11.9 C
Zacatecas
miércoles, 1 diciembre, 2021

A casi dos años del homicidio de Marcos García se llegó a un acuerdo entre FGJEZ y familiares

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

El caso fue resuelto como homicidio culposo; el joven murió por la brutalidad policial

- Publicidad -

El acuerdo reparatorio por concepto de indemnización y daño moral permite no ejercer acción penal en contra de los agresores

Los elementos de la Policía de Investigación que provocaron asfixia torácica a la víctima, ofrecieron una disculpa a la familia

 

A casi dos años del caso de Marcos García Benavides, joven que falleció por causa de brutalidad policiaca al interior de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), finalmente se resolvió que los integrantes de la Policía de Investigación incurrieron en “Homicidio culposo”; sin embargo, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) y la familia suscribieron un “Acuerdo reparatorio” por concepto de indemnización y daño moral, por lo que ya no se ejerció acción penal contra los responsables.

El acuerdo consistió en el pago de una indemnización de parte de la Fiscalía y el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ). Además, los elementos de la Policía de Investigación que provocaron asfixia torácica y, en consecuencia, la muerte de Marcos, ofrecieron una disculpa a la familia.

Darío Gamón Rodríguez, abogado de la familia, informó que el caso se resolvió mediante la figura jurídica denominada “Culpa con Representación”, mediante el cual los policías “representan la posibilidad de que se pueda llegar a ese resultado de culpabilidad y confiaron que ya no pasaría esa situación en razón de sus habilidades”.

“Al clasificarse de esa manera y luego de un trabajo de sensibilización con la familia, el asunto se terminó en virtud de un acuerdo reparatorio que consistió en la entrega de una cantidad que, de acuerdo con la ley, era la que correspondía por la indemnización y daño moral, así como una disculpa pública”, agregó.

Refirió que hace varios meses el gobernador Alejandro Tello Cristerna emitió una disculpa pública sobre el caso, ello como producto de las recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), mientras que, en audiencia, los policías que estuvieron implicados en la muerte de Marcos hicieron lo propio directamente con el padre y la hermana.

Gamón Rodríguez detalló que, al suscribir el Acuerdo Reparatorio, los policías ya no son objeto de un proceso penal, pero si en algún momento se inmiscuyen en un evento similar, ya no tendrán derecho a recurrir a esta figura y ahí sí enfrentarían acciones judiciales.

“Ya no hay acción penal, pero en materia administrativa, de derechos humanos, sí, porque se tiene que cumplir con todos y cada uno de los puntos de la recomendación. La familia estimó esperar un tiempo para dar seguimiento al procedimiento de la CDHEZ y que se dé cumplimiento”, puntualizó.

Respecto a las recomendaciones de Derechos Humanos que quedan pendientes, informó que la principal es la capacitación para los policías a fin de evitar actos de brutalidad en el futuro, pero hasta el momento todavía no hay certeza de que ya se haya brindado. La CDHEZ también recomendó a la Fiscalía una indemnización (además de la acordada), la cual podría cubrir la propia FGJE o bien puede forzar a los policías a hacerlo por ser los responsables materiales del acto.

Gamón Rodríguez explicó que el acuerdo puede interpretarse como un acto de perdón de parte de la familia hacia los policías responsables de la muerte de Marcos, pero desde la perspectiva legal no lo es debido a que en el Derecho Penal sí existe la figura de “Perdón” y este caso concluyó con un “Acuerdo Reparatorio.

“Al haberse clasificado como Homicidio Culposo, en una ‘Culpa con Representación’, sí podría proceder el ‘Perdón’, pero no se dio el ‘Perdón’, sino esta figura que se denomina ‘Acuerdo Reparatorio’ que es una especie de convenio entre las partes”, indicó el abogado.

Opinó que un logro importante en todo el proceso es que se demostró que los policías incurrieron en “Homicidio Culposo”, pues la Fiscalía, a través del director de la Policía de Investigación y el director de Servicios Periciales, desde el comienzo afirmaron que había sido correcta la actuación de los elementos. Sin embargo, “es evidente que al llegar a esta clasificación de Homicidio Culposo se denota que no fue correcta la actuación”.

Por último, Gamón Rodríguez reiteró que el caso finalmente se clasificó como Homicidio Culposo, motivo por el cual se pudo resolver con un Acuerdo Reparatorio, porque para resolver un asunto de esta manera se debe cumplir con diversos requerimientos que en otros casos no proceden.

No obstante, al tratarse de un Homicidio Culposo, sí fue posible llegar a un acuerdo de este tipo y por tal motivo el Juez de Control avaló que se suscribiera ese convenio entre la FGJE y la familia de Marcos García Benavides.

El fallecimiento de Marcos ocurrió en abril de 2019, cuando elementos de la Policía de Investigación lo detuvieron de manera arbitraria, mientras transitaba en las instalaciones de la Unidad Académica de Derecho de la BUAZ.

Horas antes, una estudiante había sido víctima de homicidio, por lo que el plantel estaba acordonado. Cuando Marcos apareció en escena, los policías lo persiguieron, sometieron y golpearon, y esa brutalidad le provocó asfixia torácica abdominal según lo reveló la necropsia.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias