“La literatura de Severino Salazar es buena porque conmueve al lector”

“La literatura de Severino Salazar es buena porque conmueve al lector”
Manzano explicó que el mundo literario que Severino Salazar fue construyendo a lo largo de su obra fue cimentado en su natal Tepetongo ■ foto: alejandro ortega neri

■ El escritor noveló la historia colonial de Zacatecas utilizando para ello el archivo histórico

■ Otorgó voz a individuos poco comunes, diferentes, que por su condición son marginados

■ Ofrece Edilberta Manzano, investigadora de la UAM, conferencia virtual en la Fenaliz

 

La narrativa del escritor nacido en Tepetongo, Zacatecas en 1947, Severino Salazar, “puede ser considerada buena literatura porque conmueve al lector, no sólo por los personajes infames que el escritor perfila, sino porque muestra un mundo embellecido por una prosa casi poética que emociona e inquieta al lector, a la vez que hace explícitos los juegos de poder que toda sociedad en algún momento enfrenta”.

Así lo consideró en su conferencia magistral titulada “Llorar frente al espejo y la arquera loca. Reconstrucción de una época y un espacio”, la investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Edilberta Manzano, en su homenaje a Severino Salazar, en el marco de su 15 aniversario luctuoso este 7 de agosto y transmitida vía digital como parte de las actividades académicas de la Feria Nacional del Libro de Zacatecas (Fenaliz) 2020, en su modalidad virtual.

Manzano explicó que el mundo literario que Severino Salazar fue construyendo a lo largo de su obra fue cimentado en su natal Tepetongo, espacio en el que casi se desarrolla toda su narrativa de una forma circular, no en línea recta, porque además hay dos épocas en las que va y viene que son la Colonia y el pasado cercano, cargados de una añoranza y amor por su terruño.

Salazar, expuso la investigadora, noveló la historia colonial de Zacatecas utilizando como recurso el archivo histórico para darle voz a personajes ignominiosos pero con una actitud crítica y experiencias al límite, a los cuales también los enfrasca en juegos de poder, según la perspectiva foucaultiana, como lo demuestra en sus novelas breves “Llorar frente al espejo” y “La arquera loca”, en las que sus personajes están condenados al olvido, sin nobleza ni gloria.

“El autor otorgó voz a individuos poco comunes, diferentes, que por su condición física son marginados por la sociedad, o naturales tratados como salvajes irracionales o tratados al margen de la comunidad colonizada. Encontró en ellos una forma de expresar diversas experiencias de vida como la locura, la enfermedad, la sexualidad, que registran la posibilidad de existencias diferentes, trágicamente distintas, por eso en su obra general son frecuentes sus personajes que enloquecen; el suicidio, la sexualidad poco ortodoxas, triángulos amoroso y la homosexualdiad silenciada”.

Pero también, a consideración de Manzano, los personajes que Salazar construye son personajes críticos, que extrajo de los archivos y largas horas de investigación para crear a su vez una obra literaria también crítica, porque pone frente al lector dos perspectivas: pasado y presente, lo que fuimos y ya no somos. “La obra de Salazar nos hace vivir una experiencia límite porque nos conduce a la evidencia del Yo. Hace pensar al lector, al hombre. No hay certidumbres. En la obra de Salazar todo es incierto”, concluyó la académica.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ