15.8 C
Zacatecas
jueves, 29 septiembre, 2022
spot_img

Cínico e improductivo, decálogo de Enrique Peña Nieto: García Zamora

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA • Araceli Rodarte •

■ Pretende apropiarse del clamor social de justicia sobre desaparición de 43 normalistas, advierte

- Publicidad -

■ “Es una respuesta tardía, limitada y superficial”; no influirá en el fondo del problema, señaló

Rodolfo García Zamora, director de la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), afirmó que el decálogo presentado por Enrique Peña Nieto, además que no resuelve la corrupción que existe en todos los niveles de gobierno, demuestra su cinismo al pretender apropiarse del clamor social de justicia sobre la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

“Es una respuesta tardía, limitada y superficial que no va a incidir en el fondo de los problemas de la violencia, la injusticia y con lo que a nivel internacional se ha manifestado como el fracaso de todo el gobierno mexicano, en términos de garantizar la justicia, la equidad y la paz para los mexicanos”, indicó.

Según explicó, la propuesta presentada por el presidente el pasado jueves se orienta al fortalecimiento de las instituciones policiacas, aumentar el poder de algunos gobiernos estatales y afianzar la ley pero con un enfoque punitivo y de persecución.

Por el contrario, se trata de “una iniciativa totalmente superficial con el tema de la corrupción y es patético que en el punto 9 diga que se va a perseguir la corrupción cuando él ha estado involucrado en su gobierno, como se evidencia con la cancelación del proyecto con los chinos”.

Otro aspecto delicado, agregó García Zamora, es el anuncio de presentar una iniciativa de ley para controlar la seguridad en los municipios, puesto que ello afirma que estos son los causantes de la violencia.

Sin embargo, la principal omisión es “que en ningún momento reconoce que que es el fracaso del modelo económico de su gobierno de de los anteriores, los que generan esto que he denominado la Economía  de la Muerte. Cuando él ignora este elemento, lo que nos dice es que con sus reformas se va a profundizar la desigualdad, la pobreza y va a seguir la violencia y la inseguridad”.

De acuerdo a ese anuncio, el Estado únicamente está dispuesto a continuar con la militarización del país, acabar cada vez más con los espacios de la sociedad civil y “el colmo del cinismo, decir que todos somos Ayotzinapa”.

Reiteró entonces que las medidas anunciadas no incidirá en ninguno de los problemas que azotan al país, en especial de la violencia y la desigualdad, y al contrario, esa problemática podría acentuarse.

Con el suceso de Ayotzinapa, dijo García Zamora, se desplomó la imagen que el gobierno intentaba proyectar hacia el interior y el exterior, la cual tuvo una inversión en publicidad de cientos de millones de dólares.

No obstante, “el mundo se dio cuenta que esta Economía de la Muerte impuesta por el PRI hace 32 años ya ha generado de forma estructural las violencias de la pobreza, el crimen organizado y el gobierno, y en consecuencia México se ha convertido en una enorme fosa clandestina con miles de personas masacradas”.

En ese contexto, el académico señaló que el “Decálogo Cosmético” pretende lavar la imagen que el gobierno mexicano tiene ahora en el exterior, motivo por el cual “ese será el mismo tono del informe del primero de diciembre”.

Concluyó que mientras no avancen las organizaciones de la sociedad civil y exijan que acabe la corrupción no solamente en los municipios, sino en la Presidencia de la República y en todos los gobiernos de los estados donde también “hay casas blancas, fincas, ranchos e inversiones”, y mientras no se detenga la corrupción en el sistema judicial, “va a ser imposible que se erradique la violencia, la inseguridad y la desigualdad. El reto es evitar que este discurso mutile la participación de la sociedad civil”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias