La Feria bajo sospecha: repensar su objetivo y transparentar su administración

La Feria bajo sospecha: repensar su objetivo y transparentar su administración

Las ferias nacen en el siglo 12 con la finalidad de conectar las economías de las dispersas poblaciones medievales. Tuvieron una función esencial en la conformación de los burgos fuera de las murallas de los rígidos feudos. Esos burgos son la semilla del renacimiento urbano de Europa, en la que volvió a circular el dinero, generar el ahorro, el crédito y el persistente crecimiento de las economías. Es decir, las ferias son eventos económicos, reunión de sujetos de tienen la necesidad de conectarse para hacer tratos, convenios de producción y compra, exhibir productos para promocionarse y lograr sinergias que dinamicen una economía. Aprovechando el viaje, se realizan eventos para aligerar la carga, divertirse y recrearse. Así las cosas, una feria para provocar procesos de economía solidaria en el estado de Zacatecas sería de enorme impacto: conectar a los productores agropecuarios con los restauranteros, los criadores de ganado con zapateros, comerciantes que puedan crear corredores económicos y ofertas de créditos para detonar nuevos negocios locales. Una feria con la finalidad de promover la economía local-solidaria y el desarrollo endógeno seria de gran utilidad. Pero no. Centran su atención en espectáculos como festejo de una lejana fundación de la ciudad. Esa es la muestra de la visión de las autoridades que conducen el destino de la entidad.

Hay algo de actividad económica en la conocida ‘exposición ganadera’ y algunos tratos de venta de machos para reproducción de hatos. Sin embargo, es algo pequeño. El espectáculo se ha convertido en el centro de la feria. Y lo peor, a costa del erario público. Un evento para ganar económicamente resulta de gasto de los impuestos. No tiene lógica. El diseño de la feria está mal: debe repensarse el objetivo, las fechas y las actividades. Todo. El actual esquema es un fiasco. ¿Cómo ayuda una feria a mejorar la economía del estado de Zacatecas? Esa es la pregunta central. Y luego, en segundo lugar, el tema de los espectáculos que apoyen las actividades económicas, la amenicen o las vistan. Estas últimas son adjetivas, no sustantivas.

En la feria de Zacatecas, este año, ha tenido serios tropiezos. De inicio fue haber metido al lobo a cuidar las gallinas: a un personaje como el señor Medrano lo ponen a administrar costales de dinero. Todo está lleno de sospechas. Con el ambiente que flota entre los zacatecanos, el gobernador debe asegurar un informe y la absoluta transparencia de los contratos, negocios, ingresos, egresos, precios, costos, y el largo etcétera que dé certeza a la población de que no hubo manejos chuecos en la feria. Ahora mismo todo está bajo sospecha. En las ferias que ha organizado el señor Medrano han terminado con un sabor de boca parecido. Pero ahora el responsable de la transparencia es el propio gobernador. La molestia de la población está ahí, ¿responderá Godezac a la misma? La feria debe repensarse y hacer transparente su administración.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ