19.8 C
Zacatecas
lunes, 28 noviembre, 2022
spot_img
[balazo_top]

Juan José Macías, el poder de toda una generación posible

[ljz_balazos]

Más Leídas

- Publicidad -

Con su premio en mano, su reconocimiento de toda una ciudad a su obra y gestión cultural, Juan José alentó a los escuchas a que la poesía es entonces, no una habladuría, sino un oficio que da resultados concretos, concita a la rebeldía, al disfrute cotidiano, a la comunicación diurna y matutina de que hay vivacidad, creación sin límites, lo posible, lo audible.

Acompañado de familiares y amigos entrañables, y recuerdos de toda índole, -entre ellos el de su señora madre – Juan José Macías recibió, de manos del alcalde, una de las distinciones más favorables al rememorar al poeta sonetista Roberto Cabral del Hoyo, quizá uno de los mas espléndidos escritores nacionales, y quien por cierto, -confesaba el poeta Cabral, quien le enseñó y estimuló a ser un escritor de su talla fue el escritor y cronista potosino el morzolote- era, como Juan José, de los más sencillos, los más asiduos al estudio, la escritura cotidiana, la enjundia para hacer amistades y nunca perderlas.

- Publicidad -

El tema central es el poderío de los escritores zacatecanos, faltaba menos: la historia del pueblo zacatecano es una máquina de hacer hombres y mujeres de una extraña catadura, hito de un pueblo muy sufrible por los tantos años en que se entregó al trabajo donde fue explotado a mansalva, fue víctima de guerras civiles y ataques de forasteros, de traiciones de sus políticos comodinos y rapaces pero también, en medio de ese caos, la cultura, la ciencia, los libros, los vates y los oradores, las salas de lectura, las bibliotecas y los concursos, las revistas satíricas, la propagación de los poemas y cantos de guerra defendiendo al pueblo y acompañándole en sus largos sufrimientos.

Es obvio que la larga tradición de los escritores zacatecanos, por ser de la fama de su interés colectivo, ha dado a nivel nacional cineastas, humanistas de talla inmejorable, es una larga lista que llena de orgullo a las nuevas generaciones y que hace rememorar a los otros que en el mosaico de las generaciones plasmaron un soporte que ayuda a que la producción literaria sea de mucha altura, de astucia inquebrantable, de asombro cotidiano.

Juan José Macías es ampliamente conocido en las mesas de escritores de un México colega que le sabe a la poesía contestataria, que organiza mesas editoriales de altura y triunfan en medio de adversidades, que difunden por todos los medios la obra de poetas y cuentistas, de novelistas que le saben al oficio y cuentan sus experiencias y es por ello que se afirma que la generación es una falacia, somos todos o ninguno, caben Sampedro o el poeta Acosta o la Yamilet, los jóvenes poetas de todo un estado que le saben a la palabra que fue honrada por Velarde, por Magdaleno, por Olague o Severino y Alberto Huerta, es decir, toda una fauna exquisita para escoger y rediseñar la osadía de seguir escribiendo y bajo otro estilo, otra guerra, nuevas metas.

Está de más decir que Macías es un ser terriblemente amistoso, fácil se gana amistades, atesora infinidad de mantenimientos eficaces en ferias de libros, conferencias, lecturas, ediciones de libros de fina y simplificada belleza, abre puertas, cierra otras y lo mejor: le da a Fresnillo más ánimos para considerarse como semillero de artistas que nunca pierden y en cambio se reparten al son de una ciudad donde siempre anida el frío, la neblina mañanera, las montañas por doquier, donde se asoman las noticias alarmantes, el progreso, el retroceso, el desánimo también y la mucha hombría para decidir seguir hacia adelante.

De verdad felicidades para este gran zacatecano que nos llena de orgullo y donde se acrecienta la estima por ser como es, desde muy chavos compartimos nuestras poesías en antologías del INBA o la UNAM, luego pude conocer a fondo su estupenda infancia capaz de sortear todos los oficios y peligros, su llegada a la ciudad capital zacatecana con un as bajo la manga: ser muy trabajador, darle duro al oficio, a la claridad en las ideas, al estudio y al enriquecimiento -casi sin quererlo- de la literatura zacatecana que hoy por hoy es admirada y enaltecida.

Hecho y derecho, una generación posible para todos y entre todos.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img