Las + Recientes

Para cumplirle al campo se requieren décadas de trabajo: Adolfo Bonilla

Para cumplirle al campo se requieren décadas de trabajo: Adolfo Bonilla
Adolfo Bonilla, secretario del Campo, presentó su informe al cumplirse la mitad del quinquenio de la presente administración ■ foto: andrés sánchez

■ Llama a la Federación a reconsiderar algunas líneas de operación de programas de este ramo

■ Afirma que los productores no tan pequeños también deben ser parte de las políticas

■ Puntualiza que en 2 años y medio de esta administración se han materializado los compromisos que el gobernador hizo con el sector agropecuario durante su campaña

 

Aunque el secretario del Campo, Adolfo Bonilla Gómez, aseguró que para cumplirle al campo se requieren décadas de trabajo, sostuvo que en los dos años y medio que han transcurrido de la presente administración se están materializando los compromisos que el gobernador Alejandro Tello Cristerna hizo con el sector agropecuario durante su campaña.

Durante la presentación de su informe con motivo de haber llegado a la mitad del quinquenio, el funcionario hizo referencia desde el inicio a la falta de recursos por los recortes presupuestales que, dijo, se han tenido para este 2019 en algunas bolsas federales que se convenían con el estado.

Asimismo, y bajo este contexto, aprovechó en varias ocasiones para hacer llamados a la Federación a fin de que reconsidere algunas de las líneas de operación de los programas relacionados con el campo como fue el caso del proyecto de Seguridad Alimentaria.

En este sentido señaló que, de entrada, en el presupuesto no se contemplaban recursos para algunas de las acciones que se habían desarrollado en años pasados con este objetivo y que permitieron atender “a miles de familias en zonas de alta marginación”.

En el marco de la reducción en los recursos de los programas concurrentes entre Godezac y la Federación, en Zacatecas se puso en marcha, por primera vez, un programa de concurrencia con los municipios: Bonilla

No obstante, sostuvo que las gestiones realizadas por los secretarios del Campo de los estados con los diputados federales rindieron frutos y finalmente se incluyó una partida.

Aun así, el llamado en este ámbito se enfocó a solicitar que la Federación modifique las reglas de operación debido a que sólo contempla a los pequeños productores, lo que consideró que deja a un lado a quienes fomentan, en muchos casos, la autosuficiencia alimentaria.

Bonilla Gómez precisó que comparten la visión del Gobierno de la República de ayudar a los productores pequeños, pero agregó que “los estados del norte hemos comentado con preocupación que son los grandes, en muchas ocasiones, los que ayudan más en ir a la dinámica de la soberanía alimentaria y no podemos dejarlos de lado”.

Concluyó, en ese tenor, que “es una realidad que en muchas ocasiones los grandes son los que apoyan al productor menor, (por lo que) los productores no tan pequeños también deben ser parte de las políticas”.

También en el marco de los recortes presupuestales destacó que, por la reducción en los recursos de los programas concurrentes entre el Gobierno del Estado y la Federación, en la presente administración gubernamental de Zacatecas se puso en marcha, por primera vez, un programa de concurrencia con los municipios.

El secretario del Campo expuso que en 2018 se lograron 100 millones de pesos y para este año se incrementará el monto ya que desde el estado se destinarán 32 millones de pesos, que se triplicarán con las aportaciones de los municipios y los productores, alcanzando una cifra global de 128 millones de pesos que, dijo, serán ejercidos directamente por los ayuntamientos.

El secretario enumeró 10 áreas en las que han trabajado y las que se incluyeron en el Contrato con el Campo firmado por el gobernador en su campaña a la gubernatura.

El primero de los rubros es el de la mejora de los ingresos de los productores y, al respecto, señaló que se han apoyado 4 mil familias con programas enfocados a bajar los costos de producción e incrementar, por otro lado, el rendimiento de sus tierras.

El ámbito del financiamiento es el segundo compromiso, en el que el funcionario indicó que en dos años y medios se han colocado más de 7 mil millones de pesos de créditos, además de que Zacatecas se ha destacado a nivel nacional entre los estados con menor cartera vencida.

Dentro de las acciones para enfrentar el cambio climático mencionó la reconversión productiva para reducir la superficie sembrada de frijol y comenzar a cultivar otros productos de mayor rentabilidad. Dentro de este esquema, dijo, se han reconvertido más de 100 mil hectáreas en las que ahora se siembra cebada, trigo y girasol bajo el mecanismo de agricultura por contrato.

En el compromiso denominado “Agua para el campo” expuso que se han invertido más de 480 millones de pesos en rehabilitación, modernización, tecnificación y equipamiento de unidades de riego en cerca de 25 mil hectáreas, así como en la construcción de presas y bordos.

Respecto al equipamiento para dar valor agregado a los productos del campo zacatecano, el cual calificó como “el mayor de los desafíos pero también donde está la mayor de las potencialidades económicas del estado”, dijo que se ha apoyado con equipo para poder cambiar la tendencia de los últimos años que era la de vender la mayoría de lo producido en el estado a granel y no de manera directa, de forma que puedan elevarse las ganancias de los productores.

La comercialización, el apoyo a la mujer rural y el gobierno al servicio de los productores son otros de los rubros incluidos en este listado y en los que el secretario consideró que se está cumpliendo. También refirió que han avanzado en el aseguramiento de la producción agropecuaria ante contingencias climáticas y en la sostenibilidad del sector.

En este último punto, Bonilla Gómez adelantó que próximamente se iniciará con un proyecto de producción orgánica de frijol en Río Grande y Cañitas de Felipe Pescador, en un total de mil 300 hectáreas.

Este tipo de producción, sin el uso de fertilizantes y con un suelo no degradado químicamente, puede lograr una certificación de producto orgánico que incrementaría el precio de venta.

Como ejemplo, mencionó que frente a los 14 mil 500 pesos por tonelada que se paga en el esquema de comercialización de frijol puesto en marcha por la Federación, en el caso del frijol orgánico los compradores están ofreciendo hasta 22 mil pesos por tonelada.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70