13.8 C
Zacatecas
miércoles, 5 octubre, 2022
spot_img

■ Historia y Poder

Zacatecas, entre esperanzas y desmanes

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

El pueblo zacatecano hurga en su prodigiosa memoria en pos de descubrir el caudal que lo llena de energía y orgullo para seguir hacia adelante.

- Publicidad -

¿De dónde venimos y hacia dónde vamos? Venimos de la búsqueda incesante de las cuevas de Chicomostoc en donde a su paso las siete tribus chichimecas chiricahuas buscaron la senda del pueblo del quinto sol, venimos de las gestas heroicas de descubridores que pretendieron ir más allá del simple saqueo de los prodigiosos metales que nos daba la madre tierra, venimos de un pueblo minero que buscó en su fuerza de trabajo el sustento para sus familias, venimos de la noche oscura, y del hermoso amanecer. 

Vamos a donde el porvenir siempre nos prometió el decoro de las calles, el aire puro y la promesa siempre permanente de que en los hogares proletarios habría la paz y la tranquilidad que no se vende, se soslaya, se embrutece. Vamos al horizonte en donde unos y otros acordarán la desaparición de las clases sociales, la ignominia del hambre y el latrocinio, al reino de la música y la poesía y los fulgores de la casa chica. 

.- 1500 A.C. comandos indígenas militares de Teotihuacán mercan con indígenas del zacatecal la famosa turquesa, ellos les deja a ambos beneficios inmediatos.

.- 514 d.C. pueblos indígenas en la zona de La Quemada al noroeste de la capital de Zacatecas en Villanueva viven en comunidades agrícolas en donde el maíz, la calabaza, la caza furtiva de animales y aves son el sustento de su intento de civilización indígena.

.- 600 d.C. graves sequias en territorio zacatecano promueven la emigración en masa a otras zonas de la mesa central Mesoamericana, aún así, diversas naciones indígenas que hablan el náhuatl, el cascan, y el huichol permanecen altivas con graneros que les permiten dispensarse en las épocas aciagas.

.- 700 d.C más de mil familias provenientes de la mítica Axtlan, permanecen por más de 200 años en la cuevas de Chicomostoc a 200 km al noroeste paralelo 11º 23 del meridiano de Greenwich, su comportamiento es atípico pues directamente honran a dioses que le son extraños a los habitantes naturales de las praderas y zacatecales de nuestro territorio.

.- Unos y otros saben que su estadía no es, sino el peregrinar hacia el centro del país en donde el águila y la serpiente les dará la señal para la fundación de otras ciudades e imperios. Las profecías indígenas procuran al mismo tiempo difundir nuevos cultivos de maíz, la calabaza y la papa. 

.- Desde Nueva Galicia, hoy territorio de Guadalajara,  ávidos conquistadores son informados que nuestro territorio abunda la plata, el cobre, el estaño y hasta el oro a flor de tierra, es así que Juan de Tolosa, Cristóbal de Oñate, Diego de Ibarra y Baltazar Temiño de Bañuelos son alentados por la curiosidad, la ansiedad por nuevos senderos que los hiciere ricos. Es el 8 de septiembre de 1546 cuando se da la primera gran fecha importante en el encuentro entre indígenas zacatecos y la presencia de los conquistadores.

.- La resistencia no es tan fácil se calcula que hasta cien mil indígenas participaron activamente en contra de la presencia española, suscitándose variados combates en antiguas poblaciones zacatecanas como Nochistlán, Jalpa, Susticacán, Tepechitán, Tepetongo, Juchipila, Apozol, Apulco, Moyahua, Tlaltenango, en lo que se llamaría la famosa guerra del Mixton y que abarcaría Durango, Guadalajara, San Luis Potosí y Zacatecas.

.- Fue decisiva también la argucia de los conquistadores españoles quienes con miles de indígenas aliados incondicionales, armas novedosas y sobre todo valentía, en la que masacraron a cientos de indígenas sublevados.

.- Fue el indígena Xiconaque, quien de manera por demás amigable e inteligente, guío a Juan de Tolosa hasta el cerro de La Bufa en donde una congregación de indígenas zacatecos le indicaron los tiros de minas que posteriormente se llamarían San Bernabé, de la Plata, El Edén, El Bote, Cigarreros y que proporcionaron no solo el asombro de propios y extraños sino un caudal insospechado de plata, oro y otros metales.

.- Para ello fue necesario el repoblamiento de las ciudades, por lo cual fueron traídos trescientas familias tlaxcaltecas para que se confundieran y los indígenas zacatecos imitaran su estilo de vida, así como el trabajo forzado en las minas, la cría de ganado y la presencia de los franciscanos quienes empezaban la evangelización que le dio un giro civil y eclesiástico a las nacientes ciudades.

.- A cincuenta años de fundada nuestra ciudad ya se habían generado más de dos millones de pesos en plata y oro por mina, debido a lo fértil de los zacatecales había más de trescientas mil cabezas de ganado lo que enorgullecía a los conquistadores españoles y proporcionaba consumo interno y exportación a otras ciudades mexicanas.

.- La corona española otorga el título de ciudad el 27 de octubre de 1590, lo que hace que nuestra ciudad y estado llame la atención nacional y mundial en la que la construcción de calles y edificios suntuosos le dan vida y realce al naciente comercio y a la proliferación de escuelas, templos, vecinos…CONTINUARÁ….

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias