15.8 C
Zacatecas
jueves, 6 octubre, 2022
spot_img

Llama el presidente AMLO a reformar universidades públicas y combatir caciques

■ Puntualiza que tiene que manejarse el presupuesto de las universidades con más equidad, más eficiencia, evitar gastos superfluos

■ Es necesaria una reforma de las universidades públicas porque, en el caso de la zacatecana, ha estado subordinada “a tres caciques y un partido político”: Rodolfo García Zamora

■ Asegura que la reforma de la BUAZ está condenada al fracaso desde que el Rector Rubén Ibarra expresó “su epitafio de muerte” con: “la vamos a hacer con o sin universitarios”

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

Las universidades públicas deben ser objeto de una reforma que garantice un ejercicio eficiente de los recursos y erradicar la corrupción y la presencia de caciques, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia de prensa matutina celebrada este lunes.

- Publicidad -

“Hace falta una reforma al interior de las universidades públicas porque no hay equidad. Tiene que manejarse el presupuesto de las universidades con más equidad, más eficiencia, evitar gastos superfluos y, desde luego, sin corrupción. Hay hasta caciques que son como dueños de las universidades públicas”, expresó.

Al respecto, Rodolfo García Zamora, investigador de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), coincidió en que es necesaria una reforma de las universidades públicas porque, en el caso de la zacatecana, ha estado subordinada “a tres caciques y un partido político”.

En el caso de Zacatecas, “tenemos la experiencia de que desde 1996 hubo una propuesta de reforma y en el año 2000 hicimos un esfuerzo de una reforma integral en la que se planteaba una nueva organización por áreas y unidades académicas, pero la realidad es que esta Universidad, durante 30 años, ha estado subordinada a un grupo político, a un partido definido, que se ha convertido en un semillero de activistas, diputados, senadores y operadores políticos”.

Sin embargo, dijo que nunca se tomó con seriedad la reforma del año 2000 y, ahora, “de espaldas a la comunidad universitaria, se pretende promover una reforma vertical, unilateral y al margen de la comunidad. Incluso, el Rector ha llegado al extremo de decir que con universitarios o sin universitarios se va a hacer la reforma. Esto refleja una profunda crisis institucional”.

García Zamora recordó que en los últimos dos años, la Rectoría recibió apoyo presupuestal por el respaldo político del partido que tradicionalmente ha controlado a la Universidad y existe el compromiso de que la BUAZ debe hacer un proceso de transformación en el Contrato Colectivo de Trabajo a cambio de que le otorguen apoyo presupuestal para el próximo año.

Por tanto, aseguró que “esta reforma enlatada” está condenada al fracaso desde que el Rector Rubén Ibarra Reyes, expresó “su epitafio de muerte” con: “la vamos a hacer con o sin universitarios”.

Comentó que la reforma universitaria se elaboró desde hace cuatro años y para legitimarla se ha contratado una gran cantidad de personas, pero “en realidad no es la reforma universitaria que requiere el estado”.

Contrario a ello, García Zamora opinó que se necesita de una reforma que involucre a los 200 académicos pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores y que se aprovechen todas las unidades académicas en el desarrollo del estado.

“Lo que están haciendo es una estrategia política: hacer esta simulación de reforma universitaria sin los universitarios, entregar el documento en octubre o noviembre y tratar de negociar un presupuesto para sobrevivir el 2023”, indicó.

En este contexto en que el estado de Zacatecas carece de conducción, con un gobierno que no tiene ningún proyecto estratégico y con un gabinete muy débil, afirmó que “más que nunca se requiere la reforma integral universitaria, tanto al interior de la BUAZ, como para que se libere todo el potencial que tienen todas las unidades académicas”.

En ese sentido, dijo que en la Universidad hay por lo menos tres caciques que la controlan: “uno de ellos ha transitado en diferentes dependencias electorales, judiciales y ahora fue integrado al equipo de David Monreal, un prominente diputado federal y otro ex rector”.

De acuerdo con García Zamora, “son tres caciques políticos que, durante 30 años, son los que han estado definiendo el rumbo, la crisis institucional y el hundimiento de esta Universidad. Si no somos capaces de hacera un lado a este cacicazgo de tres cabezas de la BUAZ, esta reforma que están haciendo está condenada al fracaso”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias