12.8 C
Zacatecas
sábado, 1 octubre, 2022
spot_img

Las cuotas ilegales en la UAZ: filtro contra-pobres

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS VARGAS •

En la UAZ, como parte de su caos normativo, hay total ausencia de regulación en la política de cuotas. Y las consecuencias de este caos son enormes. Las Unidades Académicas deciden por su lado los montos de cuotas que teóricamente son voluntarias, porque las únicas legalmente obligatorias son las autorizadas por el Consejo Universitario, las cuales no rebasan los 160 pesos. Pero hay escuelas que llegan a mil pesos. El asunto tiene dos problemas centrales: uno es la total opacidad y arbitrariedad con las cuales se manejan las cuotas, porque no hay quien fiscalice el uso de esos recursos y no existen normas sobre el destino de las mismas; es decir, en una situación normal, se contabilizan los ingresos por cuotas en el rubro genérico de Ingresos Propios, del presupuesto general de la Universidad, y con ello, se decide el destino de esos recursos ya presupuestados. Pero ocurre que son recursos no presupuestados. Una sola Unidad Académica tiene 30 por ciento de la matrícula de la UAZ (la Preparatoria), por tanto una masa enorme de ingresos por concepto de cuotas. Tal vez rebase los 4.5 millones de pesos. ¿Qué hacen con ese dinero?, ¿quién decide en qué se gasta?, ¿dónde está esa información y cuál es su mecanismo de rendición de cuentas? ¡Nada, todo es un misterio! Únicamente la directora lo sabe, pero no lo transparenta.

- Publicidad -

El segundo problema es el impacto en la oportunidad de estudiar de jóvenes que provienen de las capas pobres del estado de Zacatecas. Se suponía que la Universidad tenía una vocación popular, es decir, políticas de ingreso que eliminaban las impedimentos económicos para estudiar. Pero como las cuotas son requisito de inscripción, entonces ya pusieron un filtro económico al ingreso. Una familia en pobreza no puede sostener esas cuotas. No es de extrañar, por tanto, que la composición social del estudiante universitario se haya alejado de los deciles más bajos de la población. Y eso es de enorme impacto para la equidad en la oportunidad de estudiar niveles superiores entre los jóvenes zacatecanos.

Sin embargo, se debe reconocer que la situación de cuotas es también un efecto de la insuficiente prioridad de la educación superior dentro de las políticas educativas del gobierno mexicano. En el presupuesto educativo nacional, la educación superior representa sólo 16 por ciento. Gasto que provoca que 70 de cada 100 jóvenes de entre 19 y 23 años estén fuera del sistema educativo, los cuales están ubicados dentro de los 5 primeros deciles de ingresos (pobres). En otras palabras, sólo los ricos están siendo los beneficiados reales de la educación superior. La política del gobierno mexicano para con la educación superior es altamente regresiva, de las peores del mundo. En suma, hay injusticia en la distribución de los presupuestos federales, pero hay opacidad y posiblemente múltiples actos de corrupción en el manejo de las cuotas de los estudiantes universitarios.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias