26.9 C
Zacatecas
lunes, 22 abril, 2024
spot_img

Transformación con “rostro de mujer”

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARIANO CASAS •

Claudia Sheinbaum Pardo, reconocida por su trayectoria en la administración pública y su compromiso con la igualdad de género, ha marcado un hito histórico al registrarse como la séptima mujer candidata a la Presidencia de México, pero que en junio próximo será histórica, al ser la primera que ganará una elección y quien, el 1 de octubre, llegará a ocupar la silla presidencial.

- Publicidad -

Su discurso resuena con la promesa de una era de transformación con “rostro de mujer”, simbolizando un cambio significativo en la política mexicana.

El registro oficial de Claudia Sheinbaum como candidata a la Presidencia de la República hizo un discurso apasionado y con la convicción que la caracteriza.

No solo delineó su plataforma política, sino que también simbolizó la creciente influencia de las mujeres en la esfera política del país. Con una trayectoria destacada en la administración pública y un compromiso inquebrantable con la igualdad de género, se presenta como una figura emblemática de cambio y progreso.

Claudia Sheinbaum Pardo fue jefa de Gobierno de la Ciudad de México. Es Licenciada en Física por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con Doctorado en Ingeniería Energética.

Entre sus actividades profesionales, destaca su primer cargo en la administración pública al lado del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. En el año 2000 fue nombrada secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, mismo que dejó en 2006 para convertirse en vocera de la campaña presidencial del propio López Obrador.

En la elección de 2012, se le propuso encargarse de la política ambiental a nivel nacional. Para 2014, fue parte activa en la conformación del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que, posteriormente se convirtió en el partido político con el que ganó la delegación de Tlalpan en las elecciones de 2015. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores con un Nivel 1.

El pasado 18 de febrero, Claudia Sheinbaum subió al podio para anunciar el registro de su candidatura a la Presidencia de la República. Su discurso fue un reflejo de su visión para México: un país donde la igualdad de género no sea sólo un ideal, sino una realidad tangible.

Habló con el corazón, dirigiéndose no sólo a sus seguidores, sino a toda la nación, e hizo énfasis de la necesidad de un gobierno que priorice la justicia social y la inclusión.

Sheinbaum ha sido una defensora incansable de los derechos de las mujeres. En su discurso, reiteró su compromiso de luchar contra la violencia de género y de trabajar por la igualdad sustantiva. «La causa de las mujeres es la causa de México», afirmó, y resaltó que su gobierno no tolerará ninguna forma de discriminación o abuso.

La candidata se ha posicionado como la heredera natural de la Cuarta Transformación iniciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Su promesa es clara: continuar con las reformas necesarias para asegurar un futuro próspero y equitativo para todos los mexicanos.

Sheinbaum habló de un México renovado, donde la corrupción y la impunidad sean erradicadas, y donde la voz del pueblo sea la guía del gobierno.

Se refirió a sí misma como el «sueño no cumplido de nuestras abuelas», ya que no sólo honra la lucha de las generaciones pasadas, sino que también se posiciona como un símbolo de esperanza para las futuras. Su candidatura representa la posibilidad de un cambio significativo en la política mexicana, un cambio que ponga fin a las prácticas machistas y abra las puertas a una era de liderazgo femenino.

Claudia Sheinbaum es consciente de que su camino a la presidencia no es un esfuerzo solitario. Se presenta como la representante de un movimiento que ha luchado incansablemente por la justicia social y la igualdad. Su registro como candidata es un acto de celebración de las victorias pasadas y un compromiso con las luchas futuras.

También destacó su compromiso con el medio ambiente y la sustentabilidad, toda vez que, con una formación académica en ingeniería ambiental, entiende la importancia de abordar el cambio climático y promover energías renovables. Su gobierno, dijo, se dedicará a implementar políticas que no sólo protejan el patrimonio natural de México, sino que también fomenten la innovación y el desarrollo tecnológico.

La educación es otro pilar fundamental en la plataforma de Sheinbaum. Habló de invertir en el sistema educativo, de garantizar el acceso a la educación para todos los jóvenes mexicanos y de crear oportunidades para que la juventud sea el motor de cambio en el país. Sheinbaum ve en la juventud mexicana un potencial ilimitado y se compromete a brindarles las herramientas necesarias para construir el México del mañana.

El registro de Claudia Sheinbaum como candidata a la Presidencia de la República no es sólo un evento político; es un reflejo de la evolución social y cultural de México. Su discurso y su candidatura son testimonio de la lucha incansable por la igualdad y la justicia. Con Sheinbaum al frente, México se enfrenta a la posibilidad de un futuro liderado por una mujer que ha demostrado su capacidad, su integridad y su amor por la nación. Su elección podría marcar el comienzo de una nueva era de liderazgo inclusivo y progresista en México.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -