El supuesto “fraude”

El supuesto “fraude”

Aceptaron la derrota de forma temprana. La bancada monrealista en la LXIII Legislatura confirmó el pasado viernes que no logra los votos suficientes para detener la reforma de ley que se discute, a puerta cerrada, en la Comisión de Asuntos Electorales. A falta de un debate puntual, abierto al escrutinio público, prefirieron el sospechosismo y las arengas comodinas.

Como si se tratara de extender o reducir el mandato del próximo gobernador o gobernadora, en Morena equiparan dicha iniciativa con la “Ley Bonilla”. Olvidan así de fácil que la del gobernador Javier Bonilla Valdez fue una propuesta de su propio partido, que luego la Suprema Corte de Justicia de la Nación calificó como un “fraude”.

No hay tal intento de ampliar o reducir el periodo de gobierno próximo, y ni siquiera se plantean reformas de corte constitucional. La similitud es nula. Además, no es momento para criticar la “Ley Bonilla”, y cuando tuvieron oportunidad, la misma no fue tema prioritario para la bancada. Hoy, paradójicamente, se alzan en contra de lo que nunca vieron de manera crítica.

Ciertamente el proyecto de ley que resulte de los trabajos de la Comisión de Asuntos Electorales es un tanto ambicioso por la cantidad de temas que pretende modificar, no tanto por el trasfondo de estos. La mayoría se centra en armonizar diversas disposiciones que han quedado pendientes en la norma local, para empatarla con las leyes generales.

Evidentemente, y ya que era necesario una mayoría absoluta al modificar la constitución, las candidaturas comunes ni siquiera se discuten en el proyecto. Están ausentes, pues. Y lo que más inquieta es modificar la fecha de inicio del proceso electoral de septiembre a noviembre, cuando en Chiapas, Estado de México y Sinaloa, se legisló el cambio, sin dilemas, en las últimas semanas.

Es fácil cavilar en términos de sospechosismo, ya que no exige ni conocer del tema ni entrar a un debate con argumentos. Por ello, esa será la bandera con la que la bancada monrealista contaminará la discusión pública en los siguientes días. Razones para aludir supuestos fraudes y engaños claro que sobran, y ellos lo saben.

David Monreal Ávila se encuentra en una especie de limbo institucional y político. Las cosas se agravan a su alrededor, y en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), en la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, así como entre los sectores ganaderos, el Coordinador ha desaparecido sin dejar aviso de su situación.

La última queja provino del diputado Eduardo Ron Ramos, uno de sus cabilderos en San Lázaro, presidente de la Comisión de Ganadería, ni más ni menos. No hay manera de contactar a David vía telefónica, mucho menos encontrarlo en su despacho en la Ciudad de México. El aislamiento social del Coordinador es total, y ni siquiera contesta llamadas o mensajes.

Durante el fin de semana, Víctor Villalobos Arámbula, titular de SADER, presentó en las conferencias de Palacio Nacional los apoyos a los sectores agropecuarios durante la pandemia. El Crédito Ganadero a la Palabra no estuvo presente, como desde antes de la crisis sanitaria lo ha venido descartando Andrés Manuel López Obrador de sus programas prioritarios.

Se puede dar por descontado que David Monreal ya no tiene futuro en el Gobierno de México, además de que a él no le interesa (y nunca le interesó realmente) el puesto. Sin embargo, distanciado del presidente de la república, dejarse ver en público en Zacatecas trabajando en sus aspiraciones sería la peor afrenta hacia López Obrador.

Una vez que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presente la evaluación de las finanzas públicas en el segundo trimestre de este 2020, podremos verificar que, en efecto, los restantes mil millones de pesos con los que contaba el Crédito Ganadero para este año ya fueron redireccionados a otras actividades más importantes en el combate institucional a la pandemia.

Por el momento, fuentes oficiales al interior de SADER Zacatecas han confirmado que “es un hecho que David se queda sin presupuesto en 2020”. No renuncia al gobierno federal, pero prácticamente dejó de trabajar ahí. Y así flota entre la campaña anticipada y el fracaso administrativo del reparto de vaquillas, completamente ausente de sus obligaciones.

Claro que a su equipo le urge empujar una estrategia mediática donde David resulte el mártir de una reforma que ven perdida, tal como lo hicieron en la sesión del viernes sin invocar todavía el nombre del coordinador. Es necesaria una fachada propagandista porque la realidad a su alrededor es más incierta de lo que pretenden hacer creer.

¿Cómo sostener el discurso publicitario donde David resulta el elegido del presidente, cuando es Andrés Manuel quien lo bloquea de su gobierno? ¿Cómo denunciar una reforma que supuestamente diseña un saco a la medida para sancionar actos anticipados de campaña, si siempre han negado que existan tales actos y que su trabajo es completamente legal? ¿A qué le tienen miedo realmente los monrealistas? ■

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ