La escuela pública debe enaltecerse como una opción para los ciudadanos: Arguello

■ Reforma Educativa, un nuevo reto para la primaria Benito Juárez, comenta su directora

■ La institución cumple 50 años de vida; personajes importantes egresaron del centro, dice

La escuela pública debe enaltecerse como una opción para los ciudadanos y para las nuevas generaciones de mexicanos, pues ante el aumento de escuelas privadas la educación pública debe entregar buenos resultados a la sociedad, apuntó María Guadalupe Arguello Gallegos, directora del turno matutino de la escuela primaria Benito Juárez, la cual celebra 50 años de vida.

Padres de familia, sociedad, alumnos y autoridades educativas deben reforzar la escuela pública. “Porque la educación pública, es el motor y la opción que tenemos para acceder a mejores niveles de vida”, expuso la directora.

Sin embargo, las escuelas públicas tienen un gran compromiso y un gran reto, ya que los buenos resultados, la calidad educativa y la formación de buenos ciudadanos son la carta de presentación para los padres de familia.

La educación pública debe ser un parteaguas en la calidad de la educación y que sea este factor, lo que motive a los padres a inscribir a sus hijos a estas instituciones educativas, sin tener que buscar la opción de una escuela privada.

Muchos eligen inscribir a sus hijos en escuelas públicas solamente por su ubicación, pues les queda “de pasada” o cerca de su colonia o lugares de trabajo. Mas no por tener referencias de calidad.

La tarea de las escuelas públicas debe ser la de una guía para fomentar los valores que se enseñan desde casa a los menores y prepararlos para los siguientes niveles educativos, y que puedan forjarse una carrera profesional a futuro.

Las escuelas públicas se enfrentan a nuevos retos, como lo son la Reforma Educativa, afirmó Arguello. “Aunque se ha hablado mucho de este tema, aún se analiza si es una reforma laboral o técnica pedagógica”.

La escuela Benito Juárez, ubicada en el centro de la ciudad, se inauguró en 1967. A la fecha hay 868 alumnos distribuidos en 29 grupos ■ FOTOS: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ
La escuela Benito Juárez, ubicada en el centro de la ciudad, se inauguró en 1967. A la fecha hay 868 alumnos distribuidos en 29 grupos ■ FOTOS: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ

Lo que deben hacer los docentes es analizarla e interpretarla, para que ésta, pueda hacer patente dentro de las aulas. Además de hacer una interpretación de dicha reforma y de los programas nuevos que se ofrecen, pues es responsabilidad del docente hacer dichos ajustes, pues la reforma estructural requiere una movilidad, y en este caso, se aplicará a los esquemas educativos.

Otra dificultad por la que atraviesan las escuelas públicas, es la creencia de que la educación es laica, gratuita y obligatoria, pero esto es relativo ya que las escuelas deben costear su mantenimiento, y no las autoridades de educación.

Estas últimas solamente se dedican a la construcción de infraestructura, y no se destina un recurso para el mantenimiento de las escuelas, lo que finalmente es costeado por los padres de familia, a través de las cuotas escolares.

La escuela Benito Juárez se ha mantenido durante la mitad de un siglo porque ha ofrecido resultados positivos a la sociedad. Muchos alumnos egresados de esta escuela han sido políticos destacados, empresarios, y buenos ciudadanos, dice orgullosa la directora.

A sus 50 años, se le ha dado el mantenimiento necesario, pero hay detalles que deben resolverse, como la remodelación del mobiliario, cambiar el piso debido a que es tránsito pesado por la afluencia de alumnos, entre otros aspectos.

Actualmente la mayoría de la plantilla de docentes está integrada por jóvenes y esto, dice la directora, es positivo, ya que permite adaptarse a los nuevos lineamientos educativos, que se señalan en la Reforma Educativa.

La escuela se inauguró en el año de 1967, y su primera directora fue la maestra María Elena Nava Millán, quien hizo una importante gestión para ampliar la matrícula y para que hubiera un crecimiento en la escuela. Esto logró que se constituyera un segundo turno, y se creó el turno vespertino.

A la fecha hay 868 alumnos distribuidos en 29 grupos. Algunos de estos están conformados por cerca de 30 alumnos en promedio. Hay docentes de educación física, inglés, hay un aula de medios y de enfermería, y se tiene el área administrativa. La particularidad de esta escuela es estratégica al encontrarse en el centro de la ciudad.

“Hablar de esta escuela es hablar de historia porque hay generaciones de buenos ciudadanos formados en esta institución y son una muestra de que se pueden hacer las cosas bien”, dijo la directora.

Para la niña Sofía Catalina Venegas, pertenecer a esta escuela es un orgullo, pues hay armonía entre alumnos y estudiantes. Agradece a sus padres que hubieran elegido esta escuela para su educación primaria.

Violeta Cordero dice que sus padres estudiaron en esta escuela, y se siente orgullosa de seguir con esta tradición familiar, pues sus abuelos y tíos hicieron sus estudios en esta institución. Yoselin Sandoval dice que también sus padres estudiaron en esta escuela, y esto también hizo que ella siguiera sus pasos.

Damaris Ortega se siente alegre de pertenecer a una escuela que tiene 50 años de historia, lo cual no logra cualquiera. Opina que sus docentes y compañeros son amables, y esto la motiva  a participar en las diferentes actividades del plantel.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70