maestría en Hidráulica de la UAZ para generar un Plan Hídrico que marque la pauta de la toma de decisiones en materia de políticas públicas.

 

Semarnat aprueba tala

comercial en Nevado de Toluca

El pasado 21 de octubre, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales presentó el nuevo Plan de Manejo del área natural protegida Nevado de Toluca, documento que autoriza la tala comercial de 17 mil hectáreas de bosque, que equivalen a 33% del territorio de esta reserva natural y en donde se asienta casi la totalidad de la masa forestal del Nevado.

Esas 17 mil hectáreas están repartidas en 11 puntos distintos del Nevado de Toluca, que corresponden a las zonas en las que, hasta ahora, el bosque había logrado preservarse de la tala clandestina, actividad que de manera ilegal se desarrolla en esta zona desde los años 30 del siglo pasado, y que ahora podrá proseguir, con el aval de las autoridades.

El Nevado de Toluca fue declarado como “Parque Nacional” en 1936, por el entonces presidente Lázaro Cárdenas. Esta categoría de protección prohibía cualquier tipo de explotación de los recursos naturales de la zona, debido a su importancia estratégica para proveer de agua al Valle de México, al Valle de Toluca, y al norte del estado de Guerrero.

En enero de 2013, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas reconoció que, luego de más de 70 años de depredación, el Nevado de Toluca ha sufrido “la desaparición de enormes extensiones de bosque que han sido convertidas en cultivos; la disminución de especies y poblaciones silvestres de flora y fauna; la desaparición y merma de manantiales; el aumento de cárcavas y erosión, con la (consiguiente) pérdida de miles de toneladas de suelo por el cultivo de papa, el desarrollo de minas y la extracción de tepojal (material pétreo para construcción)”.

Según la dependencia, el deterioro ambiental de la zona también ha generado “problemas sociales y económicos muy severos, y la disminución del bienestar social tanto a nivel local como regional”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img