17.5 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

UAZ otorgó en 2001 Doctorado Honoris Causa a Fidel Castro, por aportaciones en salud y educación

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA • admin-zenda •

■ En ese momento la relación diplomática entre México y Cuba no era buena

- Publicidad -

■ El comandante no pudo visitar Zacatecas por motivos políticos, pues el Estado mexicano no garantizó las medidas de seguridad necesarias: Rogelio Cárdenas Hernández

En un momento en el que la relación diplomática entre México y Cuba no era buena, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) otorgó el Doctorado Honoris Causa al ahora fenecido Fidel Castro Ruz, por sus méritos y aportaciones en el ámbito de la salud y la educación.

El Consejo Universitario de la Máxima Casa de Estudios de la entidad entregó esa distinción de manera formal el 20 de febrero de 2001, en La Habana, debido a que el ex presidente cubano no pudo visitar Zacatecas por motivos políticos, pues el Estado mexicano no garantizó las medidas de seguridad necesarias.

La UAZ y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos son las únicas instituciones educativas mexicanas que otorgaron esa distinción el líder de la Revolución Cubana, esta última en noviembre de 2012, por sus aportaciones a la agricultura, la educación y la cultura.

Rogelio Cárdenas Hernández, rector de la UAZ en el periodo 2000-2004, recordó que la idea de entregar ese reconocimiento fue de José Narro Céspedes, quien presidía el Partido del Trabajo.

“Las relaciones entre México y Cuba no eran muy buenas, estaba como presidente Vicente Fox. Entonces había la idea de que viniera Fidel a México y yo tuve el trabajo de buscar que el Consejo Universitario aceptara darle un Doctorado Honoris Causa por sus logros en salud y educación”, expuso.

Al aceptar el máximo órgano de gobierno de la institución, el problema fue encontrar el lugar adecuado para realizar el acto protocolario. Finalmente se definió que el evento se realizara en el hotel Quinta Real.

Sin embargo, personal del gobierno cubano notificó que había dificultades porque el Gobierno Federal y las diversas corporaciones policiacas no le garantizaron la seguridad necesaria.

Al no haber las condiciones para garantizar seguridad a Fidel Castro Ruz, la embajada cubana en México ofreció al Consejo Universitario trasladarse a La Habana para realizar la entrega del Doctorado Honoris Causa.

Al final, se acordó que el acto se efectuara el 20 de febrero de 2001, días después de haber concluido el proceso de negociación con el Sindicato de Personal Académico (Spauaz), cuyo emplazamiento a huelga vencía el 15 de ese mes.

Sin embargo, “aquí las cosas se complicaron porque estalló la huelga y de todas maneras la delegación tuvo que irse, el gobierno de Cuba pagó un avión charter para que todos los integrantes del Consejo Universitario y miembros del Gobierno del Estado se fueran directamente”.

Debido a la huelga, Cárdenas Hernández pudo trasladarse a Cuba hasta el día previo a la entrega de la distinción: “llegué con el máximo de atenciones que uno ni se imagina. Una vez que llegué al hotel y descansé, fui directo al centro de eventos y ahí estuvimos platicando un rato con el comandante”.

“Fue una plática muy emocionante. Yo me emocioné mucho. Tener al comandante a un lado, preguntando por cosas de Zacatecas porque también estaba el gobernador, fue emocionante. Fidel mostró mucho conocimiento sobre el estado. Sabía a qué se dedicaba la gente, lo que se producía, e interesado en hacer acuerdos para adquirir frijol”, sostuvo.

El encargado de escribir el discurso que sería leído en el acto protocolario fue Martín de Jesús Cardozo Pérez y primero le fue entregado al secretario particular de Fidel Castro para que lo revisara y a final de cuentas no se le modificó nada.

Según describió el ex rector, “el comandante se entusiasmó mucho y la gente de Cuba decía que pocas veces habían visto al comandante así. Todo salió muy bien y cuando terminó el evento, Fidel nos invitó a una delegación pequeña a su despacho”.

Después de ese primer encuentro con Fidel Castro, comentó que pudo ir a Cuba varias veces más y pudo ver otra vez al líder revolucionario en Santa Clara, durante un encuentro con rectores de varias universidades mexicanas.

El Doctorado Honoris Causa se le otorgó por sus aportaciones a la salud y la educación y “no tomamos en cuenta nada que tuviera que ver con la Revolución. Debimos haberlo hecho pero no, no fue así. La connotación académica no tuvo tanta relevancia porque estaba en medio el tema político, pero los méritos en salud y educación son suficientes. Sigo pensando lo mismo, que hicimos bien”, concluyó Cárdenas Hernández.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias