El 3×1, programa que merece más apoyo federal

El 3×1, programa que merece más apoyo federal

Hace 20 años, por iniciativa de los migrantes zacatecanos que trabajan en Estados Unidos, surgió el Programa 3×1, que a lo largo del tiempo se consolidó como importante factor de desarrollo y crecimiento en localidades de los municipios donde opera.

Este programa, cuya bolsa es integrada por partes iguales entre los clubes de migrantes, la Federación y los gobiernos estatal y municipales, resultó tan exitoso en Zacatecas que fue replicado por otros estados también caracterizados por ser tradicionales expulsores de mano de obra, entre ellos Jalisco, Michoacán, Guanajuato, San Luis Potosí, Durango, Colima y Aguascalientes.

Para no ir muy lejos, en 2017 fue conjuntada una bolsa de 300 millones de pesos, con los que se realizaron 367 obras y acciones. En 2018 se reunieron 200 millones de pesos para sufragar 222 obras y acciones como becas para estudiantes, equipos de cómputo para centros educativos de nivel básico, infraestructura deportiva, caminos rurales, telecomunicaciones, proyectos productivos, urbanización y electrificación, entre otras.

Desde su comienzo, en 1999 y hasta el año pasado, se ejercieron 3 mil 563 millones 765 mil pesos, con los que se ejecutaron 5 mil 536 obras y acciones. Su importancia para el desarrollo es indudable.

Hoy, ante los insólitos reajustes presupuestarios dispuestos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la continuación de tan necesario programa se enfrenta a la posibilidad de una descapitalización tan drástico que casi lo ataría de manos.

Baste decir que en diciembre pasado se anunció que lo destinado a los programas 3×1 de todo el país descendería a solo 9 millones de pesos, lo que supondría una reducción de 98% respecto a lo presupuestado en 2018. ¿Cuánto de esa cantidad le correspondería a Zacatecas?

Sin embargo, existe la posibilidad de que el fondo se incremente, por lo cual el gobernador Alejandro Tello Cristerna ya está en la batalla por mayores recursos.

Durante la visita a Zacatecas del Presidente de la República, el pasado 18 de enero, Tello Cristerna le solicitó aumentar a 100 millones de pesos el presupuesto al 3×1 de Zacatecas, con lo que conjuntamente se alcanzaría un fondo de 400 millones de pesos.

Para lograr el incremento, “tocaré las puertas que tenga que tocar, porque si hay algo de lo que podamos presumir es del liderazgo y la visión de los migrantes zacatecanos, quienes de manera generosa se suman al desarrollo del estado”, afirmó Tello Cristerna recientemente en Fort Worth, donde se reunió con integrantes de la Federación de Clubes de esa ciudad de Texas.

Con ustedes, el resto de las federaciones y nuestros diputados estatales y federales haremos un frente común para gestionar mayores recursos para respaldar las iniciativas de los migrantes y de sus comunidades de origen, les aseguró.

Esa batalla emprendida por el Gobernador debe ser de todos los estados donde funciona el 3×1, que es la más clara expresión del compromiso, voluntad y corresponsabilidad social de quienes, por diversos motivos, optaron por irse al país vecino en busca de nuevas o mejores oportunidades. Es una elogiosa forma de mantener sus raíces en el suelo que les dio patria, identidad y cultura y de ayudar a sus familias y a sus comunidades a vivir mejor.

Dada la importancia y trascendencia de un programa tan generoso como este, pensaríase que la Federación no calibró correctamente el alcance de su tajante recorte o lo decidió basándose en causas no a la vista.

Cabría la posibilidad de que la campaña contra la corrupción de López Obrador hubiese encontrado motivos para casi anular el Programa 3×1 en todo el país, pero esa no sería una genuina justificación. Si en algún estado se han observado prácticas insanas o acciones carentes de transparencia, lo conveniente sería establecer mecanismos para que los fondos se ejerzan democráticamente y con absoluta eficiencia y claridad.

Mejoras en las reglas de operación para hacerlas más restrictivas y transparentes, reforzar candados para que los recursos solo se destinen a obras de infraestructura pública básica o a programas sociales para ayudar a disminuir rezagos sociales serían convenientes, necesarios y de inmediata aceptación en Zacatecas, y seguramente en los demás estados.

Aquí el programa ha demostrado su validez y pertinencia; sería injusto y muy frustrante que la Federación lo condenara a la inanición presupuestaria.

Los esfuerzos que Alejandro Tello realiza para mantener a flote el 3×1 merecen ser respaldados por toda la sociedad zacatecana y sus representantes populares, sin distinción de partidos. ■

*Titular de la Coordinación Estatal de Planeación

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ