0.8 C
Zacatecas
miércoles, 30 noviembre, 2022
spot_img

■ EL PÉNDULO

Asociación importante para un mundo en paz

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ •

Conocí a Enrique Dussel Peters durante mis estudios de maestría en Economía Política en la Facultad de Economía de la UNAM, donde hasta hoy se desempaña como Coordinador del Centro de Estudios China-México (Cechimex), centro fundamental para realizar investigaciones y formar personal altamente calificado sobre las relaciones entre dos civilizaciones milenarias, entre dos añejos socios comerciales con mutuas influencias culturales durante hace 500 años gracias a la célebre nao de China. A 50 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y la Nueva China, el Cechimex ha documentado los avances entre esos dos países en una agenda diversa e inclusiva sobre la base de una relación sólida de amistad, diálogo y cooperación. El Cechimex de hoy es un gran soporte en apoyo al estado mexicano para la elaboracíon de una sólida política exterior con la gran potencia oriental.

- Publicidad -

En 2022 China es nuestro segundo socio comercial, el tercer destino de nuestras exportaciones y el segundo lugar de las importaciones de México. Por su parte, México se mantiene como el principal mercado para China en América Latina. Los gobiernos de ambos países han identificado como meta prioritaria consolidar la cooperación como un componente de gran relieve en la relación bilateral, en ámbitos tales como medio ambiente, energías limpias, biotecnología, agricultura, recursos hídricos, ingeniería aeroespacial y sin duda salud y la lucha contra el Covid-19, entre otros. La solidaridad entre nuestros dos países en la lucha contra el Covid-19 fue notable y ha dado un fuerte impulso a la relación bilateral. México ha reconocido el apoyo oportuno de China durante la pandemia en el envío no sólo de vacunas sino de insumos médicos como respiradores y equipo de protección para el personal sanitario.

México y China están pasando por momentos de profundo cambio. En México, llega a 4 años el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, período en el que los cimientos de la Cuarta Transformación del país se han establecido y se avanza hacia la consolidación de un nuevo modelo de desarrollo económico incluyente. Por su parte, China celebró el año pasado el centésimo aniversario de la fundación del Partido Comunista de China y lanzó su decimo cuarto Plan Quinquenal, 2021-25, cuyo contenido representa un momento de consolidación de metas nacionales para hacer de China “una gran nación socialista, moderna, próspera y poderosa” teniendo en el horizonte el 2049, mediante un mayor involucramiento comercial y político con el mundo, el avance de la digitalización y modernización de su economía, un incremento en la inversión en ciencia y tecnología, la protección del medio ambiente y el mejoramiento de los sistemas de cobertura social y redistribución económica. De acuerdo con los expertos del Cechimex todas estas líneas de trabajo generan importantes oportunidades de colaboración para nuestro país.

Es fundamental que apoyados en nuestra historia de amistad y logros pasados y recientes, México mantenga su apuesta por un desarrollo futuro de la relación bilateral que vaya más allá de lo logrado hasta hoy, a fin de encaminarnos hacia una profundización sinérgica que ofrezca más y mejores oportunidades para nuestros pueblos. Más allá de las dificultades globales creadas por la actual confrontación entre Rusia y los Estados Unidos, la dimensión económica, científica y tecnológica de China puede operar como un freno a todas las iniciativas rupturistas. Debemos considerar que el 50 aniversario de nuestras relaciones diplomáticas es, ante todo, una oportunidad para estrechar y elevar la asociación entre nuestros países a nuevos niveles, y para trabajar juntos en la búsqueda de la paz mundial y para resistir todo intento de globalizar el actual conflicto armado.

Sin demérito de nuestra asociación en TMEC y en la CELAC, debemos procurar avances en nuestra relación con China en los siguientes ámbitos: Diálogo político, Colaboración en foros multilaterales, Comercio e inversión, Promoción turística y conectividad, Intercambios culturales, Cooperación educativa, Cooperación técnica y científica, Cooperación internacional para el desarrollo y acercamiento con la comunidad mexicana en China. 

Asumiendo que es imposible predecir el desenlace del actual conflicto global, y más aún, lo que sucederá en los próximos 50 años, los gobiernos chino y mexicano pueden seguir profundizando las iniciativas que han demostrado ser exitosas, trazar nuevas rutas que permitan enriquecer la relación bilateral, y plantear el camino para los próximos 50 años de una relación que promete ser dinámica, productiva y fraternal, buscando siempre más y mejor diálogo, confianza, cooperación, y con todo ello, una mayor amistad y prosperidad para nuestras naciones. México no puede darse el lujo de considerar antagónicas sus relaciones con las dos mayores potencias económicas del orbe y, menos aún, abandonar su tradicional apego a los principios constitucionales en materia de política exterior.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img