Théo et Hugo en los Martes de documental

Théo et Hugo en los Martes de documental

La Gualdra 277 / Desayuno en Tiffany’s, mon ku / Cine

 

Este 17 de enero tuve la oportunidad de participar en el cine-club de la Jornada Zacatecas, Los martes de documental programado por Benny Contreras. La ocasión se presentó porque le propuse a la gente del periódico la proyección de la película Théo et Hugo dans le même bateau dirigida por el dúo francés Olivier Ducastel y Jacques Martineau y actuada por los jóvenes Geoffrey Couët y François Nambot.

El 16 de mayo del 2016, mi compañera de esta columna, Evelyne Coutel, publicó: “La primera secuencia de la película -que dura como veinte minutos- confirma de entrada las esperas al transcurrir en un burdel parisino, o sea en un lugar que, lejos de connotar la pasión y la sensualidad, se suele vincular más bien a la perversión. Sorprendentemente es en esa galería subterránea y en medio de unos cuerpos masculinos desnudos y anónimos donde se produce el encuentro, o más bien la fusión, entre Theo y Hugo. La originalidad de la situación se basa en la dosis de romanticismo que los directores han sido capaces de inyectar en una escena básicamente orgiástica que luego dejará paso a una sensibilización con respecto al tema de la seropositividad”.

Y yo agregaría: la escena dará paso, también, al amor, al compromiso político y a la dinámica de la vida de una capital. Sin olvidar de mencionar el recurso cinematográfico de disfrazar el tiempo de la ficción en secuencias que respetan el tiempo real, en un claro guiño a la nouvelle vague, en especial con los directores Jacques Rivette y Agnès Varda. Estos directores franceses, podemos mencionar el Cléo de 5 à 7, de Varda, y La belle noiseuse, de Rivette, trataron de respetar el tiempo real en sus guiones creando, por tanto, planos-secuencias larguísimos o con pequeños cortes que disfrazaban las elipsis de la narración.

Pero la propuesta de proyectarla no se debió simplemente a razones cinematográficas sino también de debate en torno a ella. La película la pude ver en algún momento durante el mes de noviembre, en el marco de la preselección de los premios de la Academia Lumière de la Prensa Extranjera de Francia, de la cual formo parte. En una reunión comenté que se podría agregar el premio a la mejor película LGTB, sin embargo, no tuve mucho eco y la película no pasó a la selección final, es verdad que hay excelentes filmes en Competición (se premia sólo cine francés o francófono).

Por eso quise mostrar esta cinta en Zacatecas y ver reacciones. Algunos amigos cercanos me dijeron que la ciudad aún no estaba preparada para este tipo de cine, con temática homosexual y explícito. En las entrevistas que di para promover la proyección volvió esa misma inquietud. La respuesta mía fue más o menos la misma, en algún momento se tiene que mostrar este cine, desvincular las ideas de pecado, de tolerancia, de marginados y otros etcéteras, y normalizar y volver públicos las variantes de relaciones amorosas y sexuales.

No hubo mucha gente en la proyección -acaso unas 20 personas-, empezamos con retraso y tuvimos problemas de sonido, pero tengo optimismo en que algún eco quedó y que la próxima vez que se proyecte alguna cosa por el estilo podremos tratar otros asuntos más allá de la simple homosexualidad.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-277

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70