16.8 C
Zacatecas
domingo, 14 agosto, 2022
spot_img

Con los medios en contra

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RICARDO ARTEAGA ANAYA •

Los movimientos de izquierda en América Latina que han buscado alcanzar el poder en países donde el modelo neoliberal ha arrasado con las riquezas y las ha entregado a transnacionales, se han enfrentado siempre a un poder con la capacidad de aplastarlos si no saben hacerles frente, el de los medios de comunicación que fácilmente han logrado moldear la opinión pública para generar temor entre el ciudadano si su voto es por un proyecto distinto o que busque cambiar lo construido, sin importar que el ciudadano apenas logre llevar la comida a su hogar.

- Publicidad -

Los medios de comunicación se han consolidado como un quinto poder, según algunos analistas y escritores, puesto que éstos manipulan la opinión pública a través de la publicada, de los analistas, comunicadores y periodistas que siguen una línea editorial que atiende a intereses económicos del momento, es así que a través de éstos, los grandes empresarios a nivel mundial, así como Estados Unidos, han logrado imponer Presidentes en toda América Latina durante al menos los últimos cuarenta años y si algún aspirante de izquierda logra derrotarlos en las urnas, lo aplastan con todo el aparato mediático a la par de sanciones económicas.

Es el caso de Cuba y Venezuela, países que desde hace décadas han sido castigados con bloqueos económicos y con todo el poder del aparato de los medios de comunicación tanto locales como internacionales a tal grado de que en México y en todo el mundo, un sector de la población cree que estos países son pobres y desiguales, sin progreso ni desarrollo, sin que seamos capaces de conocer la verdad, incluso la situación (al menos la que nos hacen creer) es utilizada en campañas mediáticas para generar temor en el electorado de otros países, en México fue utilizada la campaña de que nuestro país se convertiría en Venezuela del norte, donde la moneda se devaluaría, el dólar llegaría a los 30 pesos en unos meses y la gasolina escasearía y su costo llegaría a niveles altísimos, la campaña fue implementada para intentar frenar el enorme respaldo y evidente triunfo de López Obrador.

El mecanismo mediático consiste en echar a andar campañas negras a través de para deslegitimar o generar temor en el electorado de países donde la izquierda comienza a tomar fuerza, en sí, las campañas consisten en asustar a la población que en caso de votar por dicho proyecto su situación empeorará más de lo que han generado los gobiernos neoliberales desde hace décadas, la finalidad de frenar a dichos candidatos es para evitar que sus intereses económicos en el país se vean afectados.

En Brasil frenaron a Lula Da Silva mediante procesos judiciales para meterlo a la cárcel y evitar su regreso a la Presidencia, de esta forma impusieron a Jair Bolsonaro, un ultraderechista que ha empeorado la situación de los Brasileños y que ha reprimido a pueblos indígenas que reclaman sus derechos, entre otras situaciones que han afectado la economía del país. De igual forma en Bolivia impulsaron un golpe de Estado y lo respaldaron a nivel internacional con campañas mediáticas que exponían a Evo Morales como un dictador que buscaba perpetrarse en el poder tras otro triunfo en las urnas.

López Obrador, desde que obtuvo el triunfo se ha enfrentado a una maquinaria mediática que diariamente intenta restar legitimidad a su gobierno y proyecto de nación, demostrado está que los ataques atienden a intereses económicos incluso de los mismos medios de comunicación que recibían de gobiernos panistas y priistas cientos de millones de pesos mensuales, periodistas, medios y youtuberos como Carlos Loret de Mola, López Dóriga, El Financiero, entre otros, eran beneficiados mensualmente con pagos inconcebibles para no golpear al gobierno en turno, para no publicar investigaciones periodísticas o para emprender campañas negras contra opositores o políticos salidos del huacal, hoy han perdido estos beneficios y mediante financiamiento de grupos políticos y empresas cuyos intereses se han visto también afectados por los cambios impulsados desde el gobierno de la 4T, golpean al Presidente, familiares y gobiernos emanados del mismo proyecto.

El equilibrio y cura contra dichas campañas ha sido el respaldo popular, la mañanera es vista por cientos de miles de mexicanos que diariamente se curan contra la campaña negra que impulsan los medios tradicionales y entienden los cambios que se construyen desde el gobierno federal, con los medios en contra, el Presidente López Obrador ha logrado consolidar un respaldo popular que sus antecesores perdieron tras el primer año de gobierno y que le asegurará continuidad de su proyecto de nación al menos un sexenio más.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias