Las + Recientes

Continúan contradicciones de diputados en torno a herramientas legislativas

Continúan contradicciones de diputados en torno a herramientas legislativas
El diputado Jesús Padilla, en la sesión legislativa de este martes. Foto: ANDRÉS SÁNCHEZ
  • Grupo parlamentario de Morena sólo dejó abierta la posibilidad de destinar los recursos a prevención del delito a través de un fideicomiso, como lo planteado por la diputada Gabriela Pinedo, del PT
  • “Lo único que se le subió al diputado son 12 mil 500 pesos para viáticos y 17 mil 500 para gastos de representación”, había declarado Dolores Hernández, quien ayer se desdijo señalando que este desglose sólo había sido una propuesta y no se tenía una aprobación por parte del pleno
  • Jesús Padilla había asegurado que una parte de los recursos de ayudas sociales se había destinado a viáticos, gastos de representación y asesorías; ayer contradijo dichas declaraciones

Tras la polémica que se generó en los últimos días por la reasignación de los recursos que se tenían etiquetados para ayudas sociales, conocidas como herramientas legislativas, los diputados se retractaron, señalando que los poco más de 18 millones de pesos que reorientaron a los capítulos 1000 y 3000 todavía no tienen un destino concreto.

En días pasados, el diputado presidente de la Comisión de Planeación, Patrimonio y Finanzas (PPF), encargada del manejo del presupuesto en la legislatura, José Dolores Hernández Escareño, y el legislador que encabeza la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política (CRICP), Jesús Padilla, informaron que ya se había aprobado que una parte de este recurso se dirigiera a aumentar las partidas de viáticos, gastos de representación, eventos sociales y asesorías de cada diputado.

En total, de acuerdo al desglose que de manera precisa hizo el legislador Hernández Escareño, cada diputado recibiría una cantidad mensual adicional, hasta final de año, de 120 mil pesos.

Sin embargo, este martes ambos diputados contradijeron sus propias declaraciones, las cuales quedaron registradas en audios que tiene La Jornada Zacatecas y que se publican este miércoles en un video, al asegurar que ésta no era la distribución autorizada por los integrantes de la 63 Legislatura local.

El jueves de la semana pasada Hernández Escareño aseguró que con la reasignación que se aprobó en el pleno “lo único que se le subió al diputado son 12 mil 500 pesos para viáticos y 17 mil 500 para gastos de representación. (…) También un porcentaje de ese recurso se suministró, se deslindó, a apoyos de eventos sociales. (…) También se radica otro monto para los asesores”.

En una pregunta posterior de los medios de comunicación presentes en esa entrevista, puntualizó que para eventos sociales se asignó un monto aproximado de 30 mil pesos por mes para cada diputado y para asesores se reorientaron 60 mil pesos también mensuales por legislador.

Ayer, este mismo diputado se desdijo señalando que este desglose sólo había sido una propuesta pero que no se tenía una aprobación por parte del pleno.

“Yo traté de crear una propuesta. Realmente no ha sido aprobada, tengo que confesar. (…) Lo aclaro, era una propuesta que se me vino en mente. Realmente no ha sido consensada. Les pido una disculpa si herí”, sostuvo y posteriormente culpó a los medios de comunicación por su contradicción: “Los medios estaban un poquito nerviosos y salí al tema”.

Recalcó, en varias ocasiones, que los diputados no habían aprobado que se les otorgara recurso líquido para ejercer de manera particular, cuando hace menos de una semana refirió que “lo único que voy a tener dinero líquido, en efectivo, es para viáticos y gastos de representación. No tenemos para dar algún apoyo; sí para hacer eventos”.

Mientras la semana pasada defendió el aumento de recursos para la partida de viáticos, informando que en estos momentos se cuenta con un monto de 15 mil pesos mensuales que consideró insuficientes, en la entrevista de ayer no quiso entrar en detalles sobre el dinero que perciben por este concepto.

“Yo creo que está en transparencia. Les pediría que pidieran todo en transparencia, a cada diputado lo que les llega de sueldo”, solicitó.

No obstante, mantuvo su postura a favor de este dinero haciendo una invitación: “Les pediría un día que se suban conmigo a mi carro y hagamos una gira de trabajo y vean lo que realmente se le sufre y realmente las necesidades que tiene la sociedad”.

Tras señalar, pues, que todavía no hay un destino concreto para los 18 millones de pesos que se reasignaron de manera genérica a los capítulos 1000 y 3000 de la Legislatura,  sostuvo que la decisión del destino preciso deberán tomarla en el pleno, los 30 diputados, aunque añadió que desconoce bajo qué mecanismo tendrá que hacerse.

“Desconocemos el mecanismo de cómo se va a otorgar. Hay muchos pagos pendientes para hacer en la Legislatura y a lo mejor se reasignará ahí, no lo sé, para qué te echo mentiras si el día de mañana puedo salir con una incongruencia como el otro día que me preguntan o quieren acertar alguna cosa que no es. Yo creo que hay que esperar, los tiempos de dios son perfectos”, indicó.

Por su parte, el diputado presidente de la CRICP, Jesús Padilla, también aseguró que una parte de los recursos de ayudas sociales se habían destinado a los rubros de viáticos, gastos de representación, eventos sociales y asesores.

Dijo, además, que “hay algunas cosas que, aunque están aprobadas por el pleno, quedan a criterio de cada diputado en lo particular si las usa o no las usa y cómo las va a usar”.

Inclusive desglosó los rubros en porcentajes de incrementos asegurando que los viáticos se habían aumentado un 25 por ciento, los gastos de representación un 15 por ciento y criticó el crecimiento del 25 por ciento y del 45 por ciento en eventos sociales y asesores, respectivamente.

No obstante, este martes subió a tribuna en asuntos generales para leer un posicionamiento del grupo parlamentario de Morena en el que contradijo sus declaraciones previas y, al igual que el legislador Hernández Escareño, señaló a los medios de comunicación como responsables de la “confusión”.

Sostuvo que “estos 22 millones de pesos no irán a los bolsillos de los y las diputadas locales, como falsa y desinformadamente han dicho diversos medios de comunicación”.

El diputado dijo que “el dinero se destinó para la Seguridad Social, cuotas al IMSS o al Issstezac, fondos de vivienda, pensiones, haberes para el retiro de los trabajadores que menos ganan en la Legislatura, para infraestructura básica – a fin de evitar el gasto innecesario y de mayor calado como lo representaría la construcción de una nueva sede de este Congreso”.

Pese a esta enumeración de partidas a las que sostuvo que ya se dirigió el recurso, la semana pasada no hizo mención de estos conceptos. Por el contrario, el viernes pasado defendió el aumento a partidas como la de viáticos, pues consideró que la cantidad que ahora reciben es insuficiente, sobre todo en el caso de los legisladores que no son de Zacatecas, Guadalupe o Fresnillo.

En el documento leído se retoma la propuesta que se hizo al inicio de la Legislatura sobre la creación de un fideicomiso con los recursos de las herramientas legislativas, pero apuntó que “la cerrazón de algunos grupos parlamentarios no permitió que avanzara nuestra propuesta, misma que se encuentra durmiendo el sueño de los justos en las comisiones respectivas”.

Aparte de este fideicomiso, hay otras propuestas de destino para el recurso de ayudas sociales que debe reasignarse a otros rubros con la eliminación del capítulo 4000 en el que se incluían las llamadas herramientas legislativas.

Por ejemplo, la diputada por Morena, Alma Dávila, ha planteado en repetidas ocasiones, destinar parte del presupuesto de las herramientas legislativas a la prevención del delito y a la Universidad Autónoma de Zacatecas para la elaboración de estudios sobre las salidas que hay a la crisis municipal y esquemas factibles de participación ciudadana. No obstante que esta propuesta fue bien vista por especialistas en prevención del delito y que actualmente se vive el año más violento de la historia reciente de Zacatecas, el grupo parlamentario de Morena sólo dejó abierta la posibilidad de destinar los recursos a prevención del delito a través de un fideicomiso, como lo planteado por la diputada Gabriela Pinedo, del PT, aun cuando Andrés Manuel López Obrador, actual presidente electo, prometió dejar de utilizar estas herramientas financieras cuando se trata de recursos públicos dado que se presta a la opacidad.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70