6.8 C
Zacatecas
domingo, 25 septiembre, 2022
spot_img

Como un hombre “muy mexicano” expone Christian Duverger al conquistador Hernán Cortés

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RÍOS • Araceli Rodarte •

■ Comparte historiador y antropólogo una visión diferente a la figura del icónico personaje

- Publicidad -

■ Desde la historia prehispánica el mestizaje era algo bien visto y deseable, explica

Crónica de la eternidad (Taurus, 2013), el libro que desvela a Hernán Cortés como el auténtico autor de la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, y derivado de ello, implica “un cambio mayor para la historiografía de México” en tanto que lo propone como “un gran escritor”, pero también como un hombre “muy mexicano” con una inclinación por el mestizaje que según su autor, Christian Duverger,  procede de la influencia prehispánica preexistente a la llegada de los españoles transmitida de manera determinante al Conquistador por La Malinche, ha sido bien recibido por la academia.

Luego de un año de su publicación, el pasado abril, el antropólogo e historiador, fue escuchado en su exposición por miembros de la Real Academia de la Lengua Española, muchos de los cuales dijo, “decidieron apoyar mi versión”, misma que agregó, “no ha recibido ningún elemento en contra” y por el contrario le ha significado repetidas invitaciones de “todos los departamentos de Historia para hablar de todo eso”.

La investigación de Duverger fue realizada con los documentos existentes, pero subraya, también con los huecos, entre éstos, justo la ausencia de referencias en México de este personaje en fuente alguna, anómala para un solado que se expone como cercano al conquistador de Tenochtitlán y por tanto como testigo de los hechos, de manera significativa, en las Cartas de Relación del propio Hernán Cortés.

El catedrático de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, quien se dedica desde hace años al estudio del México prehispánico y al correspondiente del siglo 16, mencionó que antes de su investigación, “nadie había formulado un asunto así”, y observó, “hablar de Cortés en México es riesgoso”.

“Entonces yo lo hice pero con el sentimiento de que sí es peligroso hablar de Cortés como si fuera un autor excepcional por la mala fama que es tradicional de él en México y que implicó una especie de rechazo, pero la verdad es otra, es que Cortés es una personalidad excepcional y eso no quita de ninguna manera las manchas de sangre”.

La suya es también una lectura de la Conquista fuera de la visión occidental, recuperada ahora desde la historia prehispánica preexistente a la llegada de los españoles, donde el mestizaje era algo no solamente bien visto sino deseable y que abarcó 30 siglos, elementos que expone en otra de su obras El primer mestizaje, donde aborda este tipo de procesos acostumbrados entre los grupos nómadas y sedentarios, y que luego explicarían por qué 500 soldados españoles no fueron ultimados por los 18 millones de habitantes del altiplano mesoamericano entre 1519 y 1521.

Aparecen así, poco más de 150 firmas del personaje, todas diferentes, lo que le implicó al historiador la posibilidad de que otra persona firmara por él y por tanto la probabilidad de que no supiera leer ni escribir.

La Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, efectivamente llegó a Guatemala, luego de un intento fallido por parte de los tres hijos de Hernán Cortés de restablecer el poder cortesiano en México, a donde llegaron en enero de 1563 cargando la crónica, entonces anónima, misma con la que sustentarían la destacada participación de su padre en la Conquista.

Como otra de las pruebas en que sustenta la autoría de Cortés y demuestra la imposibilidad de que Bernal Díaz del Castillo fuera el autor de la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, se encuentra un análisis comparativo de la estilística de Las Cartas de Relación y la primera, donde entre otros elementos, expone, elementos de binarismo utilizado en la lengua náhuatl y que Cortés habría incluido como “una marca intencional ” en alusión a un elemento de mestizaje promovido por el Conquistador de Tenochtitlán.

“En mi libro no opino en relación con la Conquista, lo que digo es que fue un escritor de primer rango y eso se puede aceptar o no, pero evidentemente entiendo que es un problema aceptar un Cortés que sería otra cosa que un matador de indios. Yo considero que Cortés fue muy mexicano, de corazón, de espíritu, creo que la influencia de Malinche fue determinante y a través de ella encontró realmente un amor a un país, a una cultura, a una civilización, lo que hace que el papel de Cortés sea de lectura difícil”.

Christian Duverger fue entrevistado luego de su participación en la presentación en el auditorio del Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez del libro El nahua de la Huasteca y el primer mestizaje: Treinta siglos de historia nahua a la luz de la dialectología, del investigador de la Universidad Veracruzana, Andrés Hasler Hangert, evento convocado y organizado por la Unidad Académica de Antropología de la UAZ.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias