19.2 C
Zacatecas
lunes, 15 julio, 2024
spot_img

Coronarte no te hace millonario en el boxeo: Jhonny González

Más Leídas

- Publicidad -

Por: REDACCIÓN •

El imaginario popular asocia a los campeones de boxeo con la riqueza y el despilfarro. Los propios jóvenes aspirantes en este deporte fantasean con el día que ganen un cinturón y reciban el cheque más gordo de sus vidas. Pero la realidad pocas veces funciona así, cuenta Jhonny González, actual monarca en peso pluma del Consejo Mundial de Boxeo.

- Publicidad -

La gente piensa que ser campeón del orbe es sinónimo de millonario, explica Jhonny, sin dejar de pensar en la negociación poco jugosa con la que acordó pelear el próximo 15 de febrero ante Abner Mares en Los Ángeles, donde el retador ganará más dinero que el propio campeón.

Claro, la gente suele pensar eso porque no sabe que abajo del cuadrilátero hay otra pelea más salvaje en las negociaciones, donde los boxeadores son vistos sólo como mercancías que generan ganancias, comenta.

Jhonny se queja de la rapacidad que puede existir en ese otro boxeo, el de los empresarios, porque vive con la sensación de que más de una vez se le ha tratado con injusticia.

Yo puedo decirlo abiertamente, soy un campeón mal pagado, escupe molesto.

Obtener 250 mil dólares –lo que ganó cuando peleó contra Daniel Ponce de León, su mejor sueldo– puede parecer ofensivo en un país donde los salarios son tan bajos, matiza, pero no lo es tanto cuando se recuerdan las bolsas millonarias que pueden percibir las figuras de este deporte que genera ganancias exorbitantes.

Yo tengo una trayectoria considerable, no soy un novato: he sido campeón mundial en tres ocasiones, pero nunca he ganado una bolsa como para pensar que ya aseguré mi patrimonio, por eso debo seguir trabajando duro, expone.

La última contienda que sostuvo ante Abner Mares le dejó un recuerdo amargo porque en las negociaciones siempre fue tratado como un peleador menor, sin el menor respeto por su larga trayectoria. Jhonny era el retador oficial, pero la promotora Golden Boy pensaba que sólo sería un trámite y ya negociaban el siguiente combate de Mares. Una situación que aún hoy le produce malestar.

El 24 de agosto de 2013, González derribó de un poderoso puñetazo las aspiraciones de Golden Boy antes de que terminara el primer asalto. El golpe que dejó fuera de combate a Mares también cimbró las cabezas de los promotores contrarios. Después de esa sorpresa, la opción de la revancha se volvió otro episodio de maltrato a la carrera de Jhonny.

Golden Boy negociaba como si Abner continuara siendo campeón y Jhonny un aspirante. Y las pretensiones económicas de éste otra vez fueron ninguneadas. Fue una burla la manera en que me trataron y lo que me ofrecieron; yo pedía un millón de dólares para de ahí empezar a negociar, pero al final nunca accedieron y no ganaré, otra vez, más de 200 mil dólares, comparte.

Esta revancha no será porque ganó en la negociación, sino porque Abner es un peleador que Jhonny respeta. Además está el orgullo deportivo. Quiere demostrar que conquistó el cinto pluma porque es mejor y no porque tuvo suerte. Pero Jhonny tiene un plan, cuando derrote de nuevo a Abner, está seguro que Golden Boy se le acercará para proponerle manejar su carrera. Esa será otra revancha, porque si hoy perdió en las negociaciones, esa noche se desquitará. Lo dice convencido.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -