9.5 C
Zacatecas
domingo, 28 noviembre, 2021

Revocación de mandato, un paso hacia la democracia participativa

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RICARDO ARTEAGA ANAYA •

El proyecto de nación de la cuarta transformación se caracteriza, desde el comienzo del actual sexenio, por buscar fomentar la participación ciudadana entre los mexicanos, cuestión criticada por parte de la oposición del Presidente por el gasto que ha representado y que desde la óptica de los mismos ha sido innecesario, sin embargo, toda nación que busque fortalecer la vida democrática debe emprender acciones para empoderar y fortalecer el ejercicio ciudadano.

- Publicidad -

La participación del mexicano en los asuntos públicos será un determinante para consolidar la transformación de la vida pública que propone el Presidente López Obrador, pues de nada servirán reformas y grandes cambios estructurales en la administración pública si los mexicanos continuamos con la apatía fomentada por los gobiernos neoliberales, cuyo principal negocio de la corrupción pudo darse gracias a la poca exigencia ciudadana de la rendición de cuentas.

La falta de involucramiento del mexicano en la rendición de cuentas, ha permitido a la clase política sostener un sistema de corrupción en todos los niveles y poderes, de ahí que el Presidente López Obrador desde el comienzo de su administración ha buscado impulsar una transición de un sistema representativo a un participativo, permitiendo que el pueblo mexicano participe en diversos ejercicio democráticos para que sea éste el que decida respecto a diversas acciones de gobierno.

Las consultas populares han sido la principal herramienta de la cuarta transformación para involucrar al mexicano con la toma de decisiones del gobierno de la República, desde la cancelación del Aeropuerto Internacional, así como la reciente consulta sobre el juicio a ex presidentes, actualmente se busca impulsar la consulta popular para la revocación de mandato, herramienta que tiene por objetivo el empoderar al ciudadano, brindarle la oportunidad de rechazar los malos gobiernos que pudiesen haber electo sin la necesidad de que concluyan su mandato.

La revocación de mandato que propone el Presidente pretende darle la oportunidad al mexicano de evaluar los primeros tres años de su gobierno para que decidamos si continúa en el encargo como ejecutivo federal o si es que no deseamos continue, acción que todo actor que se considere demócrata debe no solo reconocer, sino que también impulsar y promover el ejercicio de la misma, sin embargo, la oposición ha presentado un amparo para frenar dicho ejercicio.

Los mexicanos debemos sumarnos en la exigencia para que en el Congreso Federal sea aprobada la revocación de mandato, de esta forma podremos expresar el descontento o el respaldo que cada uno tiene hacia el gobierno federal, y no solo debemos impulsarlo para el ejecutivo federal, sino que también promoverlo para que en los estados tengamos la oportunidad de respaldar los proyectos de gobierno o despacharlos para evitar continúen si es que han resultado pésimos gobiernos.

El intento por frenar dicho ejercicio democrático tiene su origen en el temor que la oposición tiene de que una gran mayoría de mexicanos salgamos a respaldar el gobierno del Presidente, muestra evidente del poco respaldo que han encontrado en el ciudadano al enfrentarse a las políticas y cambios que son impulsados por la 4T, es así que rechazan se realice el mismo.

Los siete millones de mexicanos que salieron a participar para votar por el juicio a los expresidentes demostró que en México el modelo democrático en el que los ciudadanos éramos vistos como simples votos y números, va quedando atrás y se transita al modelo participativo, en el que las naciones y gobiernos involucran de forma directa al ciudadano para la toma de decisiones y de esta forma el ciudadano es el que decide el rumbo que tomará el país.

La revocación de mandato resulta un paso hacia la democracia participativa, deberán implementarse otros cambios y herramientas como un cambio en el modelo de comunicación que ya vivimos, en el que el representante popular no depende la agenda dictada por los medios, ni está sometido a los mismos, sino que se respeta la libertad de expresión y se respeta el derecho de los medios de informar al mexicano. Los grandes cambios que se viven en México son rechazados por algunos cuantos, los resultados se verán reflejados con el paso del tiempo, si los mexicanos nos involucramos y participamos, se logrará un cambio en la vida pública del país.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias