Los temas ausentes de los candidatos a legislar

Los temas ausentes de los candidatos a legislar

Las indefiniciones se hicieron presentes en las campañas, sobre todo en las que a diputados se refiere. Esperábamos que tirios y troyanos se definieran respecto a iniciativas que ya tienen tiempo o a temas que han causado controversia, y los señores candidatos chiflaron mirando el cielo mientras apuntaban para otro lado. ¿Qué opinan de las sociedades de convivencia o el matrimonio de personas del mismo sexo?− preguntaban avispados reporteros. “Lo vamos a consultar a los ciudadanos en su momento”; respondían los imprecisos candidatos. Sobre todo los aspirantes de la alianza PAN-PRD batallaban para dar definiciones que, de entrada, polariza a los componentes de dicha alianza: de manera especial los temas sobre interrupción del embarazo o derechos y equidad de género. Evitaban las precisiones. Pero no sólo sobre temas de transparencia se habló poco, principalmente de los aspirantes cercanos al actual gobierno, que bajó sus índices de manera importante en este tema. Y las llamadas izquierdas (con alguna excepción) se quedaron cortas en temas actuales (pero espinosos) como el caso de las mineras y el brutal saqueo al que someten nuestras tierras. En este caso, vimos pronunciamientos genéricos, pero no propuestas precisas de leyes.

Los diputados empataron sus temas con los postulados a presidentes municipales: empleo, seguridad y más empleo y seguridad. Temas como la normatividad para organizar el desarrollo en el estado de Zacatecas, lo cual implica hablar de la ley de planeación y la recién aprobada ley de la administración pública, fueron temas ausentes (con la particularidad del candidato del PT a uno de los distritos de la capital). La Ley de Participación Ciudadana no fue objeto de inquisición de los partidos, que visto está, están poco interesados en impulsar la participación de la ciudadanía de forma sistemática en actos de gobierno. Temas tan importantes como el agua fueron mencionados muy de pasada, el estado de los acuíferos y las responsabilidades estatales en el manejo del agua no estuvieron en el centro que bien merece. Con la excepción del candidato independiente al municipio de Zacatecas, pocos siguieron este vital asunto. Los presupuestos participativos (con excepción de la candidata naranja al Distrito 4), fue un tema sin nutridos comentarios; lo cual lleva a temas tan importantes como las reformas institucionales para la democracia gubernativa y Estado democrático.
¿Y si las formas de organizar el desarrollo, el agua, los presupuestos, la transparencia y nuevas formas de rendición de cuentas, y la ampliación de los derechos civiles estuvieron de bajo perfil en la contienda; dónde estuvo la campaña? En temas como empleo y seguridad, más propios para poderes ejecutivos. Los candidatos a legisladores tuvieron un déficit de temas realmente primordiales. Se ve que hicieron su agenda de temas de acuerdo no a un diagnóstico de necesidades legislativas, sino de un rastreo de opinión de las cuestiones que preocupan a los ciudadanos. Pero no consideran que esos asuntos van más dirigidos a autoridades del Poder Ejecutivo que se encargan del manejo directo de programas sociales. La naturaleza del trabajo legislativo tiene su propia dinámica. En las campañas se desnaturaliza el perfil de los legisladores y no se separan de los contendientes al Ejecutivo. Sería bueno separar las elecciones de diputados de las de planillas a cabildos. El temor es que nadie se pare en las casillas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ