Desayuno en Tiffany’s, mon ku. Kumbia Boruka “Y desde Monterrey…” a Lyon

Desayuno en Tiffany’s, mon ku. Kumbia Boruka “Y desde Monterrey…” a Lyon

La Gualdra 257 / Música

Pedimos disculpas por no hablar de cine una vez más, pero el verano festivalero fue más bien musical y nos dejó buenos sabores de boca y nuevos encuentros. Uno de los más disfrutados fue el que hicimos en el Festival de Jazz de Montreux el 14 de julio, el día de la presentación de Carlos Santana en el Auditorio Stravinsky.

Estábamos en el vestíbulo de entrada del Palacio de Montreux, a eso de las 7 de la tarde, cuando escuchamos desde el escenario exterior, El Parque, un sonido “latino” bastante familiar: acordeón, percusiones y ritmo cumbiero con el toque chuntarero. Salimos y vimos que la gente bailaba (a decir verdad algo raro entre el público que asiste) a pesar de la lluvia. Bajamos las escaleras detrás del escenario, le dimos vuelta y nos pusimos justo en primera fila: nos topamos con un cantante vestido de pantalones cargo, playera larga holgada (de “cholo”) y una cachucha verde con la leyenda “México”; a sus costados el acordeonista como su principal guardián. Ni idea de quiénes eran, me puse a buscar en los anuncios promocionales al contorno del parque y nos topamos con la tienda de artículos promocionales de la banda, Kumbia Boruka.

Kumbia Boruka fue creado por un par de músicos que normalmente acompañan a Celso Piña en sus tours europeos. Sin embargo, ellos tienen una peculiaridad: viven en Lyon, ciudad francesa del centro este, no lejos de Suiza.

El acordeonista Hernán Cortés -se vino a Lyon por amor a una francesa (historia ya terminada); ha sido percusionista en Monterrey de varios grupos como Bamboo (reggae), Inspector (ska) y Celso Piña desde el año 2000- y su hermano Tadeo –toca el güiro-, ambos de Monterrey, crearon el grupo hace tres años con otros latinos radicados también en Lyon: Rodrigo, de Chile, es el bajista; Andrés, en la guitarra, de Colombia; Hadrián Santos, el baterista; y Bob, franco-chileno, en la voz –se unió apenas hace un año.

El proyecto de Kumbia nació hace tres años en Monterrey, cuando en gira los hermanos Cortés fueron apoyados por Celso Piña, quien les invitó a montar su grupo de cumbia en Francia, dada la buena recepción y fuerte difusión que el estilo estaba teniendo.

Hay que recordar que este estilo comenzó a darse a conocer con más intensidad, a inicios del 2000 con los grupos Control Machete, Café Tacuba y el mismo Piña. El estilo es una mezcla de la cumbia colombiana tradicional con reggaetón y el hip-hop.

La sorpresa para los integrantes del Kumbia ha sido que apenas en mayo de este año grabaron su primer MP y han conseguido ya ser invitados por las programadoras del Festival de Montreux; un festival normalmente dedicado, como su nombre lo dice, a guitarristas de jazz y algo de rock, o lo que el mismo Hernán califica de “música intelectual”. Además, los organizadores de Montreux tienen la peculiaridad de tratar con el mismo respeto a los grandes como a los pequeños, y en este caso, a pesar de ser poco conocidos y de reciente creación e interpretar música popular.

Así, en El Parque los Kumbias se quedaron sorprendidos al ver a la gente bailar un ritmo que es quizá desconocido, a pesar de que en Europa, sobre todo en los países nórdicos, comenta Hernán, está teniendo mucha fuerza.

El EP que han grabado (seis canciones: El grito, La vida de se vive, Ven aquí, El porro magangueleño, Danza negra y El dindun) esperan convertirlo en LP en septiembre y continuar con un tour por algunas ciudades de Francia y España. Además, están en pláticas con el equipo de los Rayados de Monterrey para grabar unas canciones de apoyo el próximo año.

Por eso les decíamos, ¡cómo el verano deja cosas lindas!

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/257

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70