Impulsar reforma emancipadora, principal reto para universidades públicas: académico

Impulsar reforma emancipadora, principal reto para universidades públicas: académico
Rodolfo García Zamora, docente de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la BUAZ ■ foto: la jornada zacatecas

■ Rodolfo García Zamora plantea que se requiere identificar a los sujetos que están convencidos de la transformación

■ Considera que las universidades y la sociedad civil deberán tener un papel más activo en la construcción de un proyecto alternativo

■ Necesario, que en México, a través de las instituciones de educación superior, se apropie de todo lo que sea factible para desarrollar en esta nueva revolución científica

 

Aunque hay obstáculos por el tipo de política educativa que se implementa en el país, el reto para los próximos años es impulsar una reforma creativa, democrática y emancipadora en las universidades, en especial la de Zacatecas, afirmó Rodolfo García Zamora, docente de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ).

“¿Qué tan claro tenemos poder hacer, colectivamente, una reforma de la universidad pública creativa, democrática y emancipadora en todo este contexto adverso? Se requiere identificar los sujetos que están convencidos de esta transformación y se debe tener claro que la globalización neoliberal ha profundizado la crisis institucional”, expresó.

En ese sentido, dijo que se necesita construir una globalización alternativa que es posible sólo mediante propuestas diferentes de desarrollo nacional en las que no predomine la mercantilización del conocimiento.

Manifestó que la descolonización del conocimiento, mediante una reforma en las universidades, se podrá llevar a un proyecto de nación diferente al que impera en la actualidad en México.

García Zamora cuestionó: “¿hay realmente un proyecto de nación diferente para los 30 millones de mexicanos que votamos por un cambio de modelo económico? No conozco ese proyecto de nación más que grandes pronunciamientos generales”.

Expuso que el presidente Andrés Manuel López Obrador, con un equipo de trabajo “variopinto, heterogéneo y con áreas muy débiles”, está adoptando las mismas políticas de la derecha y de los sectores conservadores, por lo que las universidades y la sociedad civil deberán tener un papel más activo en la construcción de un proyecto alternativo.

Para la construcción de un proyecto contrahegemónico, dijo que hay cuatro actores fundamentales. Los primeros tienen que ver con las propias fuerzas de la universidad pública, pese a que es común que haya más conflictos al interior que con los actores externos, lo que implicaría un gran pacto.

El segundo actor, según refirió García Zamora, es un Estado deconstruido, es decir, que asuma que no puede seguir siendo un Estado Neoliberal que opere a espaldas de los intereses de la población. Es decir, deberá poner en el centro el bien común de alimentación, salud, educación y seguridad, a la vez que se comprometa con una verdadera estrategia desarrollista como ha ocurrido en Alemania, Japón y Corea.

Comentó que el tercer actor sería el de los ciudadanos, cuya participación es importante para construir una alternativa. En este caso, los universitarios podrían medir su capacidad de convocatoria para ello, pero “sin asumir que nosotros vamos a ilustrar o vamos a educar, sino que hay que aprender del propio pueblo”.

Con la presencia de estos actores que pudieran incidir en una reforma de la universidad, indicó la importancia de cuestionar qué tan vinculada está la universidad de Zacatecas en sus actividades de extensión, servicio social y servicios comunitarios.

Aunado a ello, García Zamora agregó que el cuarto actor tiene que ver con un capital nacional capaz de apoyar ese proceso de reforma, lo que significaría que habrá que revisar si en Zacatecas hay un sector empresarial interesado en una reforma universitaria.

Entre los aspectos importantes que debe contemplar una reforma universitaria, dijo que está el enfrentar nuevos problemas con nuevos conocimientos, y en el marco de la pandemia del Covid-19, porque los países que tienen los avances de la cuarta revolución científica y tecnológica son las que desarrollaron los diversos proyectos de vacuna.

Es decir, refirió que es necesario que en México, a través de las universidades, se apropie de todo lo que sea factible para desarrollar en esta nueva revolución científica y tecnológica, pero sin la visión de que el conocimiento sea una mercancía rentable.

También “se debe reconocer lo tridimensional de la crisis: institucional, hegemónica y de legitimidad. Esto se refiere a un nuevo contrato de la universidad con el Estado. ¿Realmente ha habido un nuevo contrato social del gobierno actual con la universidad pública?, cuestionó García Zamora.

Refirió que en la subsecretaría de Educación Superior hay un investigador distinguido, Luciano Concheiro, pero “sus capacidades son muy limitadas porque quien decide es la Secretaría de Hacienda. Entonces ese es el reto, un contrato social con el Estado a nivel nacional”.

Agregó que ese contrato también debe extenderse a nivel estatal, pues en Zacatecas el gobierno aporta apoyos muy marginales debido a que su visión desarrollo tiene relación con el modelo mismo que se cuestiona.

En ese sentido, concluyó que otro tema es la lucha por la definición de la universidad, porque si hay claridad sobre un proyecto diferente de país y de estado, esta debe incidir en la construcción de un proyecto de sociedad para todos los sectores de la sociedad.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ