10.5 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Todavía es posible reconsiderar presupuesto Legislativo para reducirlo, según oposición

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Carlos García •

■ No se tiene calidad moral para exigir propuestas moderadas si no damos ejemplo: Bañuelos

- Publicidad -

■ El gobernador gana 45 mil 859.66 pesos menos al mes que cada diputado local: Luis Medina

El tema del presupuesto legislativo 2017, el mantenimiento de la partida para herramientas legislativas y la posibilidad de sesionar en privado por parte de los diputados locales fueron temas presentes en los asuntos generales de la sesión ordinaria del Congreso local llevada a cabo este jueves.

Las diputadas Lorena Oropeza, por el Partido Acción Nacional (PAN), y Geovanna Bañuelos de la Torre, por el Partido del Trabajo (PT), defendieron que todavía hay una oportunidad para reconsiderar el documento aprobado, a fin de que haya una mayor disminución en la cantidad de recursos que aplicará el Poder Legislativo el próximo año.

Bañuelos de la Torre consideró, pues, que aún hay posibilidades de cambiar el presupuesto porque, dijo, “no se puede tener calidad moral” para exigir a los demás organismos que presenten propuestas económicas moderadas “si no comenzamos por dar un ejemplo mucho más significativo de lo que se puede y se debe hacer”.

El diputado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Osvaldo Ávila Tiscareño, reclamó a la legisladora petista que no hizo mención de que parte de la reducción presupuestal planteada se basaba en “lesionar a los trabajadores” con la eliminación del subsidio del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Al respecto, Bañuelos de la Torre indicó que la disminución en este ámbito no formaba parte de la propuesta inicial del PT, sino que se derivó del trabajo en comisiones y fue aprobada por mayoría.

Por el contrario, apuntó que la decisión de eliminar el subsidio fue “una propuesta compensatoria” para no votar de manera integral lo planteado por su fracción parlamentaria.

Además, la diputada recalcó que el subsidio del ISR a los trabajadores del Congreso no existe en ningún otro poder ni en la iniciativa privada y este punto, precisó, fue advertido en comisiones y en él coincidieron todos los legisladores.

Tanto el diputado Ávila Tiscareño como el también priísta Carlos Peña Badillo criticaron que se trate de culpar “de todo lo malo” a los partidos aliados, que son el PRI, el Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal).

Ávila Tiscareño señaló que la Legislatura es un órgano colegiado en el que se somete a la decisión de todos los diputados las diferentes propuestas, tomando finalmente la determinación que se considera “más prudente y conveniente”.

Por su parte, Peña Badillo dijo que no fue una mayoría absoluta de la alianza de los tres partidos mencionados la que aprobó el presupuesto, sino que también hubo el respaldo de otras expresiones políticas; “no se trata de que se haya impuesto el criterio de los partidos aliados”, concluyó.

Bañuelos de la Torre contestó a los legisladores del tricolor asegurando que “dicen los del PRI que no tienen por qué cargar con el muertito solos, que no es la mayoría atropellante la que toma las decisiones, y se equivocan”.

Por su parte la diputada panista Lorena Oropeza, quien emitió su voto en contra del presupuesto aprobado, señaló que austeridad significa “renunciar por convicción a los recursos económicos que resultan innecesarios para que el Poder Legislativo cumpla con las funciones que institucional y socialmente le corresponden”.

Consideró que con la aprobación de este paquete económico “se perdió la gran oportunidad de manifestar una real voluntad de cambio” que mejore la imagen y percepción que la ciudadanía tiene de este poder.

En este mismo sentido habló el diputado por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Luis Medina Lizalde, quien comentó que la Legislatura hubiera salido fortalecida “si la alianza mayoritaria hubiera actuado en consonancia con el titular del Ejecutivo y hubiera respaldado la política de austeridad que reivindicamos desde la oposición”.

El mostrar congruencia con una política de austeridad consideró que es necesario en el estado puesto que la situación de los ingresos públicos es “simplemente un caos”.

Para ejemplificar estas condiciones “absurdas”, Medina Lizalde desglosó las cifras oficiales sobre sueldos que aparecen en las páginas de Internet del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como de los ayuntamientos.

Refirió, por ejemplo, que el gobernador gana 45 mil 859.66 pesos menos al mes que cada diputado local, tomando como base las cifras que no incluyen compensaciones de ningún tipo.

Agregó que el mandatario estatal percibe 45 mil 287 pesos menos mensuales que el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas (TSJEZ) y 41 mil 386 pesos menos que cada magistrado de este poder.

El diputado señaló que es todavía “más absurdo” que el gobernador gane casi lo mismo que un regidor del ayuntamiento de Fresnillo, de acuerdo a la información publicada en las propias páginas de transparencia. Al respecto advirtió que, frente al sueldo de 53 mil pesos mensuales del jefe del Ejecutivo Estatal, un regidor de El Mineral cobra tan sólo 5 mil pesos menos.

Medina Lizalde indicó que quien tiene la facultad de corregir esta situación es precisamente el Poder Legislativo; concluyó, pues, que es la Legislatura la que debe “poner orden en este sentido”.

Otro de los temas abordados en estas intervenciones fue el de las sesiones privadas, que actualmente están previstas en la ley para temas como el del presupuesto legislativo.

En ese tenor, el diputado del tricolor Carlos Peña Badillo dijo que una sesión privada deja de serlo cuando “el primer whatsapp se envía”; por ello, considero que “no tenemos que espantarnos de esas pláticas”.

Luis Medina Lizalde coincidió en señalar que, aunque sean sesiones privadas, la información tratada en ellas no permanece oculta; pero puntualizó que esta forma de reuniones da pie a que se tengan distintas versiones de lo sucedido, lo que no ocurriría si estos encuentros se abrieran a los medios y a la ciudadanía.

Opinó, por tanto, que “no hubiéramos salido mal parados” si la discusión del presupuesto no se hubiera dado en privado puesto que, dijo, “realmente no se discute nada que no se pueda discutir públicamente”.

En torno este tema, la diputada Bañuelos de la Torre también defendió que la discusión del presupuesto legislativo debería ser abierta bajo el argumento de que se trata de recursos públicos.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias