19.8 C
Zacatecas
lunes, 8 agosto, 2022
spot_img

Firma AMLO decreto para resolver desabasto hídrico en NL

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Ante la crisis por el desabasto de agua que enfrenta Nuevo León, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto esa mañana para formalizar las acciones que el gobierno federal emprende para resolver la situación, que alcanza un déficit “critico” de 3 mil litros por segundo en la zona metropolitana de Monterrey.

- Publicidad -

En la conferencia de prensa de este viernes en Palacio Nacional, el mandatario federal destacó que con estas acciones se pretende dar respuesta en el corto plazo a la problemática, y se comprometió que con las estrategias que ya se trabajan habrá garantía de abasto de este recurso para los próximos ocho a diez años.

Refirió que desde hace varias semanas se trabaja de manera conjunta con los gobiernos municipales y con el estatal, pero aun cuando se ha avanzado “sigue la escasez de agua y va a llevarse más tiempo, aún cuando ya empezó a llover, va a llevar tiempo todavía”.

En una inusual corta mañanera (de 36 minutos), informó que las acciones inmediatas –canal de riego, reparación de pozos y aportaciones de la industria— lograrán la captación de mil 500 litros por segundo, “pero de todas maneras hay un déficit (de mil 500 litros por segundo), mientras no llueva va a llevar tiempo llenar las presas”.

Los más afectados, lamentó, es la población con mayores índices de pobreza, que se ubica sobre todo en las zonas conurbadas de la capital neoleonesa, pues no hay líneas de conducción del líquido hasta sus barrios ni cuentan con infraestructura, por lo que se hacen de éste con pipas.

“Vamos a reforzar el apoyo, se van a tomar algunas medidas adicionales y hoy voy a firmar un decreto con ese propósito, que es resolver el fondo a mediano y a largo plazo el problema y reforzar acciones de inmediato”, apuntó el presidente. Como parte de éstas habrá una inversión de cerca de 20 mil millones de pesos para la construcción de un acueducto desde la presa El Cuchillo y para concluir la presa Libertad.

“Las soluciones que nosotros estamos proponiendo se van a llevar cabo con el apoyo del gobierno del estado y los municipales y nos van a permitir seguir trabajando hacia adelante, pero vamos a poder garantizar agua ocho a diez años, y ya vienen otras autoridades para que se continúe invirtiendo y se amplíe el plazo. Nos comprometemos a que antes que termine este gobierno se tenga abasto de agua para ocho a diez, empezando ahora con este plan de reforzamiento”.

Las acciones que llevarán más tiempo para garantizar este compromiso, agregó el mandatario, son “terminar en un año y medio, a más tardar, un acueducto de 100 kilómetros que conecté a la presa El Cuchillo, que hoy tiene agua suficiente, con la zona conurbada, que nos va a permitir disponer de alrededor de 5 mil litros por segundo.

“Entonces, tenemos un déficit, una situación crítica de 3 mil litros por segundo, y con esto vamos a tener 5 mil litros por segundo; más lo que va a aportar la presa Libertad, que también la debemos tener concluida antes que termine el gobierno. Con esto se enfrenta el problema y se puede pensar en el mediano y largo plazo”.

Por su parte, el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Martínez Santoyo, detalló las acciones que se han emprendido y emprenderán y que forman parte del decreto firmado por el titular del Ejecutivo federal, que se publicará en la edición vespertina de este viernes en el Diario Oficial de la Federación.

Dos trabajos a mediano plazo, dijo, son concluir, para finales de 2023, el acueducto que llevará agua de la presa El Cuchillo a la zona metropolitana de Monterrey y, para antes de que termine el actual sexenio, la presa La Libertad.

Las maniobras a corto plazo que han emprendido la Federación para atender de manera inmediata la emergencia fue el establecimiento de un acuerdo con los productores de zonas agrícolas y citrícolas cercanas a Monterrey para que aporten hasta mil litros por segundo del agua concesionada, lo cual inició ayer con la distribución del recurso con el llenado de los tanques que distribuyen el agua potable a la zona afectada.

“Todo este proceso es para llegar a las partes más marginadas del área urbana de Monterrey, es importantísimo que donde no hay infraestructura existan posibilidades que llegue el agua, con esta conexión que se va a dar iremos a las zonas más desprotegidas. Este convenio tiene posibilidades de ampliarse a 2 meses y operará 14 días por las 24 horas, es decir, dos días por semana en promedio”, apuntó el funcionario.

Otras acciones inmediatas es el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), con la operación del Plan DN-III, para llevar con carros tanque el líquido a las poblaciones más vulnerables. Por ahora se cuenta con 14 pipas, pero con el decreto presidencial el número llegará a 114, se informó.

“Otros apoyos del gobierno federal son administrativos, como facilitar al organismo operador la perforación de pozos emergentes, con un volumen de 220 pozos que están en perforación, rehabilitación y mantenimiento, para lo que se está invirtiendo 385 millones de pesos”, señaló Martínez.

Asimismo, se tienen convenios con las principales industrias con sede en el estado que aportarán entre 200 y hasta 500 litros por segundo del agua que les ha sido concesionada.

De su lado, el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López, indicó que el objetivo del decreto presidencial es formalizar las acciones que tienen por el objetivo de garantizar el acceso al agua potable de calidad a los habitantes de la zona metropolitana de Monterrey, que comprende 18 municipios.

“Se beneficiará de manera inmediata a más habitantes de esos municipios que hoy no reciben el agua potable y se faculta a la Conagua para apoyar y coordinar esfuerzo de operación del organismo estatal de agua potable y para disponer de la totalidad del agua concensionada”.

Además, agregó, se instruye a la Sedena continuar con el Plan DN-III para que actúe de manera inmediata con carros tanques para abastecer con el recurso a la población.

En tanto, el subsecretario de la Defensa Nacional, Agustín Radilla Suástegui, indicó que en el marco de la aplicación del Plan DN-III, desde el pasado 19 de julio la Sedena ha apoyado a la población afectada con 14 pipas para abastecerlas, las cuales se incrementarán en 100 unidades más, además de la estimulación y bombardeo de nubes para originar algunas lluvias.

“Por instrucciones del señor presidente, a partir del 1 agosto reforzaremos el plan y se harán llegar 100 vehículos cisterna más, con lo que estaremos con 114 en apoyo a 10 municipios de la zona conurbada, para que los vehículos lleguen a las colonias con mayor necesidad de agua. El abasto se brinda de seis de la mañana a siete de la noche, y nos van a proporcionar 20 puntos de carga para abastecer y cumplir con la instrucción”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias