En un año se han triplicado las detenciones: SSP

En un año se han triplicado las detenciones: SSP
  • La mayoría, por delitos del fuero común

En un año se ha triplicado el número de detenciones realizadas por la Policía Estatal Preventiva (PEP), principalmente por delitos del fuero común. En el mes de enero hubo 107 aprehensiones (33 por faltas administrativas, 63 por ilícitos del fuero común y 11 del federal) frente a las 37 que se llevaron a cabo en el mismo mes del año pasado.

El robo de vehículos, la posesión de pequeñas cantidades de droga y la portación de armas de fuego no exclusivas de las fuerzas armadas son los delitos que con mayor frecuencia motivan estas detenciones.

El secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández, dio estos datos ayer en una conferencia de prensa y entre ellos también se refirió al número de vehículos asegurados tanto por contar con reporte de robo como por haberse visto involucrados en otros delitos.

En este caso el incremento fue de más del 700 por ciento, es decir, en enero de este año se aseguró una cantidad de vehículos ocho veces superior a la de 2017, habiendo pasado de 10 a 82 unidades.

Las armas decomisadas también crecieron de un año a otro, ya que el mes pasado se aseguraron 31, de las cuales 18 eran cortas y 13 largas, mientras que hace un año el número fue únicamente de dos, ambas cortas, durante todo enero. Asimismo, en cartuchos y cargadores el aumento fue exponencial al pasar, en el primer caso, de 13 a 3 mil 736 y, en el segundo, de 3 a 137.

En el comparativo entregado en la rueda de prensa destaca también la cantidad de dosis de droga que fueron detectadas por los elementos de la PEP. La variación global fue de 22 a 2 mil 754, destacando el incremento que hubo en el aseguramiento de piedra y cocaína.

En cuanto al piedra, en enero se decomisaron 2 mil 200 dosis frente a las dos del mismo mes de 2017; el año pasado no se detectó cocaína durante el primer mes del año y en 2018 han sido 447; al igual que las dosis de marihuana que pasaron de cero a 33. Mientras tanto, de la droga conocida como cristal se decomisaron 74 el mes pasado y en 2017 fueron 20.

Aparte de las presentaciones en dosis que fueron retenidas por la policía, las estadísticas refieren también el aseguramiento de 8.7 kilogramos de mariguana.

Otro de los temas abordados por el secretario, en respuesta a los cuestionamientos de los medios de comunicación, fue el del cierre de las cárceles distritales. En este sentido, informó que hay en marcha un “proyecto de regionalización” de estos centros de reclusión en el que se está proponiendo desde la secretaría el cierre de seis instalaciones.

Se trata de las ubicadas en las presidencias municipales de Villanueva, Nochistlán, Loreto y Juchipila, y las otras dos son las cárceles distritales de Miguel Auza y de Teúl de González Ortega.

Las razones, dijo, son el hecho de que en algunos casos no cuentan con las condiciones mínimas para garantizar la seguridad de los internos ni tampoco su reinserción social. Inclusive sostuvo que la recomendación de cerrar estos espacios o construir nuevos ha provenido de la Comisión de Derechos Humanos.

Otro motivo, agregó, es el escaso número de internos que albergan algunas de ellas como es el caso de la de Teúl de González Ortega, en la que actualmente hay cinco internos y cada uno de ellos le cuesta al erario mil pesos diarios; “es como si les pagáramos un hotel de cuatro estrellas cuando a 30 kilómetros, en Tlaltenango, tenemos una cárcel distrital en mejores condiciones”, concluyó.

La autorización que hasta el momento han recibido es la de cerrar sólo dos de los seis espacios propuesta: el de Juchipila y el de Teúl de González Ortega.

De acuerdo con los datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad Pública, las 16 cárceles distritales pueden albergar a 754 personas y actualmente la población de todos estos centros asciende a 367, por lo que se está usando menos de 50 por ciento de su capacidad total.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70