10.8 C
Zacatecas
miércoles, 5 octubre, 2022
spot_img

Sismos y discapacidad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CATALINA MONREAL PÉREZ •

El 19 de septiembre es una fecha que se ha grabado en la mente de muchos mexicanos y mexicanas. Vivimos en un país de fuerte actividad sísmica, donde sólo los estados de Durango, Sinaloa, Sonora y Zacatecas se consideran de baja actividad sísmica. De acuerdo al Centro Nacional de Prevención de Desastres una tercera parte de la población del país está expuesta a sismos severos. Esta realidad ha hecho que nuestro país haya designado al 19 de septiembre como una fecha para realizar macro simulacros, en honor al sismo de 1985 y para crear una cultura de consciencia y prevención. 

- Publicidad -

La prevención y los protocolos de atención en casos de sismos salvan vidas. Es por esto que en estas fechas en que la gente está más preocupada por sacar la probabilidad de que tiemble tres veces en la misma fecha, es necesario enfocarse en crear protocolos cada vez más efectivos en salvar vidas e integrar a todo mundo en su ejecución. Para hacer esto es necesario que este lenguaje común que se utiliza en los simulacros incluya a las personas con discapacidad. Se sabe que las afectaciones en los sismos, tanto materiales-patrimoniales como físicas y psíquicas, no son solamente producto de la suerte. Influye también la interacción social. Por ejemplo, una de cada cinco personas con discapacidad entre 15 y 59 años no sabe leer ni escribir, por lo que si por ejemplo todos los protocolos de protección civil se dan vía escrita esto implica que se les está negando información valiosa. 

Este tipo de consideraciones son vitales para un país como el nuestro. Ya existen documentos de políticas para integrar a las personas con discapacidad en las acciones de protección civil, como lo son las recomendaciones del CONAPRED. En ellas se establece una hoja de ruta de como interactuar con las personas con discapacidad antes, durante y después del sismo. Estas además cubren diferentes discapacidades, ya que lamentablemente en México hay una tendencia a creer que con el hecho de poner una rampa en los accesos a los edificios se ha integrado efectivamente a toda la población con discapacidad. Entre las recomendaciones más importantes están las de incluir a las personas con discapacidad dentro de los comités de protección civil para que así puedan ellas y ellos mismos representar sus intereses y necesidades. En términos prácticos se recomienda que en las zonas de seguridad se contemple tener un botiquín que además de los aditamentos de primeros auxilios contenga herramientas como un silbato que permita ubicar a las personas silentes, una lámpara de baterías con intermitencia para llamar la atención de personas sordas, papel y pluma para que ellas se comuniquen con quienes no conocen lenguaje a señas, etc.

Debemos incluso considerar que la alerta sísmica es mayoristamente un instrumento sonoro, y empezar a pensar en alertas que incorporen otros elementos como un sistema de luces. El personal de protección civil igualmente debe estar adecuadamente sensibilizado en como dirigirse a las personas con discapacidad para brindar apoyo o en su caso auxilio. Muchas veces en los simulacros se omite la participación de las personas con discapacidad, y no se les hace el recorrido de emergencia. Esto es discriminación y negligencia. Una mejor manera de crear estas culturas de inclusión sería poner en primer plano al personal con discapacidad. Esto además de crear agencia dentro de las personas con discapacidad, permite al resto de la población tener herramientas para ser un apoyo efectivo. No siempre lo mejor es evacuar en el momento que sucede el temblor. A veces es más seguro para las personas con discapacidad mantenerse en espacios seguros dentro de los inmuebles. Pero esto es algo que se determina sólo si se tienen planes de atención adecuados.

La correcta integración de las personas con discapacidad es un reflejo del avance en la cultura de protección civil. Nunca podremos decir que tenemos un protocolo efectivo si no se integra a esta población, ni se les da las herramientas para gestionar su seguridad. Este 19 de septiembre, entre simulacros y sismos pudimos darnos cuenta que, al menos en este aspecto, la discapacidad en México sigue siendo un gran pendiente.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias