El mal administrador

El mal administrador

Si los números de la académica Gema Mercado Sánchez no mienten, la candidata del Va Por Zacatecas estaría a quince días de alcanzar el empate técnico con David Monreal Ávila. El ritmo de trabajo que ha mantenido desde la precampaña le dan un crecimiento constante y, de permanecer en una campaña activa municipio por municipio, avanzaría a tiempo de igualar las preferencias.

El escenario de la también directora de Imagen de Zacatecas no es restrictivo. Claudia Edith Anaya Mota incluso podría rebasar a David semanas antes de la elección. La única condición es que sostenga el paso que le imprime a su campaña, con el que obliga al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a salir a las calles, sin exponerse demasiado.

David se sabe vulnerable. No sale a entrevista si no es en un medio que le de trato amigable y evite a toda costa confrontarlo. No hay diálogo sino publicidad. Aún y con ello, el ex coordinador de Ganadería regala joyas de declaraciones que lo contradicen. Así sucedió hace unos días en el programa Panorama Político y el día de ayer en Noticieros Televisa.

En este último habló de “eficacia” presupuestal. Algo que no pudo demostrar durante su gestión al frente del Crédito Ganadero a la Palabra. Ahí dijo, con total descaro, que “parte del incremento de las participaciones [federales a los estados] obedece a la eficacia. Cuando no tienes [eficacia] se te va cayendo [el ingreso]”. Tal como le sucedió durante todo el 2019.

Agenda Política reportó el pasado 3 de febrero del 2020 que, según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, David Monreal cerró el único ejercicio fiscal que pudo realizar como coordinador de Ganadería, con un 24.5% de avance. Esto de acuerdo con el “Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al Cuarto Trimestre de 2019”.

Más recientemente, la Auditoría Superior de la Federación confirmó lo que adelantamos en este espacio a inicios del 2020: al Crédito Ganadero no se le aprobaron las reglas de operación en ese año, porque el programa estaba detenido. Las irregularidades detectadas fueron el trasfondo para que, desde Palacio Nacional, se cumpliera la indicación de congelar al exfuncionario.

Y Andrés Manuel López Obrador no encontró mejor pretexto que la pandemia (como anillo al dedo), para desamparar a David. De hecho, el del fresnillense fue el único programa prioritario de la presente administración que desapareció del presupuesto público so pretexto de reorientar los recursos al combate del Covid-19.

David supo de las reducciones presupuestales tramitadas, registradas y autorizadas por medio del Módulo de Adecuaciones Presupuestarias (MAP) de la SHCP, mediante el folio 2019-8-510-2641 (de fecha del 2 de octubre del 2019) con el que supo que su programa sufrió “la adecuación más significativa” al perder 3 mil millones de pesos, equivalente al 75.4% de su presupuesto original.

¿Infamia? Administrar el presupuesto en detrimento de los productores pecuarios, lo es. ¿Calumnia? Cuando niega que la ASF le promovió un Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal, una Solicitud de Aclaración, seis Promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria y dos Pliegos de Observaciones; lo es. ¿Campaña negra? La que él mismo se preparó.

¿Eficacia? No cuando ejerces tan sólo una cuarta parte del presupuesto que te es asignado, y lo haces de manera discrecional. ¿Honestidad? A la fecha no se ha comprobado el destino de 27 millones de pesos del Crédito Ganadero, pero se tienen en firmes la duplicidad de apoyos a ganaderos y se presumen daños y perjuicios a la hacienda pública por 5 millones.

¿Cero impunidad? El contrato otorgado a Industrias A y G, S.A. de C.V. fue sancionado por la ASF y la Función Pública, debido a que la empresa era una sociedad mercantil y no estaba constituida por lo menos 4 años antes de su designación, en incumplimiento de las reglas de operación que el propio David Monreal propuso para el ejercicio fiscal 2019. No responde ni a sus normas.

Es más que entendible la decisión de guardar al candidato. Por más pequeña declaración que ofrezca, el tamizaje de la realidad lo deja en evidencia. No puede hablar de endeudamiento cuando el orquestador legislativo de los empréstitos de Miguel Alejandro Alonso Reyes hoy es uno de los flamantes “delegados” del D21, Cuauhtémoc Calderón Galván.

Y su primo, Víctor Hugo Calderón Vázquez, fue el beneficiario de 28 millones de pesos que operó del Crédito Ganadero a través de Industrias A y G. Él también fue uno de los consentidos de Bañón, al recibir vacunas contra el Covid-19 que no le correspondían. ¿Transparencia? Por qué no dieron a conocer la lista completa de los influyentes de Bernardez que recibieron el biológico.

¿Apología del crimen y violencia de género? David hace campaña de la mano de un cantautor que amenizó fiestas para reconocidos criminales, al tiempo que promueve estereotipos de género del que se indignan en el monrealismo. No hay una sola pizca de congruencia en su aspiración, y por eso lo cuidan. ■

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ