Las + Recientes

Grupo México sólo gana haciendo trampas, afirma Óscar Alzaga

Grupo México sólo gana haciendo trampas, afirma Óscar Alzaga

“Grupo México sólo gana haciendo trampas”, sostuvo Óscar Alzaga, abogado del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSySRM), quien agregó que la organización que encabeza Napoleón Gómez Urrutia impugnará mediante un amparo, la votación que se efectuó este 28 de febrero en la cabecera municipal de Sombrerete, Zacatecas para determinar la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) en la mina San Martín, que se ubica en esa demarcación.

Contrario a lo que se ha afirmado, sostuvo que la reapertura de la mina no podrá efectuarse, por lo menos no legalmente, porque impide a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) emitir un laudo que así lo estableciera, un amparo que concedió la justicia federal al Sindicato Minero en enero de este 2018.

“¿Qué es lo que va a decir la Junta, nosotros decimos que si se apega a la ley no puede emitir un laudo, y si lo emite peor tantito ¿Ustedes ya saben el resultado oficial de la votación? Fíjense cómo lo están guardando. Tienen que hacer cuentas muy claras. Ayer se hablaba de más de 200 votos contra 150. Si ustedes sacan la cuenta y le restan a más de 200 votos, 160, el Sindicato Minero ganó”.

Oscar Alzaga expuso que el padrón que fue sustento del recuento de los votos el pasado miércoles integró a 160 trabajadores que ya habían sido liquidados e indemnizados, por lo que el resultado del mismo es fraudulento.

Y agregó Jesús Jiménez, secretario de Conflictos Sociales y Vivienda del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Minero, que después de depurarse el padrón que originalmente estaba constituido por 483 trabajadores, quienes tenían derecho al sufragio en ese recuento eran 177.

La respuesta a la pregunta, “¿de dónde salieron los más de 200?”, que se ha dicho que ganaron la votación a favor del sindicato Nacional de Exploración, Explotación y Beneficio de Minas, fue contestada por Alzaga.

“Eso es lo que hay que preguntarle a la autoridad y sobre todo a quien hizo la trampa. Hay que averiguar cómo hicieron la trampa”.

Recordó que el 16 de noviembre de 2012, cuando el CCT le fue disputado al Sindicato Minero por la CROC quien se hizo con las instalaciones de la mina San Martín mediante un acto violento días antes desalojando a la guardia de la huelga (el 30 de agosto del mismo año), en el padrón presentado por la organización priista aparecían 22 trabajadores jubilados y 11 muertos.

Este 28 de febrero el padrón que presentó ahora el Sindicato Nacional de Exploración, Explotación y Beneficio de Minas de la República Mexicana, fue el mismo de la CROC, “quitaron a los muertos y los jubilados porque ya era un exceso de cinismo”.

En ese sentido y haciendo referencia a lo que en medios periodísticos se ha expuesto como los resultado de la votación, el presunto triunfo con 262 votos (según el periódico NTR) o 226 votos (en el registro de El Sol de Zacatecas), del Sindicato Nacional de Exploración, habría que restarle los votos de los 160 trabajadores, que sostuvo, ya ha comprobado el Sindicato Minero con documentales emitidos por el Instituto Mexicano del Seguro Social fueron liquidados e indemnizados, mientras que a esta última organización gremial se le atribuye haber obtenido en este recuento 150 sufragios.

“El Sindicato minero no sólo dijo, estos 160 están indemnizados sino que exhibió las indemnizaciones ante notario público, o sea, está probado plenamente que ese padrón está alterado. Solamente así gana sus asuntos German Larrea. Grupo México solamente gana haciendo trampas”.
El abogado ha explicado también que no puede ser que los 160 trabajadores citados hayan sido recontratados porque la mina ha permanecido en huelga desde el 30 de julio de 2007.

Agresiones a mineros
En la conferencia de prensa se expuso asimismo que alrededor de las 10:30 de la mañana del 28 de febrero el Sindicato Minero solicitó la suspensión de la votación luego que tres de sus integrantes, presentes ayer en la rueda de prensa, fueron agredidos, pero la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) se las negó.

Inmediatamente después interpusieron una denuncia penal por estos hechos ante el Ministerio Público en la que para documentar las lesiones intervino un médico legista.

Refirió antes del recuento impugnaron nuevamente el padrón y le pidieron al presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto que lo suspendiera porque era ilegal.

Dijo que la respuesta del mandatario, fue la llamada que hizo al Secretario de Trabajo y Previsión Social para preguntarle lo que pasaba en la mina San Martin, y que contestó el funcionario con un “Señor, vamos a reabrir la mina San Martin para que siga trabajando”.

“Nosotros sabemos que una demanda legítima del pueblo de Zacatecas es que haya trabajo pero no a base de tener patrones como German Larrea que se burlan de toda la población porque aquí lo que hicieron fue un fraude”.

Sostuvo que las autoridades saben que “hay un amparo que ganó el Sindicato Minero y que le concedió la suspensión, y no puede expedirse un laudo porque todavía está pendiente de resolución un asunto, y lo que dijo el Secretario de Trabajo, lo que revela de entrada es ignorancia”.

La organización abundó señalando que no ha ganado sus asuntos en la Junta sino por la vía del amparo, “con autoridades superiores que no estén en complicidad con don poderoso caballero don dinero, que es el segundo millonario del país, German Larrea”.

Expuso que ayer cuando arribaron a las 7:30 de la mañana para el recuento de votos no se les permitió el acceso al lugar que estaba cercado por elementos policiacos hasta que apareció el Secretario de Seguridad Publica, Ismael Camberos Hernández, a quien también le pidieron que desalojara a “los golpeadores” que estaban apostados en la parte de atrás de las instalaciones del DIF, por donde salían los votantes.

“Lo vieron aparecer y salieron como las ratas”, dijo.

Manifestó que luego de iniciado el recuento y cuando iba avanzando, fueron objeto de agresiones en cercanía de las casillas, Raúl García, Nahir Velazco y José Núñez, el segundo quien resultó más golpeado.

Y habría sucedido porque “nos vieron que nosotros estábamos actuando en orden y porque habíamos ya sacado a los golpeadores que estaban detrás”.

De los hechos de violencia responsabilizaron en ese orden, a Germán Larrea, quien tiene la concesión de la Mina San Martin, al gobernador del estado Alejandro Tello, y en particular a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social conjuntamente con la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, esta última porque aceptó el padrón amañado”.

Sostuvo que su acusación no se dirige al jefe policiaco, “porque el corrió a los golpeadores que estaban atrás, porque él nos respetó a nosotros y fue hasta que llegó él cuando nos abrieron las puertas para poder pasar”.

Gran parte de la conferencia de prensa ofrecida ayer por parte de la organización estuvo enfocada en rebatir los argumentos que se han esgrimido mediáticamente y por personajes como Carlos Pavón, líder del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico y a quien calificaron de “títere” del magnate minero Alberto Bailléres, contra Napoleón Gómez Urrutia, para lo que se ofrecieron referencias documentales de carácter legal consultables en la red.

Entre otras, la resolución definitiva 121/2014, del Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito del 28 de agosto de 2014, que absolvió a Gómez Urrutia de los cargos interpuestos en 11 demandas “infundadas”, de las que derivaron 18 órdenes de aprehensión, que por tanto resultaron improcedentes.

Y aseveraron que es falso que aún haya acciones judiciales abiertas en su contra, y que por tanto, no es un prófugo de la justicia.

Aseguraron que si Napoleón Gómez Urrutia tuviera una ficha roja para su aprehensión por la Interpol como también se ha dicho, no hubiera podido constituirse como candidato de ningún partido político en México.

El impedimento para su vuelta al país desde 2014 dijeron, es que luego de ser “un perseguido político” del gobierno mexicano, no ha podido obtener de éste la garantía por escrito de su seguridad y la de su familia.

Argumentaron que es un “líder -sindical- incómodo” para los grandes empresarios mineros de México y los sindicatos pro patronales como la CROC o CTM, porque mientras estas organizaciones afiliadas al PRI han conseguido para sus agremiados incrementos salariales de apenas 5 por ciento, Gómez Urrutia, quien negocia desde hace siete años directamente con las empresas trasnacionales en Vancouver, Canadá, ha conseguido para los afiliados al Sindicato Minero, aumentos de 7.5 a 8.5 por ciento directos al salario, además de otros incrementos en prestaciones.

“Ha roto el tope salarial 15 años consecutivos en más de 60 Contratos Colectivos de Trabajo” que se revisan anualmente.

El tema de los salarios, también observó Óscar Alzaga, ha sido uno de los impedimentos para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), objetado por las autoridades canadienses.

Refirió que en México nadie rebasa el tope salarial del incremento anual del 3.4 por ciento cuando “los gasolinazos” implicaron un aumento a los combustibles del 28 por ciento, y la banca en el país obtuvo el 2017, ganancias libres del 28 puntos porcentuales.

Tanto la CROC como la CTM aseveró, han estado perdiendo agremiados justo por la política salarial del Gobierno mexicano.

“Es fama pública que México tiene no solo los salarios más bajos del mundo, de América Latina, de países como Guatemala, Haití, El Salvador tienen mejores salarios”.

Puso como ejemplo el caso de la decisión de cambiarse de sindicato de los trabajadores de la mina El Coronel, también ubicada en territorio zacatecano, quienes dejaron a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos para afiliarse al Sindicato Minero.

Una de las lecturas de los sindicalistas expuestas ayer, es que el recuento de los votos por el CCT en la Mina San Martín, cuya concesión mantiene Germán Larrea Mota Velasco, es una reacción del segundo hombre más rico del país al regreso a México del líder nacional del Sindicato Minero, luego que ha sido integrado como candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para una senaduría, partido cuyo presidente estatal, Fernando Arteaga Gaytán, estuvo en la rueda de prensa ayer.

Óscar Alzaga dijo que el Sindicato Minero tratará de impedir la reapertura de la mina San Martín “conforme a derecho”.

“Nosotros no podemos ponernos a golpes con los oligarcas del país porque ellos tienen el respaldo del gobierno (…) pero dos, porque el lema principal del sindicato es que se respete el estado de derecho en nuestro país”.

Puntualizó que así debiera ser para todos los mexicanos por lo que no debieran aguantar la versión de la desaparición de los 43 estudiantes sin ninguna explicación o la negativa de rescatar los cadáveres de 63 trabajadores de la mina Pasta de Conchos.

“Por las vías legales buscaremos impedir la apertura de la mina y tenemos el derecho de amparo para ganar que no se reabra, hasta que no se cumpla con un recuento correcto”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70