17.7 C
Zacatecas
domingo, 14 abril, 2024
spot_img

■ Autoridades directivas y padres y madres de familia del Jardín de Niños “Citlallin”, ubicado en la capital zacatecana, mencionaron que un vecino del lugar ha evitado dicha acción alegando ser doctor del gobernador

Denuncian influyentismo en negación de tala de árboles que ponen en peligro a niños y trabajadores de kínder

■ Los árboles ponen en riesgo de colapso un muro del centro educativo; hay desgajamiento de piedras debido a las raíces, situación que ya tiene años

■ Peligran 70 niños y el personal educativo; “no debe tener más valor un capricho que la seguridad de una escuela completa”: María Elena Villalpando, directora de la institución

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

Autoridades directivas y padres y madres de familia del Jardín de Niños “Citlallin”, ubicado en la colonia Lomas de la Soledad, de la capital zacatecana, denunciaron que por influyentismo de un vecino del centro educativo, Protección Civil se ha negado a retirar unos árboles que han puesto en riesgo de colapso un muro del kínder y, por ende, la seguridad de los 70 niños y el personal educativo.

- Publicidad -

En conferencia de prensa realizada en el área de riesgo, la directora del kínder, María Elena Villalpando, refirió que, desde octubre, giró oficios a las autoridades correspondientes sobre el desgajamiento de piedras a causa de las raíces del árbol, una situación que tiene ya años, no obstante, no la han querido atender porque un vecino se niega a que talen el árbol alegando que es doctor del gobernador del estado, David Monreal Ávila.

“Y sí hemos visto que tiene influencias, porque se hicieron los trámites correspondientes ante el municipio en cuanto a Protección Civil y Medio Ambiente; tenemos dictámenes de Protección Civil del estado en donde ellos aseguran que está en peligro el muro, pero por influyentismo no se ha podido solucionar el problema. De hecho, ya estaba aquí el equipo de presidencia municipal quitando los árboles y el señor salió e hizo una llamada al gobernador y suspendió la obra”, dijo la directora a medios de comunicación.

“Lo que no queremos es que estén los niños y la comunidad educativa en peligro. Ya estaban talando los árboles, lo que digo es que no debe tener más valor un capricho que la seguridad de una escuela completa”, añadió María Elena Villalpando, quien detalló, además, que autoridades municipales dijeron que pondrían mejor “arriates” en los árboles que talarlos, porque el vecino no quiere.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -