16.4 C
Zacatecas
martes, 28 junio, 2022
spot_img

Arqueología

Once años de La Gualdra y el patrimonio arqueológico zacatecano

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Carlos Alberto Torreblanca Padilla •

La Gualdra 530 / Arqueología / Aniversario 11

- Publicidad -

Fue domingo en las claras orejas de mi burro,

de mi burro peruano en el Perú (perdonen la tristeza)

mas hoy ya son las once en mi experiencia personal,

experiencia de un solo ojo, clavado en pleno pecho,

de una sola burrada, clavada en pleno pecho,

de una sola hecatombe, clavada en pleno pecho.

César Vallejo

[fue domingo en las claras orejas de mi burro…]

Ha pasado el tiempo y La Gualdra arriba al onceavo año de vida con 530 suplementos publicados. Comencé a colaborar en este espacio cultural de La Jornada Zacatecas en el número 99. Es interesante notar la presencia de los números maestros, es decir, aquellos que, de acuerdo con la numerología, se repiten; en este caso el dígito doble de 1 y 9. Once por los años de vida de La Gualdra, el noventa y nueve por ser el inicio como colaborador. Principio y fin, alfa y omega, lo que nos conduce a la renovación, en este caso podemos señalar que nuestro suplemento se renueva y comienza otro año más de vida. 

En este onceavo año La Gualdra tiene un parecido con la leyenda de Santa Úrsula y las once mil vírgenes. De acuerdo con la narración, peregrina desde Bretaña a Roma nuestra protagonista, a su retorno había captado miles de mujeres las cuales fueron asesinadas en Colonia, Alemania, por las huestes de Atila defendiendo su virginidad. De esta manera, La Gualdra al paso de los años ha peregrinado por la cultura sumando este proyecto varios colaboradores y seguro once mil lectores, todos participando en la actividad cultural. 

Reflexionando desde el patrimonio arqueológico, en La Gualdra he tenido la oportunidad de abordar mi experiencia vivida con el Dr. John Charles Kelley, padre de la arqueología zacatecana. También, he contado narraciones mágicas sobre los misterios que encierran los sitios arqueológicos, descripción de piezas, hallazgo arqueológico y los 25 años del Museo de Sitio de La Quemada. En estos once años de La Gualdra me viene a la mente el número once correspondiente a las columnas existentes dentro del Salón de Las Columnas. Este edificio orientado hacia el ocaso se observa cómo el sol se pierde entre la sierra, en su movimiento anual se introduce detrás de los cerros o cañadas. Estos puntos en el paisaje marcaban un evento importante en la cosmovisión prehispánica, la deidad se manifestaba indicando el periodo para la preparación de las tierras en el solsticio de verano o las ceremonias de agradecimiento por las cosechas en el equinoccio de otoño. Había un calendario en el horizonte dejando de ver el paisaje ritual donde todos sus componentes tienen vida.

Entre los náhuatl del México prehispánico el día once del Tonalpohualli o cuenta de los días, era conocido como el Ozomahtli, representado por un mono, Xochipilli, príncipe de las flores era la deidad asociada y su dirección era el oeste, por donde se oculta el sol e ingresa al inframundo. Xochipilli era el dios del amor, los juegos, la belleza, las flores, el maíz, el placer y de la ebriedad sagrada, se le vincula con la fertilidad y cosecha. No intentamos posesionar el panteón mexica, simplemente hacemos las referencias del pensamiento prehispánico y cómo a través de sus deidades, ahora desconocidas, del Cerro de los Edificios de La Quemada, organizaron esta antigua ciudad con una cosmovisión mesoamericana.

Gracias a Jánea Estrada, La Gualdra ha sido un espacio abierto para poder informar sobres patrimonio arqueológico zacatecano, ya que solo se valora, protege y conserva lo que se conoce. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_530_

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias