Visita papal: dejó un hueco y prendió luces de esperanza

Visita papal: dejó un hueco y prendió luces de esperanza

Una parte del pueblo de México, sobre todo actores de la vida social y política, tenía una expectativa de la visita papal orientada hacia la posibilidad de ciertas definiciones políticas por parte del pontífice, sobretodo la postura ante los 43 normalistas desaparecidos. Al no observar esa expectativa cumplida viene una sensación de desánimo o decepción. Y no falta razón para ello: el valor simbólico del tema es enorme. Y el pronunciamiento explícito por parte de Francisco sobre este asunto hubiera sido de gran importancia: lo vivimos como un hueco.

Sin embargo, conociendo las posturas del Papa en temas de gran relevancia como el modelo económico, la corrupción o el ecocidio capitalista, hace que nos preguntemos las razones de dicha falta. Y la respuesta puede estar a la vista. Esta visita estuvo marcada mucho más por el propósito de orientar la acción de la propia iglesia hacia temas de justicia social y con ello realizar un cambio decisivo en la pastoral de la iglesia mexicana, que en objetivos que implicaban enfrentamiento con Gobierno Federal. Es decir, en la estrategia de Francisco la prioridad es reformar la propia iglesia y llevarla a la lucha por la justicia antes que provocar conflictos con la clase política que le impidan sus objetivos. Esto es, si la iglesia cambia de orientación, los casos como los de Ayotzinapa serán atendidos. El ejemplo claro es que justamente son sacerdotes de su orden (jesuitas) los que dan el acompañamiento a los padres de los normalistas desaparecidos. Una iglesia activa puede dar oportunidad a la gestión de la justicia. Y la actitud está dada, recordemos en la misa de Morelia cómo los religiosos inician el pase de lista de los 43 y todo el estadio se suma a la acción. Fue apabullante. Por lo mismo, no es gratuito que los jesuitas (el equipo de gobierno de la orden) entregaron a Francisco la carta de los padres de los normalistas, después de gestionar hasta el cansancio la reunión del papa con dichos padres. O sea, queda claro que para la Compañía de Jesús el tema de desaparecidos es un tema prioritario. Y así puede extenderse a otros espacios eclesiales.

La estrategia papal, en este punto específico, tal vez esté equivocada; pero es de resaltar su definición de reivindicar la figura de Samuel Ruiz y desterrar la idea conservadora de la resignación, que es de alto impacto en la vida interna de la iglesia. Cosa no pequeña porque puede generar efectos sociales enormes.  Su prioridad es trabajar en los cambios internos de la Iglesia que afectan a la vida púbica. Su idea de omitir este tipo de temas, es evidentemente cuestionable, él debe pensar que lo obstaculizan en su estrategia y en lo cual tal vez se equivoque; sin embargo, la estrategia es loable, y ojalá tenga éxito. En el hueco que nos dejó la visita papal, hay también en el fondo una luz de esperanza en la renovación de la iglesia volcada a la causa de los pobres, la igualdad y la justicia en nuestra lastimada patria.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ