La UAZ: la autonomía, su trayectoria y los retos

La UAZ: la autonomía, su trayectoria y los retos

La UAZ es una universidad muy joven: de 1968 a la fecha. Claro está que tiene antecedentes que llegan hasta el Colegio jesuita de san Luis Gonzaga y el Instituto literario de García en Jerez, sin embargo, como Universidad, su vida llega apenas a 53 años. La formación de profesionistas en Zacatecas la debemos al Instituto de Ciencias y su conversión a Instituto Autónomo de Ciencias y, al final, en UAZ. Así, si observamos a la Universidad de Zacatecas en el contexto de la historia de las Universidades, resulta demasiado joven: las primeras universidades nacen a principios del siglo 13 y durante el siglo 14, como Paris, Cambridge o Salamanca. En este continente la Pontificia Universiada de México es del siglo 16. Así que 53 años son poquitos.

Del positivismo porfiriano del Instituto de Ciencias pasó a una renovación teórica en el inicio de la UAZ. La Universidad tuvo un sello de origen: la renovación hacia el pensamiento crítico. Así que en los años 70 se construyó la institución con el objetivo del compromiso con los sectores populares. Se entró a una etapa donde tanto en los planes de estudio como en las prácticas de profesores y alumnos se volcaron a las mejores causas sociales. La crítica y la resistencia eran vida activa que volcaban a los universitarios a la organización campesina, popular y en la formación de partidos que tenían en su misión la justicia social.

En pocos años, no obstante, ha cubierto diferentes etapas. Después del imaginario de la universidad crítica y popular, vino una etapa donde se abandonó el modelo de la reforma de 1998-2000 y la vida institucional se plegó a las políticas educativas que tenía como referente el pensamiento gerencial: calidad como un desempeño alejado de la realidad del entorno. Pensaba que la calidad se conseguía premiando la adquisición de grados académicos. La UAZ pasa al gerencialismo y pierde una buena parte de autonomía: líneas de investigación, formas de organizar el escalafón y la orientación de oferta educativa es marcada por las políticas educativas del gobierno federal que eran estimuladas con bolsas de financiamiento. El gerencialismo se coronó con administraciones que mataron la vida democrática: ninguna organización independiente y cero espacios deliberativos. Ni el Consejo Universitario era espacio de debate.

La pregunta ahora es, ¿qué tipo de Universidad se promueve ahora mismo? Pues no está claro, pero sin declinar algunos rasgos gerenciales, una buena parte de colectivos promueven iniciativas de pertinencia social. El pensamiento crítico no brilla, pero tampoco está muerto. Y se deja sentir un espíritu de renovación en muchos de los aspectos de la vida universitaria. Las dos pasadas administraciones (Silva y Guzmán) tal vez sean las peores dirigencias en la historia de la UAZ, un bache histórico; sin embargo, ahora hay cierto empuje de colectivos académicos que ven en la pertinencia el eje de la calidad académica. El reto es que se logre concretar un modelo de universidad pertinente y ligada al desarrollo humano de la entidad. Pero aún no se puede afirmar nada: son posibilidades que no han concretado. Lo cierto es que la UAZ es la principal institución de educación superior del estado de Zacateca. Con todas sus palabras: el alma mater de los zacatecanos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ