Reconoce la Universidad trayectoria académica y profesional de Jesús Manuel Díaz Casas

Reconoce la Universidad trayectoria académica y profesional de Jesús Manuel Díaz Casas
Díaz Casas recibió un reconocimiento honorífico ■ foto: andrés sánchez

■ Es el primer rector de la Máxima Casa de Estudios en su etapa autónoma

 

El Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), entregó un reconocimiento honorífico a Jesús Manuel Díaz Casas, primer rector de la Máxima Casa de Estudios de la entidad en su etapa autónoma, por su trayectoria académica al servicio de la conducción y administración universitaria y en el servicio público en el ámbito municipal, estatal y en la procuración de justicia.

En su intervención, el homenajeado exhortó a los universitarios a conducirse con concordia y voluntad, “porque esas dos palabras recogen plenamente el espíritu de nuestra institución: concordia para la vida intramuros, para el trabajo y para alcanzar la eficacia”.

“La Universidad tiene tiempos de preocupación. Es necesario que haya una hermandad absoluta entre sus autoridades legítimamente constituidas, entre su planta de maestros, entre sus alumnos, y que se conjuguen voluntades para defender a nuestra Universidad. Demostrémosla tal y como es, sin ropajes malsanos”, expresó.

Durante mucho tiempo, dijo que la BUAZ ha generado miles de profesionistas, de personas que han encabezado las riendas del gobierno del estado, y de quienes han propiciado el desarrollo de Zacatecas.

Díaz Casas convocó a la comunidad a luchar por la institución, a fin de que “el promisorio prosaico de la economía en que está regida, se pueda ver superada. Yo creo que se puede con voluntad, tesón y convicción. Todos nos debemos a la Universidad y es la guía de nuestro estado, y el día en que este rumbo se pierda, no sé qué vaya a ser del estado de Zacatecas”.

Por su parte, el Rector Antonio Guzmán Fernández se refirió a Díaz Casas como un personaje emblemático de la historia reciente de la institución, cuyo actuar marcó el futuro de la BUAZ y de miles de jóvenes zacatecanos.

“Es identificado como un personaje que, desde la docencia, el ejercicio público de su profesión y la camaradería, ha podido ostentar una gran autoridad política, académica y profesional que se ha transformado en autoridad moral”, dijo.

Además, afirmó que durante su rectorado, “se anticipó a los tiempos”, expuso una gran sensibilidad ante los procesos que marcarían a toda una generación , y fue capaz de visualizar cómo una institución universitaria podía aportar a la conformación de una población más educada, misma que habría de coadyuvar a la conformación de una ciudadanía más informada, participativa y crítica.

Guzmán Fernández señaló que es necesario reconocer “a quienes con decisión h valentía, con sólidos argumentos y un extremo apego a la institución, no dudaron en ponerse al frente de miles de puños levantados de universitarios, que exigiendo respeto a la autonomía, forjaron el camino que hizo posible que nuestra Universidad siga siendo un eficiente vehículo de movilidad social”.

Consideró entonces que los universitarios son herederos del legado que dejó Díaz Casas y sus colaboradores al frente de la institución, mismo que es un valioso referente que ayudará a la definición del proyecto de Universidad.

Durante el acto, Benjamín Arellano leyó una semblanza en la que se expuso la aportación y presencia en el nacimiento de la BUAZ, misma que estuvo ligada al movimiento estudiantil de 1968.

Comentó que Díaz Casas fue un actor fundamental en el conflicto de 1977, cuando jun grupo armado de universitarios integrantes de la planilla que había perdido la elección tomó por asalto el edificio de Rectoría.

“Se trató de un ataque política en la que fuerzas universitarias tomaban a la UAZ como bastión buscando satisfacer sus aspiraciones en la política estatal. Díaz Casas renunció a la Rectoría, pero el conflicto siguió y con la presión de las autoridades federales, se realizó un referéndum cuyo resultado fue rehabilitar al rector Díaz Casas en su puesto”, expuso.

En ese momento, concluyó Arellano, “era tal el afán de Díaz Casas por avanzar en algunos proyectos que entonces se tenían en la comunidad universitaria que implantó de facto, con el ejemplo, la semana laboral de seis días. Ello se convirtió en costumbre hasta que algunas esposas protestaron por la ausencia permanente de sus maridos en sus casas”.

A la entrega del reconocimiento asistieron ex rectores como Francisco Flores Sandoval, Eduardo Hiriartt, Francisco Javier Domínguez Garay, Virgilio Rivera Delgadillo, así como integrantes de la comunidad universitaria.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ