28.8 C
Zacatecas
lunes, 17 junio, 2024
spot_img

■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto

El maíz transgénico: el silencio de los – no tan – inocentes

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JOSE DE JESUS REYES RUIZ •

Recientemente se han dado varios enfrentamientos entre el gobierno de los ESTADOS UNIDOS y el de MÉXICO, y uno de ellos tiene que ver con el MAÍZ TRANSGÉNICO. Pero no es el único, no nos olvidemos que primero fue el conflicto de intereses entre la CONTRARREFORMA ENERGÉTICA, avalada por la SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN – eran otros tiempos – pero bloqueada en la LEGISLATURA, donde no logró la mayoría calificada, pero que, de cualquier forma, pone en entre dicho los contratos – la mayoría de ellos leoninos – que se firmaron entre las grandes empresas, no solo de los EU, sino también de CANADÁ, en los tiempos de PEÑA NIETO, después de su magna reforma energética aprobada por el PRI, el PAN y el PRD, y que pusieron a nuestro país contra la pared por muchas décadas en asuntos como el pago de contratos de GASODUCTOS, que no solo no se terminaron, sino que algunos de ellos ni siquiera comenzaron a construirse y que, de acuerdo a contratos leoninos, permiten que, aun y con eso, nuestro país tenga que pagar cantidades exorbitantes, como si dichos gasoductos se encontraran en pleno funcionamiento – lo cual no es el caso – pero donde el intento de frenar, en la medida de lo posible, dichos convenios, a todas luces fraudulentos, hace que las transnacionales, apoyadas por sus gobiernos, se respalden en el TRATADO DE LIBRE COMERCIO para buscar la solución de estas controversias en tribunales internacionales, donde seguramente nuestro país saldrá derrotado porque esos tribunales siguen los intereses neoliberales de las grandes potencias.

- Publicidad -

¿Pero es – pregunto – un pecado intentar defender los intereses energéticos entregados en gobiernos previos de las garras de otros países aun ante el riesgo de perder y tener que pagar miles de millones de dólares en penalidades?, ¿o lo mejor sería dejar las cosas como están?, es solo una pregunta.

Pero hay otras confrontaciones que apenas inician, como la anunciada apenas esta semana en la EXIGENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS a nuestro país para combatir el tráfico del FENTANILO que está provocando en aquel país vecino una mortalidad superior a los 100 mil fallecidos por sobredosis cada año – problema del que nuestro país no es ajeno porque aquí también se está utilizando y en el 2022 se reportó una mortalidad de 2 mil mexicanos por la misma causa.

La pregunta es si nuestro país puede hacer algo más de lo poco que hace – tenemos que reconocerlo – sería tan simple como cerrar la entrada a los precursores que en un 90% entran por los puertos de MANZANILLO Y LÁZARO CÁRDENAS,  provenientes de CHINA, pero ya sabemos cómo se las gastan los grandes cárteles para entregar mordidas en millones de dólares a las autoridades correspondientes para que se hagan de la vista gorda y los precursores pasen libremente para que en nuestro país sea elaborado el fentanilo y transportado a los ESTADOS UNIDOS, donde está haciendo estragos.

Pero – y es solo una pregunta – ¿qué están haciendo los vecinos del norte para intentar DISMINUIR EL CONSUMO?, demasiado poco, sería la respuesta – si es que algo hacen – por lo que tendrían que compartir la responsabilidad, una responsabilidad que INSISTO debemos nosotros reconocer y actuar en consecuencia.

En esta compleja relación bilateral, por demás asimétrica, tenemos que aceptar que muchas veces – si no es que todas – tenemos que doblar la cabeza ante sus exigencias como aquellas que LÓPEZ OBRADOR-EBRAD no quieren aceptar y es de la que se regodea TRUMP y de la que escribe POMPEO sobre la presión que ejercieron para que el gobierno de la 4T tuviera que mandar 25 mil efectivos de la GUARDIA NACIONAL a reforzar nuestra frontera sur y así disminuir el flujo de migrantes. Cualquier mente sensata entenderá que no había de otra, de lo contrario la amenaza era la de crear aranceles de un 25% a los vehículos que nuestro país ensambla para enviar a los EU, lo cual era total y absolutamente inadmisible, y claro doblaron las manos- no tenían de otra – ahora que aceptarlo es otro asunto y ello ha confrontado a la ex embajadora BÁRCENAS con el CANCILLER EBRAD y también con el mismo LÓPEZ OBRADOR.

El asunto de los TRANSGÉNICOS es otra de las luchas que se están dando por quienes los producen en los ESTADOS UNIDOS, sabedores que su principal mercado es nuestro país. Ellos por un lado, presionando, y nuestro país, defendiéndose de aquellos que como la TRANSNACIONAL MONSANTO insiste en que estos productos, genéticamente manipulados, entren a nuestro país.

Lo que a mí más me sorprende es que en esta lucha LOS AMBIENTALISTAS GUARDEN SILENCIO y no existe un solo grupo de los ecologistas que en el pasado tanto cuestionaron los transgénicos, y que ahora solamente hacen MUTIS  y dejan al presidente solo en ésta, que al final de cuentas es una defensa histórica de muchos ecologistas, vamos no entiendo que actualmente se desgarren las vestiduras por el daño enorme – según ellos – que el TREN MAYA está haciendo en la península, cuando también tendría que sorprendernos el que no hubieran dicho ni pio cuando PEÑA NIETO, con claros fines de enriquecimiento personal, contrató a las compañías españolas para hacer decenas de autopistas, muchas de ellas innecesarias – para que atravesaran un verde y boscoso ESTADO DE MÉXICO, cuando el tren no utiliza ni 5 metros de la franja requerida para colocar sus rieles y una autopista usa más de 25 metros.

Nuestro país – no me queda duda – tendrá nuevamente que hacer lo que nuestros vecinos del norte decidan y aceptar la entrada de transgénicos aduciendo que serán para uso animal, como alimento para los ganados, principalmente el porcino, y nunca para uso humano, aunque eso será solo un decir porque ya aquí los cientos de miles de toneladas serán usados – bajita la mano – para lo que los intereses, tanto locales como extranjeros, decidan, y no solo terminarán en harinas de las que se elaboren las tortillas que consumimos, sino, y esto es lo más peligroso, para ser sembrados aun en contra de la ley, y alteren totalmente los ecosistemas como lo sabemos todos.

Y ASÍ EL ADIÓS AL MAÍZ BLANCO MEXICANO Y NO NOS OLVIDEMOS: SIN MAÍZ NO HAY PAÍS y que los ecologistas sigan callados ante esta guerra que enfrenta, en solitario, nuestro gobierno.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -