Ante conflictos por la tierra “toca tomar postura por los que no tienen voz”: Ochoa

Ante conflictos por la tierra “toca tomar postura por los que no tienen voz”: Ochoa

■ Afirma investigador que en México hay 91 mil casos de este tipo

 

Ante los conflictos socio ambientales en México “toca tomar postura por los que no tienen voz” ya que ni el gran capital ni las autoridades son neutrales. Así lo expuso el investigador Heliodoro Ochoa García durante la presentación del libro “Despojo, conflictos socio ambientales y alternativas en México”.

Citando datos que se muestran en el libro, Ochoa García aseguró que los conflictos socio ambientales en el país “se cuentan por miles” y los conflictos por la tierra, “en decenas de miles” ya que se estima que por lo menos hay 91 mil casos de disputas de este último tipo.

En cuanto a la necesidad de tomar una postura ante esta problemática, el académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Arturo Burnes Ortiz, quien también fue invitado a la presentación del libro, aseguró que esta obra desde su título “es una posición. No es una obra aséptica, purista, académica”.

Tanto el investigador del ITESO como el de la Máxima Casa de Estudios del estado coincidieron en señalar que este trabajo coordinado por la Unidad Académica de Estudios para el Desarrollo de la UAZ ofrece una mirada diferente al tema.

Ochoa García precisó que estos conflictos hasta ahora se habían abordado desde la perspectiva única del análisis de casos concretos; no obstante, en este libro consideró que se hace una lectura crítica de la realidad que hay detrás de las acciones colectivas y de lucha en contra de los procesos de acumulación y extractivismo que son la causa de despojos.

Este material es una compilación de textos de diferentes autores que abordan conflictos que están vigentes en el país entre habitantes de comunidades y propietarios de tierras, y empresas que explotan los recursos naturales como tierra, agua y aire a través de actividades mineras, de energía eólica y presas, entre otras.

Esta multiplicidad de voces fue destacada por Burnes Ortiz, quien dijo que este hecho permite “ubicar desde diversos miradores el contexto y significado del nuevo modelo de explotación extractivista” que abandonó el efecto multiplicador de inversión en las regiones y sectores económicos para sólo concentrarlos.

El investigador de la UAZ señaló que para entender el trasfondo del libro se deben tener en cuenta las circunstancias actuales que atraviesa México, caracterizadas por tres elementos: las políticas neoliberales que se mantienen, las decisiones que se toman a favor del capital y una menor movilización social que en generaciones anteriores.

El punto de coincidencia que permanece en la actualidad frente a etapas como la de la “dictadura del proletariado” es la actitud “agresiva y prepotente” del capital. No obstante, entre las conclusiones del libro, agregó, está la posibilidad de “tomar la iniciativa y avanzar” y de producir bienes y servicios sin necesidad de destruir los ecosistemas.

Consideró que “el hecho de publicar este libro es un acto de resistencia” como los de los casos que se abordan en sus páginas y expuso que los actos de protesta, hoy en día, deben ir acompañados de propuestas que en la obra se plasman en las alternativas de solución a este tipo de conflictos con ejemplos exitosos.

Por su parte, Ochoa García señaló que en un contexto de violencia, pobreza y represión “cualquier esfuerzo de alternativas es digno de reconocimiento y este libro es eso, un homenaje para la gente que cada día lucha y construye alternativas”.

Esta obra fue coordinada desde la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la UAZ por los investigadores Cindy McCulligh, Darcy Tetreautl y Carlos Lucio.

En su iantervención, McCulligh sostuvo que las conclusiones del libro las terminaron antes de las elecciones presidenciales del año pasado cuando todavía “de alguna u otra manera veíamos una ventana de posibilidad de algún cambio y ahora ya vemos que en estos temas de conflictos socio ambientales no hay un cambio de rumbo, de panorama y seguimos ante la necesidad de poder estructurar cambios de fondo para apoyar a las comunidades afectadas”, conformadas en 90 por ciento por campesinos e indígenas pues se encuentran en su mayoría en zonas rurales.

Darcy Tetreautl desglosó las tres partes en las que se divide el libro, empezando por una introducción en la que se busca contextualizar la situación de México y de los conflictos socio ambientales que hay en el país, en relación a cómo se enfrenta esta problemática en otros países de América Latina.

La segunda parte analiza cuestiones generales como la reforma energética y también casos concretos que están vigentes y se incluye un capítulo de Zacatecas. En este punto, indicó que cuando se escribió el texto del estado no se conocía todavía el proyecto del Sistema Milpillas, que posteriormente ha derivado en un conflicto de esta naturaleza.

Calificó esta obra como “una presa que tiene una tendencia a mercantilizar el agua y privilegiar los intereses de los grandes consumidores de agua en la región centro del estado”. Por último, en la tercera parte del libro, añadió que se revisan posibles alternativas con ejemplos que consideran exitosos en su resolución.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70