México y los heraldos negros (primera parte)

México y los heraldos negros (primera parte)

Se ventila en los medios una morenista iniciativa de ley para controlar las redes sociales y acallar la palabra airada. En el Senado, además, está el dictamen de la Nueva Ley General de Población, vulneradora de valores seculares. Semejan tales leyes: heraldos negros que se suman a la pandemia, a la impostura propagandística para enfrentarla, a los apagones eléctricos por imprevisión y por cancelación en 2019 de proyectos estratégicos de almacenamiento de gas, precisamente para lidiar con emergencias.

Los tufos demagógicos y los símbolos que los representan solo encandilan a ingenuos y conducen a naufragios de toda índole. Hay símbolos fecundos que representan valores como los religiosos, los patrios; pero hay otros, burdos, estériles, aptos para masas de arriba y abajo, que expresan: iniquidad, encono, la nada.

La nueva Ley General de Población establece, entre otras cosas, que el Estado podrá eliminar barreras culturales e institucionales que impidan la propagación de la ideología antinatalista del Nuevo Orden Mundial de los Rockefeller y Kissinger: un ataque contra la procreación en un país que envejece a diario, contra la familia natural y los padres y madres en materia de educación de los hijos, contra la vida del inocente concebido no nacido y la objeción de conciencia de médicos.

La iniciativa de regular las redes y la ley en materia de población, de la mano del militarismo, de la falta de división de poderes y del costoso control eléctrico, ponen en estado de sitio a las libertades y al medio ambiente.

Se encamina México a una larga y oscura noche política que ahonda las tragedias sanitaria, económica, social con violencia que aterra. Ello, de no haber un despertar de la nación, de las universidades, sindicatos libres, Iglesia; un sacudimiento de la oposición toda, ciudadana, partidista. Sacudimiento en búsqueda de unidad nacional, hoy rota, con mirada táctica en este 2021, y estratégica en 2024: una utopía, un anhelo.

¿No es lo prioritario, legisladores, integrantes del gobierno, centrase en la pandemia que está matando a veintenas de miles y miles de mexicanos? ¿No les preocupa, o es acaso una premeditada política pública? ¿Tampoco el desabasto de insulina en hospitales públicos que pone en peligro de muerte a millones de niños y adultos diabéticos? ¿Ni tampoco la falta de papel para expedir actas de defunción, ni las colas de féretros en los crematorios?

¿De qué se ríen con tanta frecuencia cuando el país ocupa el primer lugar mundial en tasa de letalidad por covid, 8.7 muertes por cada 100 contagiados, conforme a la Universidad J. Kopkins, al no haber planeación sino escaramuzas?

Fórmula de la falta de planeación: sistema de salud pública desbaratado con insumos precarios + ausencia de todo tipo de apoyos suficientes a las empresas del país para salvar empleos + semáforos y cifras irresponsables en manos de políticos y no de científicos serios + .84 % de población total vacunada al menos con una dosis en un México de 126 millones de personas + .08% de población total vacunada con todas las dosis prescritas = a naufragio que está arrojando diariamente a la muerte ¡a más de mil seres humanos en promedio! Solo el realismo, el ver de frente las cosas con verdad para rectificar, pueden salvar a la nación, devolver luz al horizonte.

La nación chilena ha vacunado al menos con una dosis al 12.14 % de su población vía una campaña racionalmente diseñada; Brasil, al 2.51%; Israel, al 47.66% (Universidad de Oxford). Ejemplos de proporción de población total vacunada con las dosis prescritas: .26% (557,532 personas) en Brasil; 4.63% (15.47 millones de personas) en E.U., a través de farmacias y otros centros, al 16 de febrero.

¿No es la suya, morenistas, una “existencia de ficción, obliterada, alucinada de espaldas a toda realidad”? Los números desnudan fantasías; candiles en la ONU, oscuridad en casa. ¡Rectifiquen por favor! Una utopía, un anhelo.

“Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé! … Abren zanjas oscuras en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte. Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas; o los heraldos negros que nos manda la Muerte”: verso de César Vallejo, el poeta auténtico que interpela a Dios como Job.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ