Enseñanzas y legado de Lázaro Cárdenas: siempre actual

Enseñanzas y legado de Lázaro Cárdenas: siempre actual

El de Lázaro Cárdenas fue un periodo presidencial que se ha convertido en leyenda, no por invenciones, sino por los extraordinarios avances en todas las áreas del desarrollo social. No todo fue éxito, muchos de los proyectos se toparon con la inoperancia o el fracaso, pero ni así deja eso de significar un cambio estructural de la nación.

Desde pequeño se enrola en las filas de la Revolución. Y muy joven llega a ser gobernador de su natal Michoacán (1928-32). En el Gobierno del Estado, se aboca a la promoción de la Reforma Agraria y a un plan educativo sin precedentes. En este último hubo brillantes zacatecanos enrolados como maestros rurales haciendo realidad el sueño de la educación liberadora michoacana. Y estrena una estrategia que lo acompañará en su posterior periodo presidencial: empuja los cambios sociales sostenido por una intensa organización popular, lo cual es el secreto del éxito político de los mismos. En la gubernatura, por ejemplo, realiza los repartos de tierra y la afectación de añejos latifundios, respaldado en la Confederación Michoacana del Trabajo. Después, hará lo mismo (en otra escala) desde la Presidencia de la República: impulsa la fundación de la CTM y la CNC, con direcciones combinadas de socialistas y nacionalistas. En suma, el secreto del éxito político de los cambios sociales de Cárdenas fue el impulso de la organización popular, sin esto, sus iniciativas hubieran sido meras buenas intenciones.

Pasa al ámbito político nacional y es elegido presidente por el Jefe Máximo (Calles). Empero, Calles lo ata de manos para realizar los cambios, y en el ’36 rompe con esa estructura política y manda a su antiguo jefe al destierro. Gracias a eso, fue el período en el cual se repartieron más tierra de la historia de México. Son célebres los repartos de La Laguna y Yucatán, ante los cuales también funda el Banco de Crédito Rural y una estructura de gobierno de apoyo de esos repartos. No todo fue éxito: la burocracia se puso de manifiesto como un obstáculo para que los proyectos sociales vieran brillo.

Hay un evento que llevó a Lázaro Cárdenas a la mitología de la historia nacional: la nacionalización de la industria petrolera que estaba en manos de empresas norteamericanas. La combinación de apoyo popular y determinación presidencial pudieron enfrentar el explosivo enojo del vecino del norte. También mostró independencia y dignidad frente a USA al dar refugio a 30 mil españoles que salieron huyendo de la dictadura franquista y al comunista perseguido por Stalin, León Trotsky.

Si la historia es maestra de la vida, debemos aprender de don Lázaro dos cosas: (1°) no puede haber cambios relevantes sin que los actores sociales se involucren organizadamente en los procesos. Es imposible que el cambio sea producto de la pura iniciativa y el decreto gubernamental; y (2°) no habrá cambios sociales en la nación, si no se actúa con independencia (y aun en contra de la voluntad) de los Estado Unidos. Este último siempre detiene las mejores iniciativas a favor de la nación. En una palabra: la figura del General Cárdenas siempre tiene algo que enseñarnos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ