27.5 C
Zacatecas
lunes, 20 mayo, 2024
spot_img

■ Comerciantes cierran sus puertas, mientras que las autoridades afirman que sí existen condiciones para continuar con actividades de la Fenafre

Fresnillo, entre el duelo, el miedo y la necesaria reactivación económica

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada Zacatecas •

En un recorrido realizado por La Jornada Zacatecas en el primer cuadro de la cabecera municipal de Fresnillo, se respira un sentimiento ambivalente por parte de la población. 

- Publicidad -

Mientras los comerciantes se encuentran en una situación de preocupación, incertidumbre y desesperación, el 80 por ciento de ellos manifiesta la urgencia de realizar iniciativas que reactiven la economía en esa zona del estado. 

Los prestadores de servicios, como taxistas, coinciden con lo ocurrido en Jerez y argumentan que el flujo de personas que visitan la ciudad no se ha recuperado, “la mayoría de los compañeros del volante seguimos sin recuperarnos de la pandemia de Covid-19 y ahora, con la alta percepción de inseguridad, el sector sigue sin recuperarse”, dice Antonio, quien lleva más de 15 años conduciendo un taxi.

Por otro lado los habitantes viven temerosos, y no sólo por los recientes hechos de violencia en el municipio donde dos empresarios restauranteros fueron asesinados de manera brutal. Benjamín, habitante de Fresnillo, menciona que, “a diferencia de otros hechos ocurridos en la ciudad, el enojo y frustración se incrementaron por la insensibilidad de las autoridades; es ofensivo ver cómo el alcalde Saúl Monreal se convierte en un cantante con sus ´jueves de rolitas´, e ignora por completo a las víctimas. Al día de hoy (20 de agosto de 2023) no ha emitido ni una sola condolencia y eso es indignante. Yo apoyo al presidente López Obrador, pero lo que ha hecho su partido en Fresnillo es lamentable. El nivel de indolencia es lo que causó mayor molestia”.

Para Claudia, trabajadora de uno de los más de cinco establecimientos que decidió no operar en esta edición de la Feria Municipal de Fresnillo (Fenafre), la situación es complicada porque necesita el dinero para completar los gastos del nuevo ciclo escolar. “La Fenafre siempre me ayudaba a conseguir el ingreso extra para el regreso a clases. Era mucho trabajo, pero ayudaba para sacar los compromisos. Entendemos que en esta ocasión no se puede y algo tenemos que hacer para que los responsables de la muerte de mi amigo Martín no queden impunes y podamos tener algo de paz”, y agrega, “para nosotros como trabajadoras, es complicado porque necesitamos el ingreso y, al mismo tiempo, queremos hacer algo para que la violencia pare, que florezca el comercio y volvamos a tener tranquilidad”. 

Para dos empresarios que decidieron no operar en la Feria la situación es muy complicada y desalentadora. “Martín era un emprendedor nato de Fresnillo y no siempre le fue bien. Algunos negocios no le pegaron, pero siempre estuvo picando piedra, perseverando y, al día de hoy, podría decirse que estaba viviendo los frutos de ese trabajo, y eso -quizás- en Fresnillo es pecado, te va bien y de inmediato la delincuencia manda a sus voceros con el cobro de piso, mientras que todas las autoridades, pese a que llamas al 089 y denunciamos, nunca ven nada. Por eso es desalentador lo que le ocurrió a Martín, por el mensaje que nos mandan. Ya ni ser cercano o amigo de las más altas esferas del poder te salva de que te asesinen o secuestren”.

Cabe destacar que, en las últimas horas de ayer domingo, también se reportó la desaparición de tres hombres en el municipio de Fresnillo. Uno de ellos, un menor de apenas 14 años.

¿Seguirán invirtiendo en Fresnillo?

Ambos se ríen de manera nerviosa y contestan al unísono: “nos quedamos porque no tenemos más que seguir en nuestra tierra”. Uno de ellos señala que, aunque quisiera, “yo llevo poco tiempo de abrir y sería catastrófico para mi patrimonio cerrar, además de que no tengo para irme a vivir a otro lado como muchos comerciantes y empresarios ya lo han hecho”, y añade, “muchos fresnillenses ya pasaron su residencia a Aguascalientes y desde ahí manejan sus negocios y no los culpo; han sido víctimas de secuestros, extorsiones y hasta el asesinato de seres queridos”. 

Finalmente, comentan que “la decisión de cerrar fue para mostrar un acto de solidaridad con las familias de las víctimas, de hacer un llamado a las autoridades a que actúen y también para que el gremio y los trabajadores estuvieran con calma y pudiéramos reflexionar del momento tan complicado que vivimos”, y agregan, “sabemos que la situación es complicada y el ánimo se decae, pero tenemos claro que la situación sólo se agravará si comenzamos a cerrar negocios y oportunidades para los habitantes; Fresnillo tiene la mina más prolífica de plata y justamente este fin de semana comenzó operaciones formales la mina Juanicipio; entonces debemos aprovechar esas ventajas del territorio para que salgamos de esta espiral de violencia”.

¿Qué pedirían a las autoridades?

De entrada, “que fueran empáticos. Pasan sucesos terribles y el alcalde y demás autoridades parece que ni se enteran, eso causó mucho enojo, los asesinatos del Güero y Martín nos dolieron mucho a los de este gremio”. Uno de los empresarios restauranteros mencionó que “le pediría al gobierno un plan específico de reconstrucción social en Fresnillo; no sólo necesitamos patrullas, necesitamos que nos ayuden a volver a confiar en el vecino, en el compañero de trabajo, necesitamos una estrategia que revierta el miedo en nuestra ciudad porque nos estamos desmoronando y no existe alguna estrategia que atienda los estragos en la salud mental y emocional de todas las víctimas”.

Saúl Monreal pide confiar en el trabajo de las autoridades 

Por su parte, el alcalde de Fresnillo, Saúl Monreal Ávila, en compañía del secretario general de Gobierno, Rodrigo Reyes Mugüerza, en conferencia de prensa celebrada el viernes pasado, reconocieron que la violencia “lastima a todo Fresnillo”, por lo que afirmaron que reforzarán las evaluaciones diarias de las estrategias de seguridad para refrendar “la garantía de una buena estancia para los visitantes a la Feria Nacional de Fresnillo (Fenafre) 2023. Por eso pido a la ciudadanía tener confianza en el trabajo de las autoridades”.

Nos están dejando sin alternativas 

De acuerdo con la psicóloga Jaira Lizbeth Barragán, la situación actual que vive la entidad y algunos municipios como Pinos, Jerez y Fresnillo trae consecuencias no sólo en el ámbito económico, sino en un estado de abrumación, desesperación y preocupación. 

“Son costumbres, tradiciones de años que definen la cultura de una sociedad, y de pronto vemos a un municipio al que le quitan todo. Este impacto se va a ver reflejado no sólo en lo económico, sino en lo emocional”.

Finalizó afirmando que la sociedad está dividida, sin embargo, estas son las consecuencias de una posible estrategia de seguridad fallida, un bombardeo de información que abruma a la ciudadanía y que la hace pensar que no existe solución a tan complicada problemática. 

De acuerdo a especialistas como Jorge de Haro, la violencia de alto impacto tiene consecuencias severas al generar un clima de temor en la sociedad, provocando ansiedad y estrés en las personas debido a la preocupación por su seguridad y la de sus seres queridos. Según el psicólogo, la violencia puede erosionar la confianza entre los miembros de la sociedad, llevando a un aumento en la desconfianza interpersonal. Las personas pueden volverse más cautelosas, retraídas, afecta las relaciones sociales y la cohesión comunitaria.

Por otro lado, la exposición continua a actos delictivos puede llevar a la normalización de la violencia en la sociedad. Las personas podrían comenzar a ver la violencia como algo común y esperado, lo que podría influir en su comportamiento y actitudes. Un clima como el que padecen ciertas zonas del estado puede aumentar la probabilidad de que las personas recurran a la violencia como una forma de resolver conflictos. Esto puede perpetuar un ciclo de destructivo en el que las respuestas violentas generan más violencia como las ya expresadas por algunos amigos de las víctimas, al decir en redes sociales que “harán pagar a quienes asesinaron al amigo Martin”.

Por último, el especialista señaló que la violencia y la delincuencia pueden tener efectos negativos en la salud mental de las personas. Los individuos que han sido víctimas de delitos violentos pueden experimentar trauma, trastorno de estrés postraumático y otros problemas de salud mental.

“Es importante abordar estos efectos desde una perspectiva integral para promover la seguridad, la cohesión social y el bienestar emocional en la sociedad”, concluyó.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -