10.8 C
Zacatecas
domingo, 3 julio, 2022
spot_img

Incongruencia política

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RICARDO ARTEAGA ANAYA •

El actuar de la gran mayoría de la clase política mexicana se ha caracterizado por la incongruencia entre el discurso político empleado y entre el actuar de la misma en diversos encargos públicos, desde hace décadas el discurso de todos los políticos de todos los institutos políticos ha sido centrado en el bienestar colectivo, en la lucha por mejorar las condiciones de vida de los que menos tienen, sin embargo, el contraste del discurso con las políticas públicas y la toma de decisiones ha resultado contradictorio.

- Publicidad -

Por un lado se llenaron la boca prometiendo un mejor presente y un mejor futuro y por otro lado se llenaron los bolsillos a través de los programas sociales, de la obra pública y gracias a los grandes privilegios que se otorgaban gracias a los encargos, mientras que incrementaba la cantidad de mexicanos en condición de pobreza y pobreza extrema, en desempleo y carente de oportunidades para mejorar su calidad de vida.

Casos como la estafa maestra donde desviaron millones de pesos a través de programas sociales de la secretaría de desarrollo social durante el gobierno de Peña Nieto, obras como la estela de luz en el sexenio de Felipe Calderón que nos costó a los mexicanos más de mil millones de pesos, bardas de refinerías nunca construidas y millonarias, guerras contra el narco para disfrazar la protección y respaldo a cárteles de la droga, fueron acciones de gobiernos cuya justificación fue la búsqueda de un país más justo y seguro y que tuvieron un fin completamente contrario, beneficiar ilegalmente a nuestra clase política.

En la actualidad, la incongruencia entre el discurso político y el actuar de nuestros representantes populares, sigue siendo una realidad que se ha renovado y han mejorado los mecanismos y discursos para intentar engañar a los mexicanos, ejemplo claro es la hoy oposición que desde hace tres años ha construido un discurso para hacerse pasar por un grupo político que vela por los intereses de los mexicanos y que por el contrario, defienden los intereses de poderes fácticos que durante años financiaron sus campañas y a quienes entregaron las riquezas del país.

La oposición ha intentado venderse como una agrupación política protectora de los intereses colectivos, justificó su voto contra la reforma eléctrica señalando que no se fomentaban las energías limpias y que se trataba de una reforma que regresaría al país al pasado en materia de electricidad, hoy se anuncia la inversión para modernizar 16 plantas hidroeléctricas y reducir hasta en un 98% las emisiones de gas metano en los procesos de exploración y producción en PEMEX, así mismo, semanas antes de la votación, se inauguraba un planta de energía solar de las más grandes en Latinoamérica, el costo del voto en contra fue muy alto para la oposición, semanas después perdían cuatro estados de seis en disputa electoral.

Zacatecas no ha sido la excepción de la incongruencia política entre el discurso y el actuar durante la toma de decisiones, la estafa legislativa expone cómo nuestra clase política en el Congreso Local, ha utilizado el discurso de velar por los intereses populares para distraer a la población mientras se llenaba los bolsillos triangulando recursos públicos a través de facturas falsas y empresas fantasmas, actualmente algunos actores políticos, lograron colgarse del discurso de la cuarta transformación para colarse en cargos de elección popular e intentar revivir bolsas de recurso público destinadas a la triangulación de dinero.

Los zacatecanos debemos aprender a discernir entre los políticos que se disfrazan detrás del discurso del cambio para mantener las prácticas de un sistema que se niega a desaparecer si es que queremos que llegue el desarrollo, progreso y justicia social a nuestro Estado, exigir la rendición de cuentas y la evolución de nuestros representantes populares mediante herramientas democráticas para evitar seguir siendo representados por políticos que cambian de partidos, proyectos y discurso sólo para beneficio propio.

A nivel nacional nos encontramos en un proceso de transformación de la vida pública que genera un fuerte debate entre las diversas posturas y formas de percibir el quehacer público, en Zacatecas, los ciudadanos debemos sumarnos a esa transformación comenzando por exponer la incongruencia política y luchando por expulsar del quehacer público a esa clase política que considera los cargos y la representación, son oportunidades para cambiar su situación financiera.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias