6.8 C
Zacatecas
domingo, 25 septiembre, 2022
spot_img

La corrupción hoy, similar a la que causó la Revolución: Enciso

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RÍOS • Araceli Rodarte •

■ Rememorar la Revolución obliga al pueblo de México a renovar su postura crítica, opina

- Publicidad -

■ No hay un país, una ciudadanía peor que la que está condenada a la desmemoria, señala historiador

Fue precisamente la decadencia, la corrupción y la impunidad en que degeneró el régimen porfirista, recordó José Enciso Contreras, el conjunto causal que originó el gran movimiento que quiso transformar de fondo al país: la Revolución Mexicana.

El connotado historiador agregó que mediante este proceso, los viejos soñadores magonistas se convirtieron en los vengadores de La División del Norte y los ejércitos sureños.

Hoy día, agregó, se repiten los lamentables acontecimientos que llevan a la sociedad a ver con azoro, el nivel de corrupción que existe en las primeras filas del gobierno mexicano.

“Si no fuera un asunto tan trágico, movería a la risa esa candorosa imprudencia con la que con todo desparpajo muestran y ostentan el fruto de fortunas mal habidas y materializadas casas blancas en la Ciudad de México que se construye el Presidente y su distinguida esposa”.

Advirtió como peligroso, el que la corrupción a fuerza de tanto repetirse mediante “tantas casas del perro, tantos partenones, tanta Punta Diamante”, se naturalice en “nuestra manera de entender la vida”.

Por tanto agregó, el rememorar hechos reivindicativos y justicieros como fue la Revolución Mexicana, implica una obligación para la ciudadanía y el pueblo de México el “renovar nuestra postura crítica ante estas cosas”.

Expuso como aún más lamentable y terrible, la desaparición de los 43 normalistas guerrerenses de Ayotzinapa. El asunto debe generar conciencia dijo, “que ese suelo sólido para el país de sustituciones que quiso formar la Revolución Mexicana, realmente es un pantano cenagoso”.

Este crimen comentó, ha ocasionado un grave deterioro de la vida pública y logró exhibir a la clase política de México “como una carcasa sin sentido y francamente descompuesta”.

Invitó por tanto a reflexionar en torno a la conmemoración del movimiento armado de 1910, pues dijo, “nos debe mover a rescatar nuestros sentidos crítico, ciudadano y popular de lo que se quiso fuera la Revolución Mexicana en sus mejores momentos”.

El académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas observó en este sentido como preocupante, la desmemoria promovida a propósito por el Estado mexicano, acerca de las coyunturas y procesos en que el pueblo de México ha manifestado “de manera inequívoca, abierta y certera” su necesidad de cambiar las cosas, y que ha logrado difuminar la imagen de los personajes en que se ven representados en estos procesos de transformación y cambio progresista.

Tal es el caso dijo, de Francisco Villa, que no obstante ha logrado pasar “del corral de los bandidos y cuatreros” a donde le colocó la oficialidad, para ser reivindicado por el propio pueblo, a fin de integrarse en el panteón cívico mexicano.

Subrayó en que “no hay un país, una ciudadanía peor que la que está condenada a la desmemoria. Por eso insisto en que este tipo de celebraciones deben reivindicarse a toda costa”.

Este año, expuso, “por circunstancias que no podía eludir la clase política, aún las más conservadora, la del estado de Zacatecas, tuvimos que honrar la memoria de Francisco Villa y su División del Norte”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias