AMLO en la vía institucional

AMLO en la vía institucional

Andrés Manuel López Obrador llegó a Zacatecas el viernes por la tarde. Lo delataron las fotos del convoy de camionetas blindadas que acompañan sus recorridos en tierra por los municipios del país. Estacionadas afuera de un restaurante tipo asadero, ajeno a la austeridad republicana, la noticia corrió en redes sociales: el presidente ya se encontraba en la entidad.

Ese restaurante es también uno de los que más visita la delegada de programas sociales, Verónica del Carmen Díaz Robles. Pero, la sexta visita presidencial a Zacatecas marcó hitos distintos. No hubo videos en puestos callejeros de comida o restaurantes donde se disfruta la gastronomía tradicional de los lugares que visita.

No más desayunos en las gorditas, ni pernoctar en ranchos particulares. Las dos noches que pasó López Obrador en la capital zacatecana las descansó en el hotel Fiesta Inn. No más retratos con aspirantes locales de Morena, y el llamado a no “partidizar” el gobierno en el evento en Jerez distinguieron sus formas institucionales. David Monreal otra vez fue el gran ausente.

De la invitación a una supuesta cena que pretendía organizar el exdiputado César Augusto Deras Almovoda, aprovechando la visita presidencial, no quedó más que un breve y desinteresado saludo por parte de Andrés Manuel al empresario, en las vallas donde se instalaron los invitados a escuchar el mensaje del tabasqueño el sábado.

Dos metros antes, López Obrador lo mismo estrechó la mano a Julio César Chávez Padilla como a un ciudadano más. No cruzaron palabra alguna, casi como si ignorara que es un presidente municipal de extracción morenista y que gobierna en una de las demarcaciones de mayor crecimiento poblacional en Zacatecas.

En Jerez, el presidente abogó por mantener cordialidad y unidad con el gobernador Alejandro Tello Cristerna. Se acabaron los eventos masivos convertidos en rechiflas y sonoros abucheos para denostar al adversario. El apoyo y la coordinación entre el estado y la Federación marca la nueva relación con la que se articula la política desde Palacio Nacional.

Hubo espacios de conflicto que el presidente prefirió no detonar. La conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en Fresnillo (municipio al que López Obrador canceló una visita en 2019), superó el discurso previo que expuso la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, una vez que achacó el incremento de los feminicidios a la “ineficiencia” de las fiscalías estatales.

Ni impunidad, ni corrupción por omisión de la procuración de justicia local. El gobierno federal asumió la responsabilidad compartida de los tres órdenes de gobierno en el fenómeno delictivo. Las vejaciones sexuales a una interna en una cárcel distrital de Zacatecas, exclusiva para hombres sin personal de seguridad y custodia femenino de planta, fueron tema pasado.

El Domo de la Feria fresnillense fue el espacio donde se ratificó la reconciliación institucional. Un evento que, en manos de Saúl Monreal Ávila, logró aglutinar un contingente de 15 mil beneficiarios de la región, mismos que dieron un resonante reconocimiento al “Cachorro”. La segunda mayor ronda de aplausos y ovaciones después de la del presidente de la República.

Al menor de los Monreal no le faltó la aprobación del gobernador Tello Cristerna, con quien ha construido una alianza en beneficio de sus votantes y que se traduce prioritariamente en obra pública. Ambos compartieron presídium con las mujeres integrantes del gabinete federal, y fueron, junto con López Obrador, los únicos hombres en subir al estrado presidencial.

De acuerdo con el boletín de prensa del municipio de Fresnillo, Saúl Monreal también gestionó una próxima reunión con Andrés Manuel en la Ciudad de México y alcanzó el compromiso de la Federación de dar seguimiento a los proyectos que fueron programados para El Mineral, entre ellos el Hospital de la Mujer Fresnillense.

No obstante, fue la operación del edil la que resaltó en la organización del evento. La riña del pasado 2 de marzo entre López Obrador y los habitantes de Macuspana, Tabasco (su tierra de origen), marcó el preámbulo para mantener la disciplina en el Domo de la Feria y anteponer filtros que impidieran el surgimiento de escaramuzas entre el pueblo bueno y su líder.

Aún y con ello, en los recorridos que realizó el presidente antes de subir a los escenarios encontró nuevamente algunas quejas de beneficiarios que tuvieron que ser atendidas por la delegada de programas sociales. Los jóvenes de bachilleres que recibieron a medias sus becas del Bienestar dejaron pasar la oportunidad para manifestarse en público.

Llamó la atención el frío y apático recibimiento que otorgaron jerezanos y fresnillenses a la senadora María Soledad Luévano Cantú, en los dos mensajes. Más allá del espacio virtual de las redes sociales, la legisladora no tiene influencia ni penetración entre los votantes. Su triunfo lo debe todavía a la ola de la Cuarta Transformación, y a un Saúl Monreal que mantiene la brida electoral en sus manos. ■

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ