Presenta el artista Miguel Ángel Cid su nuevo libro fotográfico Sitiar

Presenta el artista Miguel Ángel Cid su nuevo libro fotográfico Sitiar
Las fotografías, cuenta Miguel Ángel Cid, fueron tomadas con un celular Iphone 6s y la travesía consistía en caminar desde donde estacionaba su coche hasta su oficina ■ FOTO: CORTESÍA

■ Reúne una colección de cielos hecha durante un año

 

Desde la democratización de la fotografía, toda experiencia vivida por el ser humano comenzó a ser traducible a foto, dijo Susan Sontag, y un claro ejemplo de ello, a nivel local y desde lo profesional, es lo que ha hecho el artista visual y fotógrafo Miguel Ángel Cid, con su nuevo libro fotográfico Sitiar, lanzado de forma digital en 2020 bajo el cuidado editorial de la empresa zacatecana Policromía y en el que reúne una colección de cielos realizada a diferentes horas y por más de un año, en el transcurso de su casa a su trabajo y viceversa.

A Miguel ni la pandemia lo ha podido parar en su ir y venir entre el pincel y óleo, la gubia y el linóleo, y el ojo y el disparador, pues además de dos exposiciones, una fotográfica – virtual llamada Ánima en el marco del Día de Muertos, otra pictórica y semi presencial que aún se expone en la Casa Municipal de Cultura de Guadalupe, titulada Primitivo, editó también el pasado noviembre su segundo libro de fotografía titulado Sitiar.

Ganador de varios premios estatales en la materia, como el estatal de periodismo cultural y el estatal de fotografía sobre el quehacer artesanal, Miguel Ángel Cid trae ahora a Sitiar a uno de sus modelos favoritos, el cielo zacatecano, ese cielo cruel del que habló López Velarde pero el que al fotógrafo además se le reveló como “berrinchudo”, que si bien un día regala sutiles colores, nimbus o nubes de algodón, otro día su azul puede ser tan monótono que saca de quicio.

“El antecedente cercano a este ensayo fotográfico fue en febrero de 2015, tomé las primeras imágenes, no me gustaba el encuadre y no le encontraba sentido a la imagen hasta que empecé a tomarlas de forma cotidiana, hasta que obtuve el resultado deseado: que me sorprendieran, que estuvieran conectadas al corazón. Seguí hasta diciembre de 2015; todo cuadraba: luz, composición y, lo más importante, la pintura efímera de la naturaleza. Así encontré el sitio perfecto”, explica Cid en su libro.

Las fotografías, cuenta además el fotógrafo, fueron tomadas con un celular Iphone 6s y la travesía consistía en caminar desde donde estacionaba su coche hasta su oficina, no sin antes cruzar por un puente desde el cual la perspectiva mejoraba. “Así lo hice desde diciembre de 2015 hasta julio de 2018, proyecto cotidiano que en esencia era automático, sin embargo, cada día y cada fotografía resultaban diferentes”.

“Como siguiente paso, seleccioné fotografías y definí un lapso de tiempo con base en la muestra que tenía de imágenes, fueron 13 meses, de junio de 2017 a julio de 2018, 184 imágenes, considerando que es sólo un tercio de lo que fotografié. Las fotografías tienen múltiples lecturas individuales, en grupo, o en su totalidad. Hay fotografías que se tomaron el mismo día, a diferentes horas y el resultado es inesperado, hasta con sólo unos minutos de diferencia”, dice.

Al revisar el libro de Miguel, más allá de observar el catálogo ingente que el cielo cruel zacatecano ostenta, también se observa la obsesión por el cuidado que tiene el artista; encuadres precisos y preciosos, horizontes bien definidos, pero sobre todo, también el paso del tiempo, ese concepto inapresable para todo mundo menos para la fotografía, de ahí su gran virtud.

EL LIBRO FUE LANZADO DE FORMA DIGITAL EN 2020 BAJO LA EDITORIAL ZACATECANA POLICROMÍA

Para la editora del libro, Yolanda Alonso, el ensayo fotográfico de Miguel Ángel Cid es una entrega en la que a simple vista no ocurre sino el paso del tiempo, pero hay mucho más, pues el artífice demuestra que a fuerza de repetir la toma, “se descubre la belleza, la nostalgia, la limpidez del día, la renovación del ánimo o el decaimiento ante una rutina que termina por cercarnos”.

El ejercicio del fotógrafo, refuerza Alonso, se convierte entonces en una manera de detenerse y respirar, tomarse un instante del día y del paisaje para sí.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ