20.8 C
Zacatecas
sábado, 1 octubre, 2022
spot_img

El milésimo hombre

Más Leídas

- Publicidad -

Por: UZIEL GUTIÉRREZ DE LA ISLA* •

■ El Mirador de Heródoto

- Publicidad -

La terminación del año propicia la reflexión sobre las experiencias vividas, los desafíos superados y los asuntos que están en la lista de pendientes. En el ámbito laboral universitario, sin duda, dado el actual escenario del  país, 2015 fue un año de intensos retos, que inquietan por el futuro que parece incierto para las instituciones de educación superior pública como lo es la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Si partimos del hecho de que la UAZ surgió en función de la necesidad de poner a la inteligencia al servicio de la sociedad, en un sentido amplio y profundamente constructivo, luego entonces, la UAZ está al servicio de la comunidad  y tiene como una de sus misiones más importantes generar movilidad social, en pocas palabras, le compete hacer factible que los jóvenes en formación y sus familias alcancen una mejor calidad de vida.

Su carácter público y laico, es decir, perteneciente a todos los zacatecanos, sin ninguna distinción de clase social o pensamiento, nos facilitó a muchos tener la oportunidad de estudiar, lo que se tradujo en movilidad de nivel socioeconómico.

En México, a partir del sexenio de Carlos Salinas de Gortari comenzó la aplicación del modelo económico neoliberal el cual consiste en privilegiar el apoyo al capital privado en perjuicio de todas las áreas de la vida en común: salud, seguridad laboral, vivienda, educación.

Si algo caracteriza al neoliberalismo es el predominio de la razón económica de los dueños privados del capital sobre cualquier consideración de beneficio social.

Entre las múltiples consecuencias de lo anterior en el rubro educativo está la gradual privatización de las instituciones de educación superior. La falta de apoyo económico gubernamental las está condenando a una progresiva decadencia. La estrangulación financiera es un hecho innegable. Organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional están siendo el eje rector de las políticas educativas.

En la actualidad un porcentaje importante de jóvenes aspirantes a cursar la educación superior en la UAZ, no alcanza cupo. Con ello a las personas de escasos recursos económicos, que son una mayoría en este país,  se les priva del derecho social a la educación y a la movilidad social ascendente y consecuentemente se les condena a la pobreza. A estas alturas es difícil negar lo anterior.

En la UAZ, si bien factores de regulación externa están frenando altos logros deseables y la solución a la problemática universitaria es cada día más compleja, en medio de variadas circunstancias adversas,  la institución está luchando por su excelencia y buscando rutas para colaborar de manera óptima en la edificación de una sociedad mejor, ya que la UAZ forma parte del alma de los zacatecanos. Permear el actuar universitario con el sentido de pertenencia es un valor innegable para elegir el mejor camino por el cual transitar.

Punto y aparte despedimos a 2015 con esta adaptación de la poesía titulada “El milésimo hombre” de la autoría del escritor inglés Kipling, Premio Nobel en 1907.

“Un hombre entre mil hombres -nos dice Salomón- se unirá a ti con más cariño que un hermano; ¡Y bien vale la pena buscarlo media vida por si lo encuentras antes de vivir la segunda mitad!.

Novecientos noventa y nueve hombres estarán pendientes de la virtud que el mundo te reconoce, pero el Milésimo Hombre será tu amigo fiel aunque el resto del orbe se ponga en contra tuya.

No serán atenciones, ni promesas, ni súplicas lo que te llevará a encontrarlo. Novecientos noventa y nueve hombres buscarán tu experiencia, tus logros o tu gloria; mas si él te encuentra a ti y tú a él todo ello perderá importancia, porque el Milésimo Hombre estará a tu lado en todos los caminos del triunfo o de la derrota!

Podrás usar su bolsa como si fuera la tuya propia; y él usará la tuya, ambos sin consultarse…Y sonreirán al verse, día tras día, sin mentar para nada el dinero prestado.

¡Novecientos noventa y nueve hombres reclamarán plata u oro en sus negocios pero el Milésimo hombre vale más que todo ello porque podrás abrir tu pecho de par en par ante él!

Todas sus desgracias serán desgracias tuyas, al igual que sus buenas acciones, que lo serán tuyas también; por lo tanto, en todo momento, en las buenas o en las malas, ofrécele tu apoyo a la vista de todos, ya que su causa será tu propia causa!

¡Novecientos noventa y nueve hombres no podrán soportar la vergüenza, la burla o la risa, pero el Milésimo Hombre… siempre estará a tu lado, hasta el pie de la horca y más allá también!”

A todos los integrantes de la comunidad universitaria -los estudiantes, razón de ser de esta institución; los investigadores y académicos, que generan e imparten los saberes; el personal administrativo y de apoyo, que ayudan para que todas las piezas engranen-, se les desea un año nuevo 2016 colmado de motivos para seguir adelante. Lo grandioso espera al espíritu capaz de alcanzarlo.

Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto. ■

 

*Cronista de la UAZ

[email protected]  

cró[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias