Historia de la democracia

Historia de la democracia

México es un país en donde la forma de gobierno además de ser republicana, federal, laica y representativa es también democrática. Así lo reza el artículo 40 de la CPEUM: “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal, compuesta por Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior, y por la Ciudad de México, unidos en una federación establecida, según los principios de esta ley fundamental”.
La democracia, es aquella en la cual el poder lo ejerce una mayoría del pueblo en beneficio de todos. Sin embargo, tiene dos grandes problemas:
1.-Restricción del sufragio. Esto implica que no todos los seres humanos que integran el elemento población del Estado, ejercen su derecho al voto. Solamente a los ciudadanos les asiste tal prerrogativa. Pero, dentro de ese elemento, encontramos menores de edad, personas privadas de su libertad, extranjeros que viviendo en el país, no han regularizado su situación y se encuentran en él por motivos diversos, generalmente académicos, artísticos y culturales. Todos sin embargo, ciudadanos, mexicanos, o extranjeros, por el hecho de vivir en el territorio nacional que conforma el segundo elemento del Estado, quedan sometidos a las autoridades y son sujetos de aplicación de las normas de este último, que en el caso nuestro, es México.
2.- Decisión de las minorías. Acorde con lo anterior, no es entonces la mayoría de la población la que ejerce el poder en beneficio de todos, porque humana y materialmente sería imposible. De esta forma el poder se ejerce a través de representantes del pueblo, que, comparado con el número de habitantes, es relativamente menor. Bajo estas condiciones, es la minoría la que realmente ejerce el poder en beneficio de todos.

¿Cuál es la historia de la democracia?

Veamos:
Desde la Revolución Francesa a la fecha, la democracia ha sido uno de los grandes problemas de la humanidad. Claro, desde los antiguos griegos (entre ellos Platón), lo habían abordado pero en el sentido del Estado esclavista, donde los votantes que sólo eran propietarios y dueños de los esclavos ejercían su voto excluyendo obviamente a las mujeres, a los niños y a los hombres no libres, pues en su condición de esclavos, les faltaba el espíritu.
Fue en el gran siglo XX, cuando la democracia adquiere su contenido moderno. Nos situamos después de la Segunda Guerra Mundial, la más sangrienta de toda la humanidad, en donde 55 millones de seres humanos desaparecieron de la faz de la tierra, en un conflicto donde, por primera y única vez el socialismo y comunismo confluyen contra un enemigo común: el fascismo liderado por Alemania. Es en ese marco conde situamos a la democracia, pues los grandes vencedores en este conflicto armado, realmente fueron enemigos a muerte. La llamada Guerra Fría, marcó la historia de esta confrontación, mientras la Unión Soviética con el jefe Stalin, perdió 20 millones de personas, en su proyecto planificador en toda su vida económica, social, política y académica deja claro que busca otro modelo que la disputa, y rebasa los marcos de una nación y el mundo socialista camina hacia el socialismo, así lo pregonan: Checoslovaquia, Polonia, Hungría, Yugoslavia, Alemania oriental y los emergentes tercermundistas.
La gran expectativa de los países asiáticos: China, Camboy, Vietnam y Laos, hicieron de esa confrontación la Guerra Fría, que fue un verdadero conflicto mundial, que como se sabe se definió en favor de los encabezados por Estados Unidos el gran triunfador, la gran potencia y el fin de la Unión Soviética para fines del siglo XX.
¿Cómo hablar de democracia sin este marco histórico tan importante, para no perder de vista que, la libertad, las garantías individuales, educación, tolerancia, igualdad, justicia y los procesos electorales van de la misma mano en la civilización moderna, de gran parte del mundo?
El desarrollo de la democracia, ha sido desigual. Estados Unidos, gendarme de la democracia y libertad mundial, a finales de la década de los sesentas, otorga el derecho al voto a los hombres de color, y sus dos partidos, republicano y demócrata, ambos de derecha, “se convencen” de la gran lucha de los negros encabezada por líderes como Martín Luter King entren otros, pero sobre todo, teniendo en cuenta el marco mundial de la Guerra Fría, la competencia deportiva, científica, productiva, y ellos todavía con prejuicios raciales que se suponían superados desde la abolición de la esclavitud decretada por Abraham Linconl. Sin embargo, los países socialistas le pisaban los talones con su gran modelo de planificación y desarrollo.
Hablar de la democracia solamente en el desarrollo de los procesos electorales, sobre todo en nuestro país, es desconocer no sólo su historia, sino también su concepto. Más grave todavía: son muchos los candidatos de los diversos partidos para ocupar los cientos de cargos que se encuentran en contienda, incluyendo la renovación de los titulares del poder Ejecutivo y Legislativo federales en el de 2017-2018, quienes no saben de qué hablan cuando utilizan el término “democracia”, por eso creen que es algún objeto que se puede permutar con despensas por el sufragio. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ