15.2 C
Zacatecas
martes, 7 diciembre, 2021

Ernesto Perales Núñez. Homenaje póstumo, porque la verdadera muerte es el olvido (2/2)

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Juan Manuel Rivera Juárez •

Precursor de la radio universitaria, integrante de equipos deportivos representativos de la Universidad o militante permanente de una expresión político-académica que trascendió en la institución, fueron algunas de las expresiones que caracterizaron a Ernesto Perales Núñez (Neto) y que marcaron su paso por la institución.

- Publicidad -

Neto se caracterizó por ser un asiduo lector, ímpetu que acompañaba con la música de diversos grupos de rock y jazz. Era un apasionado de la conversación, disfrutaba al compartir y confrontar sus ideas. Platicando con su amigo Raúl Morones surgió la idea de compartir con más personas lo que leían y la música que escuchaban, que coincidió con la invitación del Lic. Lázaro Rivera Hernández para que conocieran a Don Jesús Jáquez y Don Ramón Medina y crearan un programa de radio en la XEPC. Neto y Raúl se la jugaron como dos amigos auténticos que colaboraban respetando sus gustos, posiciones y enfoques, cada semana cargaban sus discos, sus libros y su gran entusiasmo por compartir toda esa literatura acompañada con excelente música.

Los guiones garabateados por Neto y Raúl eran trascritos por la novia de Raúl, después los grababan Don Jesús y el Lic. Lázaro en la cabina de locutores y Manuel Martínez los editaba en su consola, así nació el programa los Perfiles del Hombre, un programa con biografías de grandes personajes como Johann Sebastián Bach, Sócrates, Galileo y los esposos Curie entre otros. También hablaron de inventos maravillosos como el telescopio, la cibernética o hechos históricos como la llegada del hombre a la Luna e incluso frases célebres. A su modo dos universitarios honraban las mentes más brillantes de la historia universal que los inspiraban y los hacían soñar en grande.

Estaba dentro de sus intereses que se escuchara y conociera más en Zacatecas la corriente musical del jazz, por lo que crearon “Contra Punto”, el primer programa radiofónico en su género en el contexto cercano. Analizaban los diferentes géneros de todo ese fascinante mundo musical: Bebop, Cool, Hot y Swing, así como a algunos con sus principales exponentes como Gerry Mulligan, Miles Davis, John Coltrane o Dizzy Gillespie.

Durante seis años Neto participó como coordinador y productor de los programas de radio Monitor Universitario e Intemperie. Neto y Eduardo Llamas fueron los responsables del Cine Universitario y de los programas de radio en los que se informaba a la comunidad en general de las actividades de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), estos programas fueron impulsados desde la Dirección General de Extensión Universitaria a cargo del Ing. Julián Guevara Escalera. A finales de los 90´s cuando ocupaba la rectoría Virgilio Rivera Delgadillo, Martín Cardoso Pérez la coordinación de Comunicación Social y Ernesto Perales Núñez Difusión Cultural, Neto incursionó en la producción de televisión con el programa Tv UAZ que se transmitía los sábados en Televisa Zacatecas y en el que se daba a conocer la actividad universitaria desde la investigación, la academia y la divulgación cultural.

“En la casa de Eduardo Llamas, una o dos veces a la semana nos poníamos a leer y escuchar música toda la noche. Así estudiábamos matemáticas, economía política, literatura. Mucho tiempo también se dio la discusión política entre lo que estábamos leyendo y lo que leían otros, como los trotskistas, los maoístas, los leninistas, los guevaristas. Fue el tiempo en el que dormíamos poco porque había muchas cosas que hacer. Todo eso se juntaba con las novias, las grillas, el deporte, las lecturas, la producción de radio. Era un mundo muy interesante”.

No se puede desconocer su participación en la elaboración del Modelo Académico UAZ: Siglo XXI, así como en la definición y aplicación de lineamientos institucionales en materia de difusión de la cultura, promoción del deporte y en el ámbito editorial. “Mano negra (grupo al que pertenecía Neto), en la reforma de 1988 presentó 15 ponencias que hablaban de cultura, política, diseño curricular, extensión. Queríamos orientar a la Universidad hacía la crítica, menos politizada, pero más abierta a la discusión de las posiciones filosóficas y culturales. Más abierta a la cultura y el dialogó entre la comunidad académica y estudiantil”.

“Nosotros queríamos ser aquel viejo sueño del humanismo: rojo y experto, culto y crítico, deje de lado mi carrera académica porque estaba convencido de hacer la revolución. No nos interesaban los grados. Ahora la obtención de títulos es una reclasificación social. Antes no significaba nada. Ese fue el motivo de nuestra generación”. “De 1971 a 1977 la universidad cambio: se fue quedando atrás aquella institución al servicio de un grupo social tradicional, hegemónico en Zacatecas, cerrado, conservador, esto incluía el punto de vista académico, porque era una didáctica y una pedagogía autoritaria, cerrada, positivista. Ahí la autoridad se imponía con el maestro: qué estudiar, cómo comportarse, cómo vestir. Zacatecas era una pequeña ciudad con una estructura familiar autoritaria y una iglesia omnipresente. Todo esto se hizo ver en el movimiento de 1977, pero además en el tipo de cine que empezamos a ver. Algunos docentes trataron de impedir que viéramos El último tango en París. Ahí estaba presente la prohibición, a través de la familia y de la iglesia. Aún con eso, vimos festivamente El último tango en París en el cine Rex. Muchas <<señoras bien>> se pusieron en la puerta para que no viéramos esa y otras películas. Pero nosotros dijimos <<con permiso señoras>> y ellas nos decían: <<jóvenes, no entren, se van a perturbar sus conciencias>>. Después vimos otras películas como El Topo, La montaña mágica, las películas de Fellini, Antonioni, Buñuel, Woody Allen, Irgman Bergman”.

“Este tipo de cine lo trajeron los universitarios, con Luis Medina y algunos maestros de Economía. Era cine de debate, en la sala, al término de la cinta, debatíamos. También fue importante el teatro de Alberto Huerta y el teatro del absurdo. Al lado música clásica, jazz, rock y la literatura con el boom latinoamericano: leíamos a Gabriel García Márquez y Alejo Carpentier. Había tiempo, todo el tiempo del mundo. Leímos literatura erótica desde D. H. Lawrence, El amante de Lady Chaterly, Henry Miller, Filosofía del tocador y otros.”

Y con ese espíritu de libertad, confrontación y búsqueda, concluyeron los días de un universitario convencido de la transformación social y la gran revolución intelectual. Desde su tradicional mesa sentado en la Acrópolis con una taza de café americano y sus periódicos a la mano recordamos a Neto, un digno representante de una generación de ruptura. “Estuvimos siempre buscando algo más, caminos que no habían sido recorridos por nuestros padres. Esa fue nuestra comunidad; aquí estamos, seguimos platicando y disfrutando de todo ese ambiente cultural que nos tocó vivir”.

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes:

ttp://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ;

https://twitter.com/LumatUaz.

*Docente Investigador de la Unidad Académica de
Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT
[email protected]

- Publicidad -
Artículo anteriorRenovarse o morir
Artículo siguienteEscuelas
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias