Siguen los ataques contra las fuerzas de seguridad locales

Siguen los ataques contra las fuerzas de seguridad locales

El asesinato de un comandante de la Policía Estatal Preventiva (PEP), ocurrido en la colonia Villas Mariana del municipio de Guadalupe la mañana de este sábado, es la última agresión directa cometida en contra de las autoridades.
En 2017 se perpetraron cerca de una decena de agresiones dirigidas a elementos de esta corporación, así como de integrantes de policías municipales y del Ejército Mexicano.

El secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández, desde que ocurrieron los diferentes hechos el año pasado los atribuyó, en su mayoría, a una respuesta de los grupos delincuenciales ante las acciones que estaba desarrollando la autoridad y que afectaban la operación de las bandas criminales.

Entre estos casos están los ataques armados en contra del comandante de la policía municipal de Zacatecas, Juan José Ríos, y del ex director de la Policía Metropolitana, Miguel Ramírez Ramírez.

En cuanto a este hecho, en un primer momento el gobierno estatal no confirmó la identidad de la víctima sino que se refirió a él como un policía estatal en activo que se encontraba en su día de descanso, quien había resultado herido en un ataque armado cometido en su contra.
Una semana después, en la capital de la entidad, fue asesinada su esposa y fue en ese momento cuando las autoridades evidenciaron que el policía agredido días antes había sido el ex director de la Metropol y, además, el secretario de Seguridad Pública precisó que ese hecho pudo ser en respuesta a los golpes que se les han dado a los grupos delictivos.

Por otra parte, el comandante de la policía capitalina, Juan José Ríos, fue atacado a balazos en la puerta de su domicilio, justo cuando se disponía a subir al vehículo para trasladarse al trabajo.

Pese a que en el lugar se encontraron, de acuerdo a los datos proporcionados por las autoridades, al menos 20 casquillos de arma de fuego, el policía resultó ileso y únicamente se reportaron daños en su automóvil.
En cuanto a agresiones a elementos de las corporaciones policiacas municipales, cometidos en contra de sus elementos de manera directa, destacan tres casos ocurridos en el mes de junio, dos de los cuales continúan todavía sin resolverse.
Se trató de la privación ilegal de la libertad de dos elementos de la Policía Municipal de Calera, el coordinador operativo y un agente, quienes aparecieron golpeados horas más tarde. Por otra parte, los dos sucesos restantes tuvieron que ver con la desaparición de cuatro policías municipales, uno de Nochistlán y tres de Enrique Estrada.

Mientras que en el caso de Nochistlán la Procuraduría de Justicia señaló que no había indicios de que el agente hubiera sido privado de la libertad por terceras personas, en el caso de Enrique Estrada sí se tuvo esa evidencia. A la fecha, estas cuatro personas continúan en paradero desconocido.

Otro de los ataques que tuvieron mayor impacto en 2017 fue el perpetrado en Valparaíso en contra de la base militar que está en este lugar y que tuvo como resultado un militar asesinado.

Este hecho fue posterior al operativo que las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno implementaron en este municipio después del hallazgo de 26 cuerpos en fosas clandestinas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ